El Ibex pierde los 10.800 puntos

Interior de la Bolsa de Madrid. /
Interior de la Bolsa de Madrid.

El selectivo cede el 0,47% y frena una racha de dos sesiones consecutivas afianzando máximos de hace tres años

CRISTINA VALLEJO madrid

Los números rojos se adueñaron de los mercados de renta variable europeos. El selectivo español comenzó la sesión con ganas de subir, marcó máximos del día por encima de los 10.870 puntos, pero a partir de las diez de la mañana comenzó a perder tracción. Entró en pérdidas a media mañana, para marcar mínimos coincidiendo con la apertura de la Bolsa de Nueva York en el entorno de los 10.740 puntos. Terminó la jornada un poco más arriba, en los 10.776,70 puntos, lo que supone un descenso del 0,47%.

Por la mañana, tuvimos varios datos económicos en la zona euro. Por ejemplo, el índice de precios al consumo. En mayo, la inflación se colocó en el 0,5%, por debajo del 0,6% estimado por los expertos y por debajo también del 0,7% en que se situó el mes anterior. En principio, debería ser una buena noticia: un mal dato de inflación, un dato bajo de inflación debería ayudar a Mario Draghi, el presidente del Banco Central Europeo, a tomar medidas expansivas de política monetaria. Además, conocimos que la tasa de paro de la zona euro bajó hasta el 11,7% por sorpresa desde el 11,8% estimado. En España, buenas noticias de empleo.

Al menos, en términos netos. El número de parados cayó en el país en 111.900 personas durante el mes de mayo. De todas maneras, la cifra fue inferior a la esperada por los analistas, que habían previsto que el mes pasado el número de desempleados bajara en 112.500. En el mes anterior, el descenso fue de 111.600. Un mes antes, el número de desempleados registrados en las oficinas de empleo bajaba a un ritmo de 98.265 personas. En cifra ajustada por estacionalidad, el descenso fue de 24.604 personas. También se dieron a conocer datos de afiliaciones a la Seguridad Social, que alcanzó en mayo los 198.320, lo que supone un aumento del 1,21%. En cifra anual, el aumento fue de 261.361, lo que supone un crecimiento del 1,6%.

En Estados Unidos, buenos datos. En primer lugar, el índice de actividad de la Fed de Nueva York, que subió en mayo desde los 50,6 hasta los 55,3 puntos. Y los pedidos de fábrica aumentaron en abril un 0,7%, por encima del 0,5% estimado por los analistas. Además, el dato del mes anterior se revisó al alza desde el 1,1% hasta el 1,5%.

Prudencia también en Wall Street

Pero los índices de Wall Street comenzaban la sesión en negativo. Y, además, el euro reaccionó al alza. El tipo de cambio, que terminó la sesión de ayer por debajo del nivel de 1,36, volvió a colocarse por encima de esa cota. De hecho, llegó a rozar 1,3650 unidades, aunque al cierre de las Bolsas europeas se situaba en 1,3624 unidades.

Volvamos a las Bolsas europeas. El peor índice fue el Ftse Mib de Milán, que sufrió un recorte del 0,64%. Después, el PSI-20 de Lisboa, con un retroceso del 0,48%. Mientras, el Cac 40 francés y el Dax alemán cayeron alrededor de un 0,3%.

En el selectivo español, el Popular fue el peor, con un descenso del 2,74%, seguido de Gamesa, que retrocedió un 2,46%. Mediaset, por su parte, también se dejó más de dos puntos porcentuales. Pérdidas para el conjunto de la banca, porque Bankinter cedió un 1,84%, el Sabadell perdió un 1,34% y Bankia se dejó un 1,27%.

Cerraron a la baja el conjunto de los grandes valores, aunque sus pérdidas no fueron tan abultadas con las de otras compañías. Así, Telefónica fue el peor, con un descenso del 0,81%, mientras que BBVA y Repsol retrocedieron un 0,26% y un 0,19%, respectivamente. Iberdrola y el Santander cayeron un 0,11% cada uno.

En verde sólo terminaron cuatro valores. El mejor fue CaixaBank, con una revalorización del 1,48%, seguido de Gas Natural, que ganó algo más de medio punto porcentual. Inditex y BME avanzaron algo más de un 0,2% cada uno.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Amper fue el valor que más cayó, con un descenso del 5,26%. A continuación, Natra y Solaria, que se dejaron más de un 3%. En verde, el mejor fue Inypsa, con una revalorización del 8,28%.

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a diez años subió, pero muy levemente, hasta el 2,87%. La del bono alemán, todavía más, desde el 1,37% hasta el 1,41%. La del bono italiano, desde el 2,97% hasta el 3%. Y también se incrementó la rentabilidad del bono estadounidense a diez años: desde el 2,53% hasta el 2,56%. Se trata de la cuarta sesión consecutiva en que los inversores venden bonos americanos tras el "rally" registrado la semana pasada.

Venta de bonos y de renta variable

Los inversores, pues, ayer vendieron Bolsa y también bonos. Es raro. Puede que, como comenta Felipe López-Gálvez, de Self Bank, se hayan, pese a todo, enfriado los ánimos con vistas a la reunión que el jueves mantendrá el Banco Central Europeo. Puede que los inversores se estén protegiendo con vistas a la posible decepción que pueda propinar el banco. Además, el viernes conoceremos cifras importantes en Estados Unidos: el informe oficial de empleo correspondiente al mes de mayo. Ante algunos datos débiles que se han publicado en Estados Unidos últimamente, lo mejor es mantener la prudencia.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, cedió un 0,22%, hasta los 108,59 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se mantuvo prácticamente plano en los 102,45 dólares. El oro se estabilizó. Al cierre, ganaba un 0,06%, hasta los 1.244 dólares la onza.