El Ibex marca un nuevo máximo desde 2010

Paneles de la Bolsa de Madrid EFE/
Paneles de la Bolsa de Madrid EFE

Cierra la sesión con un avance del 0,9%, lo que lleva al selectivo a quedarse a un paso de los 11.200 enteros

EUROPA PRESS MADRID

Los efectos de la reunión ordinaria de política monetaria del Banco Central Europeo la semana pasada siguen dejándose sentir en el mercado. Porque ayer, de nuevo, los índices de renta variable europeos volvieron a cerrar en verde. Además, entre todos, el mejor fue el Ibex-35, con una revalorización del 0,90%, hasta los 11.164,10 puntos, su nivel más alto desde abril de 2010. A continuación, el Ftse Mib de Milán, que registró una subida del 0,82%. El PSI-20 de Lisboa, por su parte, ganó un 0,58%. Quedaron un poco atrás otras indicadores, como el Ftse 100 británico, que subió un 0,24%, mientras que el Dax alemán avanzó un 0,21%, para superar los 10.000 puntos por primera vez en la historia. El Cac 40 francés, por su parte, ganó un 0,17%.

Por la mañana, el índice Nikkei de Tokio había cerrado con una subida del 0,31%, después de confirmarse que el dato de crecimiento de Japón fue mejor de lo esperado por los analistas. El PIB del país creció a una tasa trimestral anualizada del 6,7%, por encima del 5,6% anticipado por los analistas. En tasa trimestral, el avance fue de un 1,6%, superior al 1,4% estimado por los economistas. A este avance contribuyó sobre todo el gasto empresarial. También, el consumo de las familias. Eso se conoció durante el fin de semana. El lunes, supimos de datos de confianza en la economía nipona y mejoró más de lo previsto. Contribución, pues, positiva, procedente de Japón.

CLAVES DE LA SESIÓN

- El selectivo español cerró la sesión con una revalorización del 0,90%, hasta los 11.164,10 puntos.
- Sólo dos valores, BME y Acciona, cerraron la sesión en rojo: BME, que se dejó un 2,12%, y Acciona, que perdió un 0,11%. El Popular y Grifols fueron los mejores, con subidas de más de un 4%.
- La prima de riesgo de España bajó de nuevo hasta los 121 puntos básicos. La rentabilidad del bono a diez años, hasta el 2,59%, por debajo de la de su comparable estadounidense.

En Europa también se publicaron referencias importantes. Por ejemplo, la evolución del precio de la vivienda en España, según las cifras del INE. De acuerdo con ella, en el primer trimestre del año, habría bajado un 1,6% en tasa interanual, por debajo del 7,8% que bajaba en el cuarto trimestre de 2013.

La referencia negativa vino de la mano del índice Sentix, que mide la confianza de los inversores en la zona euro. Éste empeoró en junio desde los 12,8 hasta los 8,5 puntos, cuando los expertos esperaban que subiera hasta los 13,3 puntos.

El apoyo de Wall Street y China

De Estados Unidos no contábamos con referencias importantes, salvo la de su apertura en positivo. El S&P 500 no tiene techo y, al cierre de los mercados del Viejo Continente, se situaba en los 1.955 puntos. Allí, en Estados Unidos, sin duda, influyó el último informe oficial de empleo publicado el viernes pasado, de acuerdo con el que el mercado de trabajo ya habría absorbido todos los parados creados durante la Gran Recesión.

Precisamente, fue Wall Street el que ayudó al selectivo español a remontar. Porque el Índice, tras haber marcado los 11.187 puntos, los máximos de la sesión, prácticamente nada más abrir la Bolsa de Madrid, se replegó, para marcar mínimos en los 11.068 puntos minutos, para luego coger carrerilla y, de nuevo, superar con amplitud los 11.100 puntos.

También pudo contribuir que China bajara el ratio de reserva para los bancos pequeños, con el objetivo de aumentar el crédito y, por tanto, impulsar el crecimiento económico. Y, además, la creciente convicción de que la crisis ucrania no llegará a deteriorar las relaciones existentes entre Rusia y Occidente, porque el índice ruso ha recuperado los niveles perdidos por la crisis de Crimea.

En el selectivo español, Popular fue el más rentable, con una revalorización del 4,52%. A continuación, Grifols, con una subida del 4,40%. FCC y Sacyr ganaron más de tres puntos porcentuales. Sabadell, por su parte, avanzó más de un 2%. Un buen puñado de valores subió más de un punto porcentual. Por ejemplo, Indra, Viscofán, Ebro, OHL, ACS, CaixaBank, Dia, ArcelorMittal, Inditex, Ferrovial, Bankia y Abertis.

En negativo, únicamente dos compañías: BME, que se dejó un 2,12%, mientras que Acciona retrocedió un 0,11%.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Faes fue el valor más rentable, con una subida del 5,06%. Fue el único que ganó más que el Popular, además de las acciones "B" de Grifols. Entre los mejores, también Tubos Reunidos, que ganó más de un 4%, mientras que Biosearch, Codere, Zeltia, Prisa, Liberbank y GAM subieron más de un 3%.

En negativo, ningún valor lo hizo peor que BME. A continuación, Tecnocom, San José, Amper y Miquel y Costas, que se dejaron más de un 1%.

La rentabilidad del diez años español, por debajo de la del americano

En el mercado de deuda, siguió viéndose el impacto de las medidas del Banco Central Europeo. Porque la rentabilidad de los bonos españoles volvió a bajar con mucha fuerza: desde el 2,64% hasta el 2,59%, un nuevo mínimo histórico que, además, se coloca por debajo de la rentabilidad de los bonos americanos a ese mismo plazo, que subió desde el 2,60% hasta el 2,61%.

El rendimiento de los bonos italianos bajó desde el 2,76% hasta el 2,72%. En cambio, la de los bonos alemanes subió desde el 1,35% hasta el 1,38%.

Con ello, la prima de riesgo de España bajó desde los 128 hasta los 121 puntos básicos. La de Italia, hasta los 134 puntos básicos. La de Irlanda está ya prácticamente en los 100 puntos básicos.

En el mercado de divisas, el euro ayer sí se depreció. La moneda única bajó del nivel de 1,3640 unidades hasta 1,3589.

En el mercado de materias primas, subidas para el crudo. El barril de Brent, de referencia en Europa, subió un 1,12%, hasta rozar otra vez el nivel de los 110 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, avanzó un 1,45%, hasta los 104,15 dólares. El precio de la onza de oro, mientras, subió un 0,11%, hasta los 1.253 dólares.

De este modo, el selectivo ha podido romper la barrera de los 11.100 puntos, una cota que no superaba desde abril de 2010. En un día sin apenas referencia, el hecho de que la rentabilidad del bono español se haya situado por debajo de su equivalente estadounidense ha animado a los inversores.

Popular se ha consolidado como el mejor valor de la jornada, con un repunte del 4,62%, ante las buenas recomendaciones de Société Generale y JPMorgan. Le han seguido Grifols (+4,40%), FCC (+3,62%), Sacyr (+3,32%) y Sabadell (+2,04%). La otra cara de la moneda la han mostrado BME, que cerrado con un retroceso del 2,12%, y Acciona, que se ha dejado un 0,11%.

El signo positivo ha imperado entre los grandes valores, que han llegado al cierre de sesión con ganancias, especialmente Inditex (+1,16%). También ha sido una buena jornada para Telefónica (+0,93%), Santander (+0,83%), Iberdrola (+0,54%), Repsol (+0,31%) y BBVA (+0,15%).

De este modo, el Ibex se ha convertido en la mejor plaza europea en comparación con sus homólogas del Viejo Continente: Londres ha ganado un 0,17%, Fráncfort un 0,07% y París un 0,01%. En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,3590 'billetes verdes'.