Un ahorro de 500 euros para 3,1 millones de contribuyentes por la rebaja del IRPF

Sede del Banco de España en Madrid/EFE
Sede del Banco de España en Madrid / EFE

Las medidas recogidas en los Presupuestos beneficiarán a las rentas medias y a los jubilados, según la estimación del Banco de España

David Valera
DAVID VALERAMadrid

La rebaja del IRPF que se incluye en los Presupuestos de 2018 elaborados por el PP beneficiará a 3,1 millones de contribuyentes con una ahorro medio de casi 500 euros (493,3 euros). Esa es la estimación que publicó este lunes el Banco de España sobre una de las medidas estrella recogidas en las cuentas públicas de este año, que afrontan ya el final de su tramitación parlamentaria. Un cálculo que se aproxima bastante al realizado por el anterior Gobierno, que había previsto una rebaja de 440 euros para 3,5 millones de ciudadanos. Asimismo, la simulación llevada a cabo por el supervisor muestra que los principales beneficiarios serán las rentas medias y los jubilados.

En concreto, las medidas pactadas por el PP y Ciudadanos incluyen ampliar de 12.000 a 14.000 euros el limite para no pagar por el IRPF. Además se reduce la tributación para las rentas hasta 18.000 euros. Otras novedades en esta figura impositiva son una deducción de cónyuge con discapacidad de 1.200 euros anuales; y un aumento de 600 euros anuales de deducción para las familias numerosas por cada hijo a partir del cuarto (inclusive) y que el anterior Ejecutivo estimó que podrían acogerse 362.790 contribuyentes.

Con estos datos, el Banco de España publicó este lunes un informe titulado 'Efectos distributivos de la reforma del IRPF incluida en los Presupuestos' que analiza el impacto que tendrán esas iniciativas. Así, el organismo presidido por Pablo Hernández de Cos prevé que 2,3 millones de contribuyentes, aquellos con ingresos brutos de entre 12.000 y 18.000 euros, verían disminuida su cuota impositiva en el IRPF en una cuantía media de unos 480 euros.

Por grupos de edad, casi el 21% de los ciudadanos menores de 35 años pasarían a pagar menos en el IRPF (unos 0,8 millones de declarantes), con una rebaja media un poco inferior a los 450 euros. Por su parte, el 16% de los mayores de 65 años (unos 0,6 millones de contribuyentes, frente al millón estimado por el anterior Ejecutivo) verían reducida su cuota del IRPF en un importe medio cercano a los 600 euros. Según el Banco de España, «no existen contribuyentes cuya cuota del IRPF aumente como consecuencia de la reforma».

Además, el organismo estima que el coste total de la rebaja del IRPF será de 1.544 millones, algo que no impide que los Presupuestos contemplen un aumento de los ingresos tributarios en 2018 del 6%. En concreto, se alcanzarán los 210.015 millones, una cifra récord que mejora el nivel de recaudación precrisis. De hecho, las cuentas públicas prevén un impulso del IRPF del 6,5% pese a la rebaja en esta figura, algo que Montoro justificó en su momento por la mayor actividad económica.

Impacto en medio plazo

En cualquier caso, el Banco de España deja claro en su informe que no analiza las consecuencias de estas medidas en un horizonte temporal más largo. En este sentido, el supervisor advierte de que la financiación de las medidas ahora adoptadas requeriría, bien reducciones de gasto (recortes), bien la obtención de recursos adicionales (mediante nuevos impuestos, por ejemplo) para cumplir con la estabilidad presupuestaria. Estos escenarios afectarían a las rentas netas de los diversos grupos de contribuyentes.

En este sentido, la nueva ministra de Economía, Nadia Calviño, ya evitó asegurar ante Bruselas la semana pasada que España cumpliría con el objetivo de déficit del 2,2% previsto para este año. De hecho, el propio Banco de España, además de otros organismos como la Comisión Europea o el FMI, estiman en sus previsiones que se superará ese límite.

 

Fotos

Vídeos