La Bolsa ni se inmuta con la abdicación

Interior de la Bolsa de Madrid. /
Interior de la Bolsa de Madrid.

El Ibex estaba subiendo medio punto porcentual cuando se conoció la noticia y continuó inalterable tras el anuncio

AMPARO ESTRADAMadrid

El anuncio de la abdicación del Rey Juan Carlos sobresaltó al mundo político, pero los mercados apenas se inmutaron. El Ibex-35 cerró con una subida del 0,27% y se apuntó un nuevo máximo desde mayo de 2011 al situarse por encima de los 10.800 puntos, un nivel que llevaba buscando desde hace días. En realidad, el Ibex estaba subiendo medio punto porcentual cuando se conoció la noticia y continuó inalterable tras el anuncio de que el Rey abdicaba. Luego, la floja apertura de Wall Street, la Bolsa de Nueva York, sí que tuvo un efecto negativo en el mercado español que moderó su subida.Tampoco la prima de riesgo se alteró por la noticia y cerró en 148 puntos.

"En las bolsas apenas ha tenido impacto porque, al final, la Monarquía no toma decisiones políticas", apunta Felipe López-Gálvez, analista de Self Bank. No obstante, advierte que podría tener un "pequeño impacto marginal" en el sector industrial y constructor ligado a los grandes contratos en el extranjero donde la "labor diplomática" del rey ha sido muy intensa y donde tenía "muy buenas relaciones", especialmente en los países árabes. "No obstante, hay un sentimiento generalizado de que su sucesor, el Príncipe Felipe, está muy bien preparado y va a continuar esa labor diplomática, como ya está haciendo en Latinoamérica", concluye el analista de Self Bank.

más noticias

También el analista de IG Daniel Pingarrón señala que la noticia de la abdicación "no ha tenido absolutamente ningún impacto en los activos españoles cotizados y no es previsible que la vaya a tener en los próximos días". Pingarrón explica que esto no cambia el escenario económico o bursátil ni la agenda del Gobierno por lo que es "irrelevante" desde el punto de vista del mercado.

La Bolsa, en realidad, está más pendiente de la reunión del Banco Central Europeo (BCE) el próximo jueves que del relevo en Zarzuela. El mercado espera que Mario Draghi, presidente del BCE anuncie medidas de estímulo económico como podría ser una bajada de tipos, ya muy bajos -en el 0,25%-, pero que el consenso del mercado anticipa que puede reducir hasta el 0,10%. Si no lo hace así, los mercados se sentirán decepcionados, y si los baja más, las bolsas probablemente se dispararán.

Draghi también podría imponer tipos de interés negativos para los depósitos en el BCE -el mensaje de esta medida es claro: los bancos tienen que movilizar el dinero, no dejarlo a resguardo en el Banco Central-, o una línea de liquidez para que la banca dé crédito a las pymes.