El Ibex-35 aguanta sobre los 9.200 puntos pese a la guerra comercial y los resultados

El Ibex-35 aguanta sobre los 9.200 puntos pese a la guerra comercial y los resultados
EFE

El indicador ha llegado a caer más de un 1% perdiendo el nivel de los 9.200 puntos, pero ha reaccionado alejándose de mínimos hasta sustentar dicha cota.

RAÚL POZA MARTÍNMadrid

El principal indicador de la Bolsa española, el Ibex-35, vuelve a verse afectado por la guerra comercial, con la caída de los valores cíclicos con las acereras como protagonistas, en una jornada donde la banca ha vuelto a sufrir un nuevo recorte de recomendaciones y precios objetivos por parte de firmas de inversión. Pese a ello, el sector ha cerrado en tono mixto con CaixaBank y Sabadell entre los pocos valores del Ibex que han acabado en verde. Con todo, el Ibex 35 ha retrocedido un 0,63% hasta los 9.225,7 puntos.

Además, este jueves se ha unido a las malas noticias para el indicador, ACS. La constructora ha sido el peor valor de la sesión, caída del 4,17%, muy dañada por los resultados de una de sus filiales estrella, la australiana Cimic, que ha presentado unos resultados decepcionantes para el mercado. Aunque aumentó su beneficio un 1,1% durante los seis primeros meses del año y comparado con el mismo periodo del ejercicio pasado, el mercado esperaba más y sus títulos se hundieron esta madrugada en el mercado australiano un 18,94%.

Detrás de ACS se han colocado Indra, con un retroceso del 4,17%; Mediaset, un 3,07%; ArcelorMittal, un 2,48%, y Cie Automotive, un 2,38%. Mientras que las mayores subidas del Ibex han sido para MásMóvil, un 1,45%; Inditex, un 1,33%; Grifols, un 1,19%; Endesa, un 1,05%, e Iberdrola, un 0,47%.

En el resto de principales plazas europeas la Bolsa de Fráncfort ha arrastrado a la mayoría de selectivos después de conocerse resultados decepcionantes de empresas alemanas como Deustche Bank o SAP. Así, Fráncfort ha retrocedido un 0,92%; París, un 0,38%; Londres, UN 0,56%, y Milán se ha salvado con una testimonial subida del 0,05%.

En general, la guerra comercial comienza a quitar por completo el protagonismo a la temporada de resultados empresariales. La creciente agitación generada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al apuntar que podría romperse la tregua comercial en cualquier momento puesto que aún queda mucho para alcanzar un acuerdo con Pekín, crea cada día más nerviosismo entre los inversores.

Para añadir más presión, y además de la amenaza de volver a lanzar aranceles a productos chinos, Estados Unidos y Pekín vuelven a enseñar las uñas por Huawei. La tecnológica china para convertirse en el gran escollo para el acuerdo, a no ser que una simple empresa sea la excusa para no lograr un fin común superior a problemas empresariales. Tanto la Bolsa de Nueva York como los mercados asiáticos vuelven a padecer los problemas comerciales.

Los bancos en el punto de mira

Con todo, no hay que olvidarse de las cuentas de las empresas. La gran banca estadounidense ya ha presentado sus cifras, la mayoría muy positivas, pero no terminaron de convencer al mercado. Fueron unos resultados sólidos, según los expertos, pero los inversores no les hicieron mucho caso. Hay que reconocer que las entidades estadounidenses lograron buenas cifras pese a la política de tipos de interés, por lo que una bajada de tipos sería aún más perjudicial. Pero se da por descontada después de que ayer las conclusiones del Libro Beige de la Fed dejase bien clara la medida. Hoy, en Europa, Deustche Bank ha dado a conocer que ganó un 26% menos hasta junio y los inversores ya miran con preocupación al resto de entidades de la zona euro.

En el caso de las españolas no van a llegar en la mejor de las posiciones a sus resultados. Si ayer fueron Deutsche Bank y Barclays las que realizaron bajadas de precios objetivos y recomendaciones, hoy ha sido UBS la que ha metido la tijera retirando la recomendación de comprar a CaixaBank y Santander y bajando a «vender» la recomendación sobre Bankinter y Bankia.

De otros resultados destacar en Estados Unidos la decepción de los de Netflix en cuanto a captación de clientes, con un retroceso en bolsa del 12%, y en Europa también por el lado negativo en cuentas y cotización el fabricante alemán de software SAP y la tienda de ropa online Asos.

Caída del petróleo

El barril de crudo de Brent, referencia para Europa, se hundía más de un 3% con los mercados europeos cerrados, hasta los 61,7 dólares, afectado por la guerra comercial.

El oro sigue en su escala alcista con tintes históricos y el precio de la onza se mueve a cierre de mercados en Europa en los 1.426 dólares. La moneda comunitaria, el euro, se cambia por 1,1225 unidades de dólar y cotizaba plana.

La rentabilidad del bono español a diez años se sitúa en el 0,395% con la prima de riesgo en 72 puntos básicos.

Claves de la sesión:

-La guerra comercial le está restando protagonismo al Ibex-35.

-El sector bancario se coloca como protagonista tanto por resultados, como por políticas de tipos de interés y recortes de recomendaciones.

-Los resultados de las empresas alemanas disgustan a toda Europa.