Fundación Caja Rural cardioprotege los municipios de Gójar, Churriana de la Vega y Cenes

Fundación Caja Rural cardioprotege los municipios de Gójar, Churriana de la Vega y Cenes

La Entidad colabora en el proyecto Corazón Rural con el programa Salvemosnuestrocorazon

R. I

El presidente de Caja Rural Granada y de su Fundación, Antonio León, destacaba la escalofriante cifra de paradas cardíacas que se producen en España, una media de 45.000 al año, siendo la primera causa de muerte en nuestro país, con una supervivencia sólo del 5%. Esta cifra podría mejorar considerablemente, según los investigadores, si hubiera más desfibriladores y ciudadanos con conocimientos mínimos de reanimación, ya que sólo un 10% de la población sabe realizarla correctamente y la mitad de la gente no es capaz de identificar una parada cardiaca.

La mayoría de las paradas cardiacas se producen lejos de los centros sanitarios y si no se tiene un desfibrilador cerca la persona puede morir. Nuestro país cuenta con 1,8 de estos aparatos por 100.000 habitantes, una cifra muy alejada de los 47 de Japón, los 15,7 de Francia, los 9,2 de Dinamarca o los 8,5 de Alemania.

Para aumentar la protección cardíaca de nuestros municipios Fundación Caja Rural ha sido pionera en la colaboración del proyecto Corazón Rural enmarcado en el Programa Salvemosnuestrocorazon, dirigido por Javier Fernández Garcés.

El presidente de Caja Rural entregaba a los representantes de los municipios de Cenes de la Vega, Gójar y Churriana de la Vega los tres desfibriladores donados por Fundación Caja Rural, así como los diplomas del curso también sufragado por esta institución para formar a personal de la Policía Local, Protección Civil y monitores deportivos de estos municipios en Soporte Vital Básico (SVB) y manejo del desfibrilador, es decir nociones básicas para asistir rápida y eficazmente cualquier caso de parada cardíaca súbita en el municipio, una intervención que se convierte en fundamental para las posibilidades de supervivencia de las víctimas.

El responsable del programa Salvemosnuestrocorazon, Javier Fernández, destacó la importante labor pionera que está desarrollando Fundación Caja Rural junto a otras empresas colaboradoras, consiguiendo aumentar las zonas cardioprotegidas, sobre todo en lugares del medio rural donde la presencia de estos aparatos es menos frecuente.

Según datos del 061 la correcta utilización de los desfibriladores podría aumentar la tasa de supervivencia en 3 de cada 4 casos, puesto que a los tres minutos de un paro cardíaco ya se producen daños cerebrales graves.

El presidente de Fundación Caja Rural Granada entregaba los desfibriladores a los alcaldes de Gójar y Cenes de la Vega, Joaquín Prieto y Juan Ramón Castellón, a la concejala de Cultura, Igualdad y Sanidad, Lourdes Ramírez, de Churriana. También estuvieron presentes en el acto la teniente de alcalde y delegada de Cultura, Servicios Sociales, Mujer, Consumo y Salud, Yolanda Serrano, el jefe de la Agrupación de voluntarios de Protección Civil, ambos de Cenes de la Vega, el concejal de Seguridad Ciudadana de Churriana, Manuel Morente, y los jefes de la Polícia Local de Gójar y Cenes, Ángel Rodríguez José Luis García, quienes recogieron los diplomas acreditativos en nombre de las personas que recibieron los cursos de formación, así como los directores de las oficinas de Caja Rural de estos municipios, Ramón Mozas, Araceli López y Carolina García y Francisco Gómez, Director de Caja Rural para la Zona Granada Vega.

Estos tres municipios se unen a los de Moraleda de Zafayona, Láchar y Vegas del Genil a los que el año pasado Fundación Caja Rural Granada donó otros tres desfibriladores y proporcionó la formación para su correcto uso.

Muy comunes

El desfibrilador externo automatizado es un dispositivo informatizado, sofisticado y fiable que usa mensajes de voz y visuales para guiar a cualquier persona en la desfibrilación con seguridad de las víctimas de parada cardiaca. Los desfibriladores externos automatizados han sido descritos como «…el único gran avance en el tratamiento de la parada cardiaca por Fibrilación Ventricular desde el desarrollo de la Reanimación Cardiopulmonar (RCP)».

Dicen los expertos que en unos años su presencia será tan común como la de los extintores. El recorrido hasta alcanzar esa realidad será largo, pero, sobre todo, requerirá de un gran trabajo de concienciación y formación en el que Fundación Caja Rural está trabajando activamente a través del programa Salvemosnuestrocorazón.

Fotos

Vídeos