BBVA

BBVA PRESENTA su nueva identidad de marca

BBVA PRESENTA su nueva identidad de marca

La identidad ha aprovechado el proceso de transformación digital en el que está inmersa para lanzar este logo que unificará su imagen en todos los países en los que opera.

IDEAL

BBVA ya ha actualizado la marca en casi 1.000 edificios en todo el mundo, entre ellos, la sede central de Ciudad BBVA en Madrid, y otras ciudades como Buenos Aires o Ciudad de México. Asimismo, cambiará la identidad en el entorno digital, a un ritmo más rápido que en los espacios físicos.

La nueva identidad ha sido diseñada especialmente para el creciente entorno digital en el que opera BBVA y es un ejemplo de los valores del Grupo, en particular el de 'Somos un solo equipo', que enfatiza la importancia de los empleados y su compromiso con el proyecto que es BBVA. Al mismo tiempo, refleja el propósito del banco: poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era.

BBVA será la marca del Grupo en todo el mundo. En los próximos meses se prescindirá de las designaciones locales en Argentina (Francés), EE. UU. (Compass), México (Bancomer), y Perú (Continental). Garanti, la franquicia turca del grupo, cambiará su marca a Garanti BBVA.

El logo conserva elementos ya conocidos para BBVA -específicamente el color y el uso de mayúsculas-, pero introduce una nueva tipografía y un diseño que le otorgan más versatilidad y funcionalidad en plataformas y canales digitales.

El cambio también enfatiza el compromiso de BBVA de ofrecer a sus clientes productos y servicios globales -propios de una compañía digital global- a través de un único proceso de desarrollo de soluciones que fomenta la colaboración global, priorización de recursos, mejor 'time to market' y adaptaciones en cada mercado.

Para el cliente

Este cambio será completamente imperceptible desde un punto de vista operativo desde el punto de vista del cliente. La relación con el Grupo será la misma que hasta ahora no hace falta firmar ninguna documentación.

Podrán seguir usando sus tarjetas de crédito o débito actuales, sin necesidad de sustituirlas. A medida que los productos vayan caducando, irán recibiendo los nuevos actualizados.

En definitiva, esta nueva identidad viene a reforzar el objetivo de BBVA de ofrecer una propuesta de valor única y una experiencia de usuario homogénea que, apalancadas en la tecnología y los datos, van a permitir ayudar a los clientes en la gestión de sus finanzas.