El Ibex salva el mes de agosto

Interior de la Bolsa de Madrid /
Interior de la Bolsa de Madrid

Cierra la sesión en 10.728,80 puntos y la prima de riesgo se coloca en 134,9 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 2,236%

CRISTINA VALLEJOMADRID

Termina un mes, el de agosto, que ha sido mejor para Estados Unidos que para Europa. De hecho, para Wall Street, en particular para el S&P 500, el mes de agosto ha sido el mejor desde el de febrero. Mientras el Dow Jones y el S&P 500 han acumulado en las cuatro últimas semanas una rentabilidad de más de un 3% y el Nasdaq, de más de un 4%, ha habido índices en Europa, en particular el Ftse Mib de Milán y el PSI-20, que han sufrido pérdidas. El indicador de Milán y el de Lisboa no se recuperaron del todo del recorte sufrido a principios de mes, pese a la intensidad que ha tenido el rebote después. Y el Ibex-35, por poco, puesto que cierra agosto con un mínimo avance del 0,20%, insuficiente para recuperar el 1,98% perdido en el mes previo. Con ello, julio sigue siendo el único mes del año en negativo. Pero ha habido casos de verdadero éxito en Europa este mes de agosto, como el Cac 40 francés, que ha ganado más de un 3%, gracias, sobre todo, a lo sucedido en la última semana: el cambio de Gobierno (o destitución de los ministros contrarios a las políticas de austeridad) ha entusiasmado a los inversores.

Aunque el verdadero artífice del rebote de las Bolsas europeas fue Mario Draghi. Al principio, por pura especulación: los malos datos económicos que se publicaron a principios de mes, sobre todo los procedentes de Alemania, hicieron pensar en que el Banco Central Europeo por fin aceptaría desempeñar un papel más activo. Después, se confirmaron los rumores con su discurso de hace una semana en la reunión de banqueros centrales celebrada en Jackson Hole (EE.UU.), aunque será el día 4 de septiembre cuando verdaderamente se enfrente a la prueba de fuego de los mercados. ¿Será entonces cuando tome decisiones nuevas de verdad? Seguramente, no, pero dará más detalles de las decisiones que tomó en junio y procurará que los inversores mantengan las ilusiones en actuaciones de mayor calado.

Abengoa lidera las subidas de agosto

En el selectivo español, Abengoa ha sido el valor más rentable de agosto, con una subida de cerca de un 10%, seguido de IAG, que ganó un 8,63%, mientras que Grifols avanzó un 4,76%. Popular y Dia ganaron más de un 3%. El valor más castigado, FCC, con un descenso del 12,5%. A continuación, BME, con una caída del 7,37%. Amadeus retrocedió más de un 4% en el año. ArcelorMittal, Abertis, Bankinter y ACS, más de un 2%.

La última sesión del mes de agosto, que para muchos es también el último día de vacaciones de verdad, no fue de trámite. Al contrario. Tuvimos un montón de datos a los que prestar atención e interpretar.

En el Viejo Continente, la referencia más importante vino de la mano del dato de inflación: de acuerdo con el dato adelantado, se situó en el 0,3%, en tasa interanual, según lo esperado, aunque una décima por debajo del nivel en que se situaba en julio, alimentando la posibilidad de una mayor actuación del Banco Central Europeo. La tasa de paro se mantuvo en el 11,5%. Y las ventas minoristas decepcionaron en Alemania y en España volvieron a decrecer en el mes de julio. En España, además de las ventas minoristas, conocimos el déficit del Estado, que se colocó en el 3,08%, frente al 3,60% de hace un año.

En Estados Unidos, referencias mixtas. En la parte mala, las referencias de ingresos y gastos personales, porque mientras los primeros aumentaron menos de lo esperado, los segundos cayeron por sorpresa. Pero el índice manufacturero de Chicago subió mucho más de lo esperado y el índice de confianza del consumidor que elabora la Universidad de Michigan se revisó al alza desde los 79,2 hasta los 82,5, cuando se esperaba que se colocara en los 80 puntos.

Este mix de datos no fue negativo para los mercados. De hecho, los principales índices cerraron la jornada en positivo. El PSI-20 de Lisboa terminó el día con una revalorización del 0,60%. Muy cerca se situó el Ftse Mib de Milán. El Cac 40 francés ganó un 0,34% y el Ftse 100 británico, un 0,20%. Prácticamente planos quedaron el Dax alemán y el Ibex-35. El selectivo español apenas se anotó un 0,06%, para dar un último cambio en los 10.728,80 puntos.

El Ibex-35, salvo alguna incursión alcista, se mantuvo plano durante prácticamente toda la sesión hasta que comenzaron a publicarse datos procedentes de Estados Unidos. Una hora y media antes del cierre marcó mínimos en los 10.615 puntos, pero rebotó para terminar prácticamente plano. Siguió prácticamente al milímetro la evolución de los índices estadounidenses. Así, el S&P 500 marcó mínimos justo cuando lo hacía el selectivo español, para emprender la carrera alcista y, al poco de cerradas las plazas europeas, volvía a superar los 2.000 puntos.

Abengoa, también el valor más rentable de la sesión

En el selectivo español, Abengoa volvió a liderar los avances, con una revalorización del 3,65%. Después se situó CaixaBank, con una subida del 2,39%. ArcelorMittal y Mapfre ganaron más de un 1%. Entre los valores al alza, más entidades financieras, como Popular, que subió un 0,76%, mientras que Bankinter ganó un 0,22%. Santander, por su parte, se apuntó un 0,08%.

Entre los grandes, también ayudaron al selectivo Iberdrola y Repsol, con ganancias de un 0,18% y de un 0,08%.

En negativo, Acciona fue el peor, con un recorte del 1,85%, seguido de FCC, también con pérdidas de más de un 1%, mientras que ACS se dejó un 0,90%, casi como Amadeus.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Quabit fue el valor más rentable, con una fuerte subida del 10,39%. Fue el único valor capaz de superar a Abengoa en rentabilidad. En el otro lado de la tabla, Edreams, que se hundió un 25,65% tras presentar sus cuentas del primer semestre. Algo así le sucedió después de presentar las cuentas del primer trimestre. Desde su salida a Bolsa pierde un 70%.

En el mercado de deuda, cierta estabilidad. La rentabilidad del bono español a diez años se mantuvo en el 2,24%, mientras que la del bono alemán a diez años subió desde el 0,88% hasta el 0,89%. Con ello, la prima de riesgo bajó apenas desde los 136 hasta los 135 puntos básicos. En el último mes, la rentabilidad del bono español a diez años ha bajado desde el 2,51% hasta poco por encima del 2,24%, aunque ha llegado a caer hasta el 2,14% en esta última semana. La prima de riesgo comenzaba agosto ligeramente por encima de los 140 puntos básicos, pero llegó a caer hasta los 122.

También un movimiento espectacular en el último mes ha tenido el bono alemán: empezaba el mes de agosto en el 1,16% y ha caído sustancialmente por debajo del 1%. En el mercado de divisas, los datos procedentes de Estados Unidos depreciaron al euro, para llevarlo al nivel de 1,3154 dólares, síntoma de que los inversores los consideraron buenos. Comenzaba el mes de agosto cambiándose por 1,34 dólares.