Los hogares se han despojado de otros 6.100 millones en hipotecas a falta del tirón de final de año

Los hogares se han despojado de otros 6.100 millones en hipotecas a falta del tirón de final de año

Antes del día 31, la amortización adicional de los créditos sobre vivienda permite reducir deuda y desgravarse en 2019, sobre todo si es en plazo, con los tipos anclados en el 0%

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Casi por décimo año consecutivo, la deuda hipotecaria que acumulan las familias españolas en su patrimonio está a punto de reducirse otro ejercicio más como consecuencia de una crisis financiera que provocó un efecto acción-reacción entre los hipotecados: a medida que sus presupuestos domésticos se acortaban por el paro o la bajada de salarios, se han ido quitando el lastre de la deuda de encima, siempre que así se lo hayan permitido sus diferentes realidades.

En cualquier caso, hasta el pasado mes de octubre, los españoles debían a la banca 522.614 millones de euros, lo que supone unos 6.100 millones menos que cuando comenzaba 2018. La reducción ha sido del 1,5% en esos diez meses, en un movimiento descendente que es constante desde que en febrero de 2009 las familias acumularan una deuda histórica de más de 677.000 millones de euros en préstamos para vivienda.

¿Es mejor amortizar hipoteca o invertir esa cantidad?:

Desde aquel momento, la amortización total o parcial de hipotecas ha superado con creces el número de créditos nuevos que la banca ha ido concediendo durante la crisis y posterior recuperación económica. De hecho, en los dos últimos años las entidades financieras han reconocido cómo ha aumentado la aprobación de nuevas líneas de crédito para vivienda, en consonancia con el auge del mercado inmobiliario, aunque las cuantías de esas hipotecas no ha superado todavía a las de los créditos que se van cancelando o a las amortizaciones realizadas.

De hecho, en las estadísticas que proporciona el Banco de España aún no contienen los datos de una de las operaciones más habituales que realizan los hipotecados en el último trimestre del año, en general, y en este último periodo de 2018 antes de Navidad, en particular: la amortización de la hipoteca para quitarse deuda, sí, pero sobre todo para cuadrar las cuentas de la próxima Declaración de la Renta, que presentarán ante Hacienda a partir de abril. Esta última opción la practican quienes aún se benefician de la deducción general por adquisición de vivienda -una desgravación del 15% sobre los importes abonados cada año en la hipoteca- vigente para quienes tenían un crédito hasta 2012.

Con los tipos de interés vigentes en el 0%, la cuota que hasta ahora han pagado muchos hipotecados no ha superado los 9.035 euros que, como máximo, se pueden deducir por ese concepto. Por ello, los que pueden, estos días aprovechan para amortizar más dinero de su hipoteca hasta completar esta cuantía. La pregunta, como en otras ocasiones, es recurrente: ¿Quito plazo o cuota?

Aunque en cada caso hay que valorar las caracteríticas financieras de cada familia, con los tipos de interés tan bajos lo más conveniente suele ser detraer plazo de la hipoteca en función de la cuantía que se amortice en este pago extraordinario. Aunque a corto plazo apenas supondrá unos pocos euros menos de cuota, en realidad se está acortando la vida de la hipoteca y, por lo tanto, los intereses que se pagarán a futuro y que serán más cuantiosos en la factura global del crédito.

Por el contrario, quienes opten por la reducción de la cuota en función de lo que se amortice, verán reducida su mensualidad de forma sensible, aunque no será tanto el dinero que se ahorren cada mes mientras que el plazo de la hipoteca será el mismo que hasta ahora.