Caja Rural y Cooperativas Agroalimentarias enseñan técnicas de poda e injerto a agricultores

Fulgencio Torres y Antonio León se saludan tras la firma del acuerdo en presencia de varios directivos./IDEAL
Fulgencio Torres y Antonio León se saludan tras la firma del acuerdo en presencia de varios directivos. / IDEAL

En las acciones han participado un millar de personas y la actividad forma parte del acuerdo suscrito entre ambas instituciones

IDEALGRANADA

El presidente de Caja Rural Granada, Antonio León, y el de Cooperativas Agro-alimentarias de Granada, Fulgencio Torres, han renovado el convenio de colaboración por el que ambas entidades contribuyen al desarrollo del cooperativismo agrario en la provincia de Granada.

Antonio León, destacó el compromiso que la Entidad Granadina mantiene con las empresas cooperativas «como no puede ser de otro modo, debido precisamente a nuestro carácter de cooperativa de crédito y a nuestro interés en impulsar la competitividad y modernización de nuestras empresas, para lo cual reviste una especial importancia la formación». Al acto de renovación del acuerdo también asistieron el director general de Caja Rural Granada, Jerónimo Luque, y el director de Negocio, José Aurelio Hernández.

Por otro lado, el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Granada, Fulgencio Torres, acompañado por los miembros de la Junta directiva: Juan Rafael Granados, María Cano, Pedro Ruiz, Antonio Hita, José Puntas, Antonio Fco. Zamora, Francisco Ramos y Gregorio Núñez y de su Director General, Gustavo Ródenas, valoró el apoyo de esta entidad al sector agrario, y en particular, a las cooperativas, que se concreta en el impulso de proyectos y acciones de desarrollo para las cooperativas agroalimentarias asociadas a la Federación.

Gracias a este convenio se está facilitando formación especializada en técnicas de injerto y poda de formación en olivar y almendro a un millar de agricultores de las distintas zonas productoras de la provincia, que recibirán en total más de 19.000 horas de formación teórica y práctica.

Estos cursos financiados por Caja Rural Granada y organizados por Cooperativas Agroalimentarias pretenden dotar a los agricultores de habilidades para realizar unas labores muy especializadas para las que tradicionalmente se ha recurrido a mano de obra externa, contribuyendo de esta forma a profesionalizar el sector y ayudar a los empresarios a mejorar y aumentar la competitividad de sus explotaciones.

Este acuerdo facilitará también el desarrollo de programas de Investigación+Desarrollo+Innovación y el estímulo de actividades empresariales generadoras de riqueza y empleo. Dentro de este amplio espectro de objetivos del convenio, se fomentará el desarrollo de técnicas de cultivo, riego, sanidad, seguridad alimentaria y comercialización de las empresas cooperativas. También se impulsará la prestación de asesoramiento técnico a Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas, así como la prevención de riesgos laborales, tanto a nivel de productores como de empresas comercializadoras.

Cooperativas Agro-alimentarias de Granada cuenta con 93 cooperativas asociadas, y 35.500 socios. La gestión de estas empresas de economía social está basada en los principios de democracia, transparencia y solidaridad. «Nuestras empresas impulsan la economía rural manteniendo empleo, fijando población a los territorios y generando una rentabilidad sostenible en el tiempo», señaló Fulgencio Torres, quien añadió que «esta relevancia social y económica es la que ponemos en valor con el apoyo de entidades comprometidas con el desarrollo de nuestra provincia como es Caja Rural Granada».

Las cooperativas agroalimentarias granadinas facturaron durante el pasado ejercicio 669 millones de euros, experimentando un crecimiento del 6% respecto al ejercicio anterior. Un tejido empresarial que genera más de 5.000 empleos directos y alrededor de 40.000 puestos de trabajo indirectos en las explotaciones agrarias y empresas auxiliares.

 

Fotos

Vídeos