Caja Rural Granada ofrece el seguro de Incapacidad Temporal Baremado

Caja Rural Granada ofrece el seguro de Incapacidad Temporal Baremado

La entidad pone a disposición de autónomos y profesionales libres este nuevo producto

IDEALGRANADA

El colectivo de autónomos y profesionales liberales representa en España el 18% del total de ocupados; es decir uno de cada cinco trabajadores. Para atender las necesidades de estos profesionales en caso de baja por enfermedad o accidente, la cooperativa de crédito granadina ha puesto en marcha un nuevo seguro de Incapacidad Laboral Temporal Baremado. Esta póliza ofrece a los asegurados el cobro de una indemnización al principio de la baja, dependiendo de la patología que sufran, no del número de días que necesiten para la recuperación.

El objetivo de este seguro es paliar la pérdida de ingresos de los autónomos cuando se ven obligados a dejar de trabajar a causa de una enfermedad o accidente. Esta prestación es compatible e independiente de la que el asegurado perciba de la Seguridad Social.

Caja Rural Granada ha creado este seguro para atender las necesidades reales de este colectivo de profesionales, ya que el 86% de los autónomos cotizan por la base mínima, lo que significa que en caso de estar de baja cobrarían un máximo de 275 euros mensuales, una vez descontada de la prestación la cuota de autónomos que deben seguir abonando.

El asegurado percibirá la indemnización en el momento de la baja, según los días que se establece en el baremo, sin tener que esperar que se produzca el alta, lo que es muy valorado por parte del beneficiario.

Al contratar la póliza se entrega al cliente el baremo donde se establecen el número de días que se indemnizarán por cada una de las patologías a cubrir.

Este seguro cuenta con dos modalidades a elegir por el cliente; una denominada opción modular y otra opción libre. La opción modular a su vez consta de tres tipos, que se diferencian en el importe que percibe el asegurado al día por los conceptos de incapacidad temporal, hospitalización y personal sustitutorio. El asegurado puede elegir entre los tipos A, B y C que establecen una indemnización de 25, 30 y 40 euros respectivamente por incapacidad temporal y el mismo importe por hospitalización.

En la opción libre el asegurado puede contratar prestación por baja de hasta 100 euros al día por ILT, hasta 100 euros también por hospitalización causada por enfermedad o accidente y hasta 25 euros al día por personal sustitutorio.

Baremo y ventajas

Al contratar la póliza el cliente recibe el baremo donde se establecen el número de días para cada una de las patologías a cubrir; por ejemplo si el asegurado sufre infarto agudo de miocardio o insuficiencia coronaria aguda se le indemnizará con 100 días, por el importe diario elegido en el momento de la contratación. Para una hernia inguinal con tratamiento quirúrgico se establecen 20 días, igual que para un parto complicado, esguince o luxación de muñeca; para una luxación de tobillo o cirugía de rodilla corresponden 30 días.

Este seguro permite a los profesionales y autónomos mantener un nivel de ingresos en caso de enfermedad o accidente y supone un complemento a las prestaciones públicas, ya que ambas son compatibles. El baremo simplifica y facilita la gestión cuando se produce la baja.

El asegurado se beneficia de una deducción fiscal de 500 euros en el IRPF por cada persona incluida en póliza. Si se trata de una sociedad, sería un gasto deducible en el Impuesto de Sociedades.

Fotos

Vídeos