El Ibex-35 aguanta pese al repunte de la prima de riesgo

Paneles de la Bolsa de Madrid. /
Paneles de la Bolsa de Madrid.

La prima de riesgo española permanecía tensionada y subía a 175 puntos básicos, pese a otra buena subasta del Tesoro

CRISTINA VALLEJO MADRID

Los índices de la periferia ayer tuvieron un buen día o, al menos, mejor que el resto de Europa. El Ftse Mib de Milán y el Ibex-35 cerraron la sesión con subidas de alrededor de un 0,30%. El Ibex-35, en concreto, avanzó un 0,27%, para dar un último cambio en los 10.453,80 puntos. El PSI-20 de Lisboa se colocó entre los mejores, aunque apenas logró cerrar la sesión en tablas. Algo peor lo hizo el Dax alemán, que se dejó un 0,21%. El Ftse 100 británico fue el peor, con un descenso de un 0,62%.

Allí conocimos varias cifras. Por ejemplo, el IPC, que subió un 1,8% en abril, por encima del 1,7% estimado por los analistas, y por encima del 1,6% del mes anterior. Da más munición a los que afirman que el Banco de Inglaterra será el primero en subir los tipos de interés de entre las autoridades monetarias de Europa del norte. Mientras, el Cac 40 francés se dejó casi un 0,4%, quizás por las noticias respecto a los sondeos publicados en Francia, que dan ganador al Frente Nacional de Marine Le Pen con vistas a la cita electoral europea el próximo domingo. No porque sea de extrema-derecha, sino porque es anti-euro, lo que significa que en Francia cada vez hay más euroescépticos.

En el selectivo español, Bankinter encabezó los ascensos, con una revalorización del 3,82%. A continuación, Gamesa, con una revalorización del 3,64%. Mediaset, Bankia e IAG ganaron más de dos puntos porcentuales. Grifols, Sacyr, Santander y el Sabadell avanzaron más de un punto porcentual. Vemos, pues, cómo varias entidades financieras, las más castigadas en la sesión del lunes, registraron rebotes importantes. También BBVA, que subió un 0,70%. O CaixaBank, que ganó algo más de medio punto porcentual. Popular, por su parte, recuperó un 0,50%.

En negativo, OHL encabezó los descensos, con un recorte del 3,12%. A continuación, Inditex, ArcelorMittal, Dia y Repsol, los cuatro con caídas de más de un punto porcentual. Entre los grandes, también Telefónica terminó a la baja, con un recorte del 0,74%.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Realia lideró las subidas y fue el único valor que superó en avances a Bankinter y a Gamesa. Ello sucede ante la venta de la SIIC de París a Eurocis. Después, Atresmedia, que subió más de tres puntos porcentuales. En negativo, los dos únicos valores que lo hicieron peor que OHL fueron Amper y Dinamia, con pérdidas de más de un 4%.

Fuerte subida de la prima de riesgo

En el mercado de deuda, subidas en las primas de riesgo de las deudas periféricas. Y bastante importantes. La de España, desde los 167 hasta los 178 puntos básicos. La de Italia, desde los 181 hasta los 191 puntos básicos. La de Portugal, desde los 252 hasta los 263 puntos básicos.

Y es que ayer se vendió mucha deuda periférica, por lo que sus rendimientos subieron con fuerza. La rentabilidad del bono español a diez años subió desde el 3,02% hasta el 3,13%. La del bono italiano a diez años, desde el 3,15% hasta el 3,28%. La del bono portugués, desde el 3,86% hasta el 3,97%.

La rentabilidad de los bonos "core", mientras tanto, se mantenía estable, como en el caso de Alemania, donde el diez años renta un 1,35%, o bajó, como la de los bonos estadounidenses, que se redujo desde el 2,55% hasta el 2,51%.

Muy mala señal que los inversores, pese a los escasos rendimientos de la deuda más segura, sigan apostando por ella, mientras venden la de la periferia. ¿Están mostrando los inversores temores ante la cita electoral del próximo domingo?, ¿sigue habiendo miedo a una ruptura de la Unión Monetaria? Exageramos. Seguro. Puede que únicamente se deba a que el mercado se haya desengañado y ya no espere que el Banco Central Europeo vaya a comprar bonos.

De todas maneras, los costes de financiación siguen reduciéndose en la práctica, en la realidad. Ayer el Tesoro emitió deuda a tres y nueve meses. La rentabilidad de las Letras a tres meses bajó desde el 0,324% hasta el 0,295%. La de las Letras a nueve meses se redujo desde el 0,552% hasta el 0,465%.

En el mercado de divisas, el euro cayó, pero muy levemente: al cierre, se mantenía por encima del nivel de 1,37 unidades.

En el mercado de materias primas, subida para el barril de Brent, que rozaba al cierre de los mercados europeos el nivel de los 110 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, también cotizaba al alza: se cambiaba por 102,75 dólares. El cobre sigue a la baja, ante el miedo que despierta China, sobre todo por la relajación de su mercado inmobiliario y las consecuencias que ello puede tener para su sector financiero y su mercado de renta fija. Y el oro también bajó: cedía al cierre un 0,28%, para colocarse al cierre en los 1.290 dólares la onza.

En Japón, por la mañana, avances. Estos días su banco central celebra su reunión de política monetaria. Es posible que reaccione ante la apreciación del yen y para contrarrestar los efectos económicos de la subida del IVA.

Comienzo de la sesión en Wall Street con descensos

Wall Street, en cambio, comenzaba la sesión con descensos. Porque hubo alguna que otra noticia preocupante. Por ejemplo, los resultados de cadenas de distribución minorista, como Staples o Urban Outfitters, que presentaron peores resultados de lo esperado. Además, las pequeñas compañías sufrieron un recorte después de dos días de rebote. De todas maneras, como dice Daniel Pingarrón, las últimas sesiones en Bolsa se caracterizan por la inexistencia de grandes movimientos, la escasa volatilidad y la lateralidad. Y comenta que, con las cuestiones que hay ahora mismo sobre la mesa, parece difícil que los selectivos superen los máximos anuales.