La recogida de beneficios no se lleva los 10.700 puntos

Interior de la Bolsa de Madrid. /
Interior de la Bolsa de Madrid.

La prima de riesgo se ha colocado en 151,3 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 2,868%

CRISTINA VALLEJO madrid

Números rojos en los índices de renta variable europeos. Y sobre todo en los de la periferia. El PSI-20 de Lisboa fue el peor, con un descenso del 0,86%, seguido del Ftse Mib de Milán, que sufrió un recorte del 0,35%. El selectivo español cedió un 0,21%, pero logró mantenerse sobre los 10.700 puntos. En concreto, dio un último cambio en los 10.734,80 puntos. El Cac 40 francés y el Dax alemán cerraron la sesión prácticamente planos. El índice que mejor se comportó ayer fue el Ftse 100 británico que se apuntó un 0,29%.

En el mercado de deuda, divergencias. La rentabilidad del bono español a diez años subió ligeramente desde el 2,82% hasta el 2,86%. La del bono italiano a ese mismo plazo también avanzó: desde el 2,94% hasta el 2,96%. También se recuperó levemente la rentabilidad del bono alemán, desde el 1,34% hasta el 1,35%.

Con ello, la prima de riesgo de España se mantuvo en el entorno de los 150 puntos básicos. La de Italia se colocó en los 160 puntos básicos.

La rentabilidad del bono estadounidense a diez años siguió bajando: desde el 2,44%, hasta el 2,42%. Seguramente, debido a los datos macroeconómicos que se publicaron en la primera economía del mundo. Fueron mixtos.

EE UU: malos datos del pasado, mejores del futuro

La referencia más importante fue el PIB del primer trimestre del año. En tasa trimestral anualizada, cayó un 1%, frente a la caída del 0,5% que habían previsto los analistas. Se trata de la primera contracción sufrida por la economía americana desde el año 2011. Pero parece que no preocupa demasiado. En la reunión ordinaria de política monetaria del mes de abril, la Reserva Federal norteamericana afirmó que la economía de Estados Unidos se había fortalecido después de la desaceleración de los primeros meses del año sufrida, en parte, por el durísimo invierno. De hecho, los expertos dicen que la economía americana crecerá a un ritmo del 3,5%, tras haber avanzado un 1,9% el año anterior.

Por debajo de lo previsto también el dato de preventas de viviendas, que crecieron un 0,4% en tasa mensual, por debajo del 1% que habían previsto los expertos. En tasa interanual, cayeron un 9,4%, más del 8,7% estimado por los analistas. El buen dato del día vino de la mano del paro semanal, que aumentó en 300.000 personas, por debajo de las 318.000 estimadas por los analistas.

Pesaron, pues, más las buenas perspectivas de futuro de la economía estadounidense que el pasado. De esta manera, el S&P 500 se mantenía sobre los 1.900 puntos.

En España también tuvimos datos de PIB del primer trimestre del año, en el que creció un 0,4% en tasa trimestral, de acuerdo con lo estimado por los analistas. Pero ello no ayudó a la deuda española, como vimos.

En el selectivo español, Bankia fue el peor valor, con un descenso del 2%. Y es que, como explica Felipe López, de Self Bank, el viernes vence el periodo de "lock up" de noventa días al que se comprometió el FROB cuando en febrero vendió una participación del 7,5% a inversores cualificados. Tras el vencimiento de esa cláusula, que implicaba que en noventa días el organismo público no se desharía de un porcentaje mayor, ya es libre de vender un porcentaje mayor. Y es que aún cuenta con una participación superior al 60%. Y varios medios insisten en que hay una colocación en ciernes.

A continuación, Abertis, CaixaBank, Bankinter, Gas Natural y el Santander, todos con pérdidas de entre un 0,8% y un 0,7%.

Más bancos en negativo: el Popular, que se dejó un 0,47%, así como BBVA, que retrocedió un 0,45% y el Sabadell, que perdió un 0,21%.

Si los bancos no fueron de gran apoyo para el índice, tampoco lo fueron los grandes valores. Porque Repsol se apuntó algo más de medio punto porcentual, mientras que Telefónica se apuntó un 0,20%. Pero Inditex terminó la sesión en tablas e Iberdrola se dejó un 0,04%.

En verde, Mediaset encabezó los ascensos, con una revalorización del 2,41%. A continuación, Ebro, Sacyr, Gamesa e Indra, con subidas de más de un punto porcentual.

Deoleo, el mejor; Ezentis, el peor

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Deoleo fue el valor más rentable de la sesión, con una revalorización del 8,97%. A continuación, Azkoyen, que se apuntó un 7,50%. Zeltia, por su parte, ganó más de un 4%. Montebalito, Vidrala y Cie Automotive, más de un 3%. En el otro lado de la tabla, Ezentis, que retrocedió un 3,18%. A continuación, Prisa, que cedió un 2,62%. Fueron los dos únicos valores que perdieron más que Bankia.

En el mercado de divisas, ligero repunte del euro con respecto al dólar, hasta el nivel de 1,3608 unidades, después de haber perdido ese nivel.

En el mercado de materias primas, subidas. El barril de Brent, de referencia en Europa, subió un 0,31%, hasta los 110,15 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, subió un 0,78%, hasta los 103,52 dólares. El cobre sí cotizó a la baja. Y también el oro. El precio de la onza bajó un 0,29%, hasta los 1.255,7 dólares.