La banca, de nuevo como lastre del Ibex

Interior de la Bolsa de Madrid /
Interior de la Bolsa de Madrid

El selectivo español cierra con una caída del 0,10% y la prima de riesgo se coloca en 169,5 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 3,057%

CRISTINA VALLEJOMADRID

La mayor parte de los índices de renta variable europeos cerraron la sesión en positivo. Aunque los avances fueron muy reducidos. En algunos casos, los indicadores terminaron la jornada en negativo. Como el Ftse Mib de Milán, que retrocedió un 1,09%. También pérdidas en el Ibex-35, que se dejó un 0,10%, para dar un último cambio en los 10.520,60 puntos. Entre los índices en positivo, los mejores fueron el PSI-20 de Lisboa, con una revalorización del 0,30%, mientras que el Dax alemán y el Cac 40 francés avanzaron un 0,24% y un 0,21%, respectivamente.

No cuajaron del todo las buenas señales procedentes de Estados Unidos, que terminó la sesión del miércoles en positivo. Ni las que venían de Japón, donde el índice Nikkei de Tokio terminó la jornada del jueves con una subida del 2,11%, debido, en parte, a que un informe de Reuters apuntó que la principal aseguradora controlada por el país estaba invirtiendo más en acciones. También ayudó una caída del yen, ante la menor aversión al riesgo existente. Además, hubo algunos buenos datos económicos. Así, el índice de actividad manufacturera de China que elabora HSBC marcó una inesperada mejora desde los 48,1 hasta los 49,7 puntos, cuando los expertos esperaban que se mantuviera sin cambios. Se acerca al nivel de 50, pues, que es el que marca la frontera entre la expansión y la contracción. Y, además, se ha situado en su nivel más alto de los últimos cinco meses.

Claves de la sesión

-El Ibex-35 cerró la sesión con un descenso del 0,10%, para dar un último cambio en los 10.520,60 puntos.

-OHL encabezó los ascensos dentro del selectivo español, con una revalorización del 1,17%. Bankia y el Sabadell fueron los peores, con recortes de más de un 1,5%.

-La prima de riesgo de España se mantuvo en los 165 puntos básicos, debido al aumento de la rentabilidad de los bonos españoles y también de los alemanes.

Pero los datos de actividad en Europa no fueron tan positivos. El índice de gestores de compras compuesto de Francia, es decir, el que mide la evolución de la actividad del sector servicios y la del sector industrial cayó por debajo de la barrera de los 50 puntos. En Alemania, el indicador compuesto se mantuvo en los 56,1 puntos, pero mientras el indicador del sector servicios mejoró las expectativas de los expertos, el del sector industrial se colocó por debajo de lo esperado.

El del conjunto de la zona euro, el indicador que une el sector servicios y el manufacturero también cumplió expectativas, al colocarse en los 53,9 puntos, pero sucedió como en Alemania: el índice del sector servicios batió expectativas, mientras que el del sector industrial se colocó por debajo de lo esperado.

En el Reino Unido, buenos datos, como nos tiene últimamente acostumbrados. De acuerdo con la segunda lectura del PIB del primer trimestre, ha mostrado un crecimiento interanual del 3,1%, de acuerdo con lo estimado con anterioridad. Y un crecimiento trimestral del 0,8%, en línea también con lo esperado.

Buena subasta de deuda en España

En Europa también tuvimos que contar con la emisión de deuda del Tesoro español a cinco y a diez años. El objetivo oficial de colocación era de entre 2.500 y 3.500 millones de euros. Colocó un poco más. La demanda se moderó levemente. Pero los intereses también lo hicieron. Destacó sobre todo la reducción de la rentabilidad de los bonos a diez años, que se colocaron por debajo de la cotización en el mercado secundario, en el 2,968%. En contraste con ello, subió la rentabilidad del bono español a diez años en el mercado secundario desde el 3,02% hasta el 3,05%. Pero la prima de riesgo de la deuda española se mantuvo en los 164 puntos básicos, debido a la subida de la rentabilidad del bono alemán desde el 1,37% hasta el 1,41%.

En Estados Unidos, apertura alcista, pese a que los datos económicos fueron mixtos. Así, el paro semanal fue peor de lo esperado. También, el dato de ventas de viviendas usadas. Pero sí fue bueno el índice de gestores de compras del sector manufacturero del mes de mayo, al avanzar desde los 55,4 hasta los 56,2 puntos, cuando los analistas habían pronosticado que se colocara en los 55,5 puntos. También fue positivo el índice de actividad de la Fed de Kansas, así como el indicador de indicadores.

Los buenos datos económicos cotizaron de forma mixta en el mercado de materias primas. En el crudo, levemente a la baja. En el cobre, se frenaron los descensos. En el oro, al alza, con una revalorización de casi medio punto porcentual, pero sin llegar a conquistar el nivel de los 1.300 dólares la onza, ante el levantamiento de las limitaciones de importación de oro por parte de India.

En el mercado de divisas, el euro retrocedió contra el dólar, hasta el nivel de 1,3650 unidades de billete verde.

En el selectivo español, OHL lideró los ascensos, con una revalorización del 1,17%. A continuación, Mediaset, que subió un 1,14%, mientras que BME avanzó un 1,05%. Avance de casi un punto porcentual de Acciona. Dia, Gamesa, BBVA y Bankinter subieron entre un 0,9% y un 0,8%.

Entre los grandes valores, subidas también para Inditex, que ganó un 0,62%, mientras que Telefónica e Iberdrola se salvaron de las pérdidas, pero por muy poco, porque ganaron un 0,08% y un 0,02%, respectivamente.

El lastre de los bancos

Si el selectivo español no lo hizo mejor fue porque la banca actuó como lastre. Bankia fue el peor valor del selectivo, con un descenso del 1,56%, mientras que el Sabadell retrocedió un 1,54%. También Santander bajó algo más de un punto porcentual. CaixaBank también se colocó entre los peores, con un descenso del 0,84%.

En el índice General de la Bolsa de Madrid, Nicolás Correa fue el valor más rentable, con una subida del 7,19%. A continuación, Urbas, que avanzó más de un 6%. En negativo, Uralita fue el peor, con un descenso del 2,76%.

La buena subasta del Tesoro público, que ha colocado 3.530,27 millones de bonos y obligaciones y ha ofrecido los intereses más bajos de la historia e incluso ha conseguido situar el interés del papel a 10 años por debajo del 3%, no ha dado alas al Ibex, que finalmente ha cerrado en 'números rojos'.

Bankia se ha convertido en el 'farolillo rojo' de la jornada al ceder un 1,56%. Esta tendencia negativa también ha marcado la evolución de Sabadell (-1,54%), Santander (-1,08%) y Caixabank (-0,84%). El resto de los bancos han conseguido repuntar al cierre de sesión: BBVA ha ganado un 0,81%, Bankinter un 0,8% y Popular un 0,59%.

Por el contrario, OHL ha sido el valor líder, al avanzar un 1,17%, seguido de Mediaset (+1,14%), BME (+1,05%), Acciona (+0,97%) y DIA (+0,89%).

El signo positivo se ha impuesto entre los 'blue chips', que han experimentado ligeras subidas: tras BBVA se han posicionado Inditex (+0,62%), Telefónica (+0,08%) e Iberdrola (+0,02%). Santander y Repsol (-0,25%) no han conseguido aguantar el tipo.

De este modo, el Ibex ha quedado a la cola de las plazas europeas, más optimistas a lo largo de toda la jornada: Francfort ha ganado un 0,28%, París un 0,24% y Londres un 0,12%. En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,3656 'billetes verdes'.