El Ibex gana un 0,81% y se queda a las puertas de los 9.800 enteros

La Bolsa de Madrid./
La Bolsa de Madrid.

Abengoa y el Santander impulsan al selectivo, mientras la prima de riesgo se coloca en 116,7 puntos básicos

CRISTINA VALLEJO MADRID

Tres activos llamaron nuestra atención el primer día de la semana. En primer lugar, el Santander, que se decidió por el rebote. Al cierre, subía un 2,72%, para dar un último cambio en los 6,05 euros. Ello, debido, seguramente, a lo mucho que había caído. Pero, también, al éxito de su ampliación de capital: pretendía levantar 7.500 millones de euros y pudo haber captado hasta 11.000. Y, además, porque uno de los que fue a la operación fue el especulador George Soros, que compró 500 millones en acciones de la entidad que preside Ana Botín.

El rebote del Santander hizo posible un cierre al alza en el Ibex -35. El indicador se anotó un 0,81%, para dar un último cambio en los 9.797,50 puntos. Aunque, como viene siendo habitual en las últimas sesiones, no hizo un camino lineal. Durante la primera parte de la sesión, sus números verdes estuvieron claros. El índice se mantenía por encima de los 9.980 puntos durante toda la jornada e incluso atacaba y superaba los 9.850 puntos. Pero la apertura de la Bolsa de Nueva York en negativo acabó con los números verdes. El índice estuvo media hora en negativo, para volver a entrar en verde a las cuatro de la tarde.

Esa caída repentina del Ibex -35 tuvo que ver con la apertura de la Bolsa de Nueva York a la baja, afectada por la caída sin freno del petróleo. Ése es el segundo activo que reclamó de nuevo su atención el lunes. Cerca de un 5% perdía el barril de Brent, de referencia en Europa, hasta situarse en los 47,71 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, retrocedía cerca de un 4%, hasta los 46,43 dólares. Al crudo le afectaron las declaraciones del príncipe saudí Alwaleed, que afirmó que el precio del barril no volverá nunca más a los 100 dólares. También, las opiniones de Goldman Sachs, firma que considera que el precio del crudo continuará bajando a corto plazo. Ve al barril de Brent desinflarse hasta los 42 dólares en los próximos tres meses y hasta los 41 dólares en el caso del West Texas. Goldman Sachs no sólo alerta sobre la caída del precio del crudo. También sobre las consecuencias en términos de inversiones.

Wall Street no celebra la caída del precio del petróleo y que ello le dé margen a la Reserva Federal norteamericana para subir los tipos de interés. También podría retrasar el momento de subida del precio del dinero el hecho de que, pese a que el paro en EE UU esté bajando rápido, como se demostró el viernes con la publicación del informe oficial de empleo del mes de diciembre

Los grandes índices europeos suben más

Al selectivo español le ganaron en rentabilidad tres de los grandes índices europeos: el Dax alemán, que subió un 1,38%; el Cac 40 francés, que se anotó un 1,18%; y el Ftse Mib de Milán, que ganó un 0,95%. También la Bolsa griega, que se anotó un 3,78%. En cambio, el PSI-20 de Lisboa apenas ganó un 0,40%, mientras que el Ftse 100 británico se mantuvo plano respecto al cierre del viernes. El peor fue el índice moscovita que, por la caída del precio del crudo, retrocedió un 3,32%.

El Ibex -35 cerró finalmente al alza, además de por el apoyo del Santander, por la fortísima subida de Abengoa, que se disparó un 17% en la sesión y ya acumula una revalorización en el año del 44%. La última subida se produce después de que el viernes consiguiera un contrato en México de 1.312 millones de euros. A continuación se situó Sacyr, con una subida del 3,43%. Mediaset y FCC ganaron más de un 2%. Más de un 1% se anotaron Amadeus, Ferrovial, Endesa y Telefónica. Entre los grandes valores, subidas para BBVA, que ganó un 0,79%, mientras que Inditex subió un 0,64%.

En negativo, Indra fue el peor, con un recorte del 3,27%. A continuación, ArcelorMittal, que se dejó un 2,83%. Gas Natural y Gamesa cerraron con pérdidas de más de un punto porcentual. Repsol, que durante gran parte de la sesión se mantuvo en verde, no pudo aguantar la presión del crudo y al cierre retrocedía un 0,62%.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, a las acciones "B" de Abengoa, las que cotizan en el Ibex -35, les superaron las "A", que subieron un 17,68%. Después se colocaron Urbas y Renta Corporación, con ganancias de más de un 6%. En negativo, Baviera e Inypsa fueron los únicos valores que perdieron más que Indra. Retrocedieron un 3,85% y un 3,70%, respectivamente.

El euro y las primas de riesgo, a la baja

El tercer activo importante en la sesión de ayer fue el euro. Amenazó con, de una vez por todas, abandonar el nivel de 1,18 unidades. Tocó mínimos del día en 1,1786 unidades. Pero en el último tramo de la sesión rebotó ligeramente y se volvió a colocar por encima de esa cota, en 1,1823 unidades.

En el mercado de deuda, las primas de riesgo se estrecharon. La de España, desde los 123 hasta los 117 puntos básicos, por la rentabilidad del bono español a diez años bajó desde el 1,72% hasta el 1,65%. La del bono alemán también bajó, aunque muy poco: desde el 0,48% hasta el 0,47%. Bajaron, en realidad, las rentabilidades de todas las deudas. También la de la deuda griega. En su plazo a diez años, cayó por debajo del 10% y la prima de riesgo, de los 900 puntos básicos.

Por tanto, pese a la reducción de la aversión al riesgo que se observó en los mercados, por la compra de activos de riesgo tanto en renta fija como en renta variable, también se percibió cierta apuesta por títulos más defensivos. Por eso vimos compras en la deuda alemana, descontando el riesgo deflacionista, y también subida del precio del oro. El precio de la onza avanzó medio punto porcentual, para consolidarse por encima de los 1.200 dólares la onza.