Intento de estafa en nombre de la CNMV a través del 'e-mail'

Vista del edificio en el que se encuentra la sede de la CNMV. /Archivo
Vista del edificio en el que se encuentra la sede de la CNMV. / Archivo

Un correo suplanta la identidad del regulador para solicitar datos personales y bancarios a los receptores de forma fraudulenta

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha alertado sobre el intento de fraude realizado a través de un correo electrónico usado para obtener ilícitamente datos personales de los ciudadanos que reciben esos 'e-mail' en su nombre. El organismo ha detectado un envío de comunicaciones a través de los correos electrónicos –una práctica conocida habitualmente como 'phising'– en las que se utiliza el dominio cnmv.es y se suplanta la identidad e imagen corporativa de la Comisión.

El correo incluye un enlace fraudulento en el que se pide al destinatario datos personales. Entre otros, puede tratarse de su DNI, así como la cuenta bancaria o el número de la tarjeta de crédito, entre otras posibilidades. De esta forma, y valiéndose del respaldo de la imagen de la CNMV como organismo público, en muchos casos consiguen esos datos con los que después realizan gestiones y robos de forma fraudulenta.

En cuanto ha tenido conocimiento del envío de estos correos falsos, la CNMV ha llevado a cabo las actuaciones necesarias para mitigar su efecto. Entre estas actuaciones está informar a los ciudadanos para prevenir que algún usuario pueda ser víctima de fraudes o actividades engañosas. Han sido precisamente las alertas lanzadas por ciudadanos, que han hecho llegar esta realidad al organismo, las que han activado todas las alarmas y han puesto en marcha los procesos de advertencia.

La CNMV aconseja desconfiar de cualquier comunicación que incluya la petición de información confidencial, económica o personal o incluya cualquier enlace de apariencia sospechosa. También recomienda a los posibles receptores que borren este tipo de correos y no contesten ni abran los enlaces o archivos adjuntos que puedan contener.

El organismo público que más sufre los efectos del 'phising' es la Agencia Tributaria, en cuyo nombre también se realizan envíos masivos de correos para solicitar todo tipo de datos a los contribuyentes.

Fotos

Vídeos