La subida de la última sesión reduce los números rojos de octubre

El selectivo español termina el mes de octubre con un descenso del 3,21%, hasta los 10.477,80 puntos

CRISTINA VALLEJO MADRI

Sólo Estados Unidos y Japón han dado esquinazo a las pérdidas en el mes que termina. Los índices de Wall Street rondando el 2% en el caso del Dow Jones y del S&P 500 y del 3% en el caso del Nasdaq. Con esos avances se encuentran prácticamente en niveles récord.

El nipón, con una subida del 4,49%, que se explica únicamente por lo sucedido en la última sesión de octubre, cuando su banco central ha decidido aumentar los estímulos monetarios, ante la debilidad del crecimiento y el escaso ímpetu de la inflación. En la sesión del viernes, el índice Nikkei de Tokio se anotó un 4,83%.

noticias relacionadas

En cambio, en el Viejo Continente, las pérdidas han sido generalizadas. El recorte más importante, el del Ftse Mib de Milán, que ha sufrido un descenso del 5,30%, seguido del registrado por el Cac 40 francés, que se dejó un 4,15%. El Ibex-35, por su parte, se ha dejado un 3,21% y el Dax alemán, un 1,56%.

Aunque podía haber sido mucho peor. Pongámonos en el caso del Ibex-35. El índice marcó su nivel más bajo en los 9.669 puntos en un momento, el 16 de octubre, en el que parecía que las caídas no iban a tener fin. Afortunadamente, el índice se dio la vuelta y comenzó a conquistar posiciones casi ininterrumpidamente desde entonces. Ayer dio un último cambio en los 10.477,80 puntos, tras avanzar un 2,09%. La inyección de Japón tuvo mucho que ver en las subidas registradas en la sesión del viernes por parte de los índices europeos. Entre ellos, mejor incluso que el Ibex-35, el Ftse Mib de Milán, que subió un 3,07%. También el Dax alemán y el Cac 40 francés, que subieron un 2,33% y un 2,22%. El avance del PSI-20 de Lisboa se quedó a las puertas de los dos puntos porcentuales.

Gamesa se dispara e Indra se hunde

En cuanto a valores, en la jornada de ayer, Gamesa encabezó los ascensos, con una revalorización del 6,93%. A continuación, IAG, que ganó cerca de un 5%, tras hacer públicas sus cuentas del tercer trimestre, mientras que Abengoa subió un 4,73%. BME, que también presentó resultados, y OHL avanzaron más de un 3%. Y más de un 2% se anotó un buen puñado de valores, entre ellos, varios de los grandes: Santander, Telefónica y BBVA. Repsol rozó el 2%. Iberdrola se tuvo que conformar con un avance del 1,77%.

En negativo, Indra fue el valor que más cayó, con un fuerte descenso cercano al 9%, un día después de haber presentado sus cuentas, mientras que el Popular cedió un 5,58%, en la jornada en que presentaba sus resultados. A continuación, FCC, que se dejó un 0,91%, mientras que Bankinter y Jazztel retrocedieron un 0,66% y un 0,08%.

En el Mercado Continuo, ningún valor ganó a Gamesa. Y en rojo, ninguno a Indra. Tras el fabricante de aerogeneradores se colocó Ence, con una subida del 6,81%. Y tras la tecnológica, Codere, con una caída del 6,82%.

En el mes de octubre, IAG encabezó los ascensos, con una subida del 10,52%. A continuación, Viscofán, que ganó cerca de un 8%, mientras que Abertis y Ferrovial avanzaron más de un 6%. En negativo, cinco valores registraron descensos de más de dos dígitos: Indra, Abengoa y Sacyr sufrieron recortes de alrededor de un 20%, mientras que OHL y Dia se dejaron un 12% y un 10%, respectivamente.

En la agenda de la sesión, en la zona euro la referencia más importante vino de la mano del IPC adelantado del mes de octubre, cuando se colocó en el 0,4% en tasa interanual, una décima por encima de la cifra del mes anterior.

En Estados Unidos volvimos a tener buenas referencias. Por ejemplo, el índice de confianza del consumidor que elabora la Universidad de Michigan y cuya lectura definitiva para el mes de octubre subió desde los 86,4 puntos hasta los 86,9 por sorpresa. Además, el índice manufacturero de Chicago del mes de octubre también batió expectativas al avanzar desde los 60,5 hasta los 66,2 puntos, cuando los analistas habían pronosticado que se situaría en los 60 puntos. Quizás una lectura algo más negativa proporcionaron los datos de ingresos y gastos personales. Los primeros apenas avanzaron un 0,2%, frente al 0,3% esperado; mientras que los segundos cayeron un 0,2% por sorpresa.

El precio del oro no encuentra su suelo

En el mercado de materias primas, lo más relevante fue la fortísima caída del oro: retrocedió un 3,06%, para colocarse en los 1.172,8 dólares la onza. Pero también siguió bajando el crudo. El barril de Brent, de referencia en Europa, se dejó un 1,22%, hasta los 85,19 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, cayó un 1,17%, hasta los 80,17 dólares. El Brent comenzaba el mes de octubre cambiándose por casi 95 dólares; y el West Texas, por algo más de 91 dólares. El oro, por su parte, ha recortado desde los 1.215 dólares la onza en el último mes.

En el de divisas, el euro bajó ayer un 0,60%, hasta el nivel de 1,2537 unidades, un poco por debajo de 1,2631 dólares por euro en que se situaba el tipo de cambio el 30 de septiembre.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo de España en la sesión de ayer bajó desde los 131 hasta los 124 puntos básicos. La rentabilidad del bono español a diez años, desde el 2,16% hasta el 2,08%. La del bono alemán también retrocedió: desde el 0,85% hasta el 0,84%. Pero la de su comparable estadounidense repuntó desde el 2,31% hasta el 2,33%. La rentabilidad del bono americano comenzaba el mes en el 2,5%. Pese al riesgo de subida de tipos en Estados Unidos, los tipos de la deuda bajan, ante los riesgos persistentes en los mercados.

En el caso de la deuda alemana, la rentabilidad del diez años comenzó octubre muy cerca del 1% y, por a poco, por la misma razón que la estadounidense, ha ido debilitándose. Y la rentabilidad de la deuda española ha retrocedido desde niveles del 2,23%, aunque ha estado bastante volátil entre el 2,05% por abajo y el 2,40% por arriba en los peores momentos del mes.