El exvicepresidente de Bankia defiende que el Banco de España «conocía absolutamente» la situación de la entidad

El exvicepresidente de Bankia, José Luis Olivas./EFE
El exvicepresidente de Bankia, José Luis Olivas. / EFE

José Luis Olivas ha destacado en la comisión de investigación el Congreso que la salida a Bolsa del banco tenía el visto bueno del supervisor

David Valera
DAVID VALERAMadrid

El exvicepresidente de Bankia, José Luis Olivas, ha defendido que los pasos dados para crear la entidad financiera mediante la fusión de Caja Madrid y Bancaja -sociedad de la que era presidente- si hizo «a instancias del Banco de España» y que todos los pasos que daba, incluida la salida a Bolsa, fueron refrendados por el supervisor. Así se ha expresado hoy durante su comparecencia en la comisión de investigación de la crisis de las cajas del Congreso.

Olivas ha tratado de echar balones fuera sobre su responsabilidad en la crisis de Bankia que acabó con su rescate por valor de 22.000 millones y posterior nacionalización. En este sentido, el también expresidente de la Comunidad Valenciana, ha insistido en que Bankia fue «monitorizada» en todo momento por el Banco de España. En concreto, Olivas ha explicado que había 13 inspectores del organismo supervisor haciendo un seguimiento de la entidad financiera y se celebraran reuniones semanales con ellos. «El Banco de España tenía conocimiento absoluto de la situación de Bankia», ha indicado.

Asimismo, el vicepresidente de la entidad ha defendido que la salida a Bolsa de Bankia -operación por la que está siendo investigado por la Audiencia Nacional- fue avalada por todos los organismos reguladores como la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y por el Banco de España, que en según Olivas, «le pareció bien» la operación.

Banco de Valencia

Además, el expresidente de Bancaja ha indicado que esta entidad estaba «bien gestionada», pero ha recordado que sufrió los problemas derivados de la crisis financiera internacional. En este sentido, Olivas ha resaltado las cajas no podían realizar ampliaciones de capital como los bancos y esto provocó otras fórmulas como las fusiones entre entidades.

Por último, Olivas ha criticado que el Banco de España interviniera el Banco de Valencia -entidad participada por Bancaja- porque, según ha relatado, contaba con fondos propios superiores a los 1.200 millones de euros con los que cubrir el déficit de 560 millones en provisiones que había detectado en 2011 el supervisor. Banco de Valencia, que recibió 5.500 millones de dinero público, fue adquirido por CaixaBank por un euro.

 

Fotos

Vídeos