El rebote se asienta

Paneles de la Bolsa de Madrid /
Paneles de la Bolsa de Madrid

El Ibex-35 cerró la sesión con un avance del 0,82%, para dar un último cambio en los 10.333,70 puntos

CRISTINA VALLEJO madrid

Dudas entre los números rojos y los verdes que terminó de resolver Estados Unidos y las buenas referencias económicas que se conocieron en la sesión de ayer. El indicador de indicadores, que mide la salud global de la economía americana, creció en septiembre un 0,8%, por encima del 0,7% estimado por los analistas, aunque después de haberse revisado a la baja la cifra del mes anterior, al caer desde el 0,2% hasta el 0%. También mejor de lo esperado tanto el índice de actividad de la Fed de Chicago como el índice de precios de la vivienda.

El índice de gestores de compras del sector manufacturero estadounidense continúa holgadamente por encima de los 50 puntos, en los 56,2, pero por debajo de los niveles estimados por los analistas, que lo situaban en los 57 puntos. Y también algo peor de lo previsto el número de solicitudes iniciales de subsidio de desempleo, que se situó en los 283.000, por encima de las 281.000 estimada por los analistas. Aunque, posiblemente, lo que de verdad animó a los inversores a comprar Bolsa fue que las empresas a las que ayer tocaba rendir cuentas al mercado, 3M y Caterpillar, batieron expectativas con sus resultados.

Tanto los datos económicos de Estados Unidos como las cuentas de sus empresas se sumaban a las buenas referencias publicadas en el Viejo Continente. Ayer se conocieron los índices de gestores de compras de los sectores manufacturero y servicios y batieron expectativas. El del sector industrial, mejoró desde los 50,3 hasta los 50,7 puntos, cuando los analistas esperaban que cayera por debajo de los 50 puntos. Ello fue posible gracias al renovado ímpetu alemán, qe volvió a colocarse en terreno expansivo, por encima de los 50 puntos contra todo pronóstico. El del sector servicios se mantuvo en los 52,4 puntos contra todo pronóstico, dado que los expertos esperaban que cayera hasta los 52 puntos. El índice compuesto, con ello, también batió expectativas, al situarse en los 52,2 puntos, cuando los expertos habían previsto que se situara en los 51,5 puntos.

También mejoró contra pronóstico el índice de confianza del consumidor en la zona euro desde -11,4 hasta los -11,1 puntos, cuando los analistas habían pronosticado un deterioro hasta los -12 puntos. Estos indicadores ayudan a reducir los temores a una tercera recesión en la zona euro.

En España, la referencia más importante vino de la mano de la Encuesta de Población Activa, que reveló una caída de la tasa de paro desde el 24,47% hasta el 23,67%, cuando los analistas habían previsto que se situara en el 24,10%. Ha habido análisis muy optimistas respecto a esta estadística, pese a que también refleja una reducción de la población activa.

El Cac y el Dax encabezan los ascensos

El índice al que más le cundieron las buenas noticias fue al Cac 40 francés, que se apuntó un 1,28%. A continuación se situó el Dax alemán, que avanzó un 1,20%. El Ftse Mib de Milán, mientras, avanzó un 0,88%. El Ibex-35, por su parte, ganó un 0,82%, para dar un último cambio en los 10.333,70 puntos. El Ftse 100 británico, mientras, subió un 0,30%. La Bolsa británica no le pudo sacar tanto partido al generalizado buen tono bursátil debido a la decepción propinada por sus cifras de ventas minoristas, así como al optimismo empresarial, que bajó más de lo esperado.

En el selectivo español, Mediaset encabezó los ascensos, con una revalorización del 4,28%, muy posiblemente contagiada por la buena acogida que tuvieron las cuentas de Atresmedia, pese a colocarse por debajo de lo previsto por los analistas. A continuación, IAG, que ganó un 3,33%. Bankinter subió cerca de un 2%, también después de hacer públicos sus resultados del tercer trimestre. Después, Bankia, que hace públicas sus cuentas del tercer trimestre el viernes y se anotó un 1,92%. Entre los bancos, subidas de más de un 1% también para CaixaBank. Y, entre los grandes, para Telefónica.

En negativo, únicamente cinco valores. Indra fue el que más bajó, con un descenso del 3,84%. A continuación, OHL, que se dejó un 1,55%. Dia, Técnicas Reunidas y Acciona completaron la lista de valores en negativo. Buenos síntomas en la deuda, en las materias primas y en la volatilidad

En el mercado de deuda, la prima de riesgo de España bajó con fuerza desde los 136 hasta los 129 puntos básicos. La rentabilidad del bono español a diez años retrocedió desde el 2,23% hasta el 2,19%. La del bono alemán a ese mismo plazo, en cambio, subió: desde el 0,86% hasta el 0,90%. Este último es el síntoma de que ha mejorado la percepción sobre la situación económica europea. Pero hay que seguir prestando atención a la deuda griega. Ayer, la rentabilidad del bono heleno a diez años subió desde el 7,36% hasta el 7,49%.

En el mercado de divisas, el tipo de cambio entre el euro y el dólar se mantuvo por encima del nivel de 1,26 unidades. En el mercado de materias primas, fortísimo rebote de las materias primas. El barril de Brent, de referencia en Europa, avanzó un 2,28%, hasta los 86,64 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, ganó un 1,61%, hasta los 81,82 dólares. En cambio, el precio del oro cayó con fuerza, un 1,36%, hasta los 1.227 dólares la onza, síntoma de que los inversores no quieren refugios. Al menos, de momento. Otra cosa es si esta situación durará, si se prolongará en el tiempo. Pero estamos viendo lo que los analistas pedían para que fueran posibles las subidas: buenos resultados y mejora de los datos macroeconómicos, fundamentalmente donde estaban siendo más débiles, en Europa.

En los mercados, además de ver cómo suben las rentabilidades de los bonos "core", como bajan los de los de la periferia, cómo rebota el petróleo y cómo baja el oro, también vimos una corrección del Vix, que mide la volatilidad del S&P 500, hasta niveles del 16%.