Ibex: ¿Qué niveles vigilar en este inicio del año tan volátil?

Ibex: ¿Qué niveles vigilar en este inicio del año tan volátil?

La Bolsa española ha comenzado al alza pero con mucha volatilidad y las mismas dudas que pasaron factura al mercado el año pasado

JOSÉ JIMÉNEZMadrid

La Bolsa española ha comenzado el año instalada en la volatilidad. Si el Ibex-35 se anotó un 0,12% el miércoles tras llegar a caer cerca de un 2%, el jueves perdió un 0,31% pero el viernes rebotó con mucha fuerza. Imposible saber por dónde tirará el mercado. La única certeza es que los mismos escollos que provocaron una caída del selectivo del 15% en 2018, son los que siguen atenazando al mercado. Y el más grave de todos los problemas se llama miedo a la ralentización económica global, como así mostró el miércoles (primer día hábil de negociación) el PMI de manufacturas de China, que entró en territorio de contracción, algo que no sucedía desde mayo de 2017. Y solo un día después, Apple tumbaba a las bolsas mundiales tras desplomarse un 9%, después de anunciar una rebaja de previsiones también por culpa de la menor actividad en el gigante asiático. Ambos factores, junto con el ruido temporal que ha provocado la intervención del banco italiano Carige por parte del BCE, han propiciado un inicio de sesión incierto y muy volátil, en el que el Ibex-35 se ha empleado a fondo para cerrar la semana con alzas del 0,8%, aunque algunos días llegó a desplomarse más de un 2% en el intradía.

La opinión de los expertos

Sergio Ávila - IG.
«La tendencia en el mercado español es bajista y apunta a que seguirá así»

La noticia más inquietante es que la volatilidad, que siempre es sinónimo de riesgo, parece que ha llegado para quedarse, al menos a corto plazo. «No me sorprende el comienzo del año y lo que cabe esperar es más volatilidad», dice Nicolás López, director de Inversiones de M&G Valores. Al fin y al cabo, problemas como la «guerra comercial, el 'brexit' o la desaceleración económica global» siguen ahí, apunta López. Para Josep Codina, analista de INVERSIÓN & Finanzas.com, tampoco ha habido sorpresas en este arranque del año, «al menos en cuanto a lo que la volatilidad se refiere, ya que las incertidumbres no han variado con el cambio de año y el foco en China y en los datos macroeconómicos va a primar en el ejercicio», explica. También lo tienen claro los expertos de Renta 4 Banco, que prevén para este año una «volatilidad al alza en un entorno de menor liquidez», con la Fed y el BCE aplicando una política monetaria más restrictiva.

¿Seguirán los avances?

Lo cierto es que la Bolsa española se había presentado a la cita con la primera sesión de 2019 exhibiendo un cierto halo de optimismo, después del tímido avance del 0,5% visto en Nochevieja. Pero todo fue un espejismo, porque las tres primeras sesiones de 2019 han estado dominadas por la volatilidad. «Habíamos tenido un rebote previo a fin de año con poco volumen, un rebote técnico motivado por Wall Street. A pesar de ello, la tendencia en el mercado español es bajista y todo hace apuntar a que seguirá siendo así, al menos a corto plazo», dice Sergio Ávila, analista de IG. Tanta era la sobreventa acumulada, que el Ibex-35 rebotó este viernes con una extraordinaria fuerza, gracias a la excusa de unos buenos datos en China para el PMI de Servicios y el avance en las negociaciones para poner fin al cierre del Gobierno Federal en EE UU. La cuestión es si ahora el selectivo español será capaz de seguir con los avances o serán las caídas y la volatilidad las que marquen la pauta en las próximas sesiones.

Las incertidumbres no han variado con el cambio de año y va a primar el foco en China

Desde el punto de vista técnico, el camino que viene por delante no es sencillo y pasa por superar con solvencia los niveles de cierre del pasado viernes. «Tiene bastantes zonas de resistencia a superar y de forma más inmediata está el nivel de los 8.650 puntos, que sería el primer nivel para intentar validar un rebote», dice Codina. Pero para pensar en algo más allá «le quedarían también los 8.800 puntos, por confluencia de niveles y después los 8.950 puntos de los máximos relativos anteriores», asegura el analista de INVERSIÓN & Finanzas.com. La clave para intentar ver algo positivo «está en la superación de con intención y de forma consistente del nivel de los 9.250 puntos en cierre semanal», explica Codina.

Para José Luis Herrera, analista de CMC Markets, el Ibex, en el muy corto plazo, se está batiendo con la directriz bajista que empieza en diciembre y está en niveles de los 8.580 puntos, sin olvidar que «hay un hueco no cubierto el pasado día 20 de diciembre, en niveles de 8.770 puntos. Esta es «la resistencia más importante en el corto plazo», asegura Herrera. Si sale airoso y puede con los 9.250 puntos, Codina considera que «se abren las opciones de volver a entrar en un escenario lateral que se confirmaría por encima de las 9.650 puntos», y por encima de este nivel, el sesgo «pasaría a ser positivo a medio plazo y podría hablarse del fin de la corrección», argumenta Codina. En la misma línea, Eduardo Bolinches, director de escueladetradingyforex.com opina que «lo peor habría quedado atrás si el Ibex es capaz de superar los 9.270 puntos».

Soporte: 8.200 puntos

Estos son los niveles que el Ibex-35 debería superar para poder pensar en un arranque de año tranquilo y alcista. Sin embargo, la palabra de moda este año entre los analistas es volatilidad, lo que implica que el indicador de la bolsa española puede hacer aguas a nada que empeoren los datos macro, se tuerzan las negociaciones entre China y Estados Unidos o el 'brexit' traiga alguna mala noticia. Así las cosas, metidos en un escenario bajista, los analistas técnicos coinciden en señalar que hay una zona crítica de soporte en el entorno de los 8.200 puntos. «Tiene un rango de soporte significativo entre los 8.200-8.000 puntos para este arranque de año. Si lo cede hay una zona débil en los 7.800 puntos que también puede actuar de soporte, pero la clave estará en la zona de mínimos de 2016 sobre los 7.650 puntos», apunta Codina. Este es el nivel clave que marca la entrada a un escenario correctivo a medio plazo, con un objetivo mínimo en la referencia de los 6.500 puntos.

«Y por ahora no podemos descartar para nada este escenario que tiene unas buenas probabilidades asignadas con la estructura técnica actual», asegura el experto de INVERSIÓN. A este respecto, Eduardo Bolinches considera que hay «un cúmulo de soportes entre los 8.200 y los 8.300 puntos», pero cuidado porque de perderse, el siguiente escalón serían los 7.875 puntos, donde el Ibex estaría ya agarrándose a «un clavo ardiendo para evitar caer a los niveles 'pos-brexit' de los 7.580 puntos», dice Bolinches. Una opinión muy parecida tiene Sergio Ávila cuando apunta que «el nivel de soporte a corto plazo son los 8.285 puntos.

De ver un cierre diario por debajo de dicho nivel, la siguiente referencia la tendríamos en los 8.015 puntos». Y a juicio de José Luis Herrera, el soporte más relevante está también en la zona de los 8.280-8.300 puntos, aunque este experto opina que, en primera instancia, no es un nivel que sea «fácil de romper a la baja, por lo que al margen de puntuales perforaciones, la zona es de importante soporte y podría servir de suelo para el corto/medio plazo». En definitiva, todos los expertos consultados coinciden en que el peligro está ahí, en la estrecha franja que va desde los 8.200 a los 8.300 puntos.