Caja Rural siembra la semilla del cooperativismo entre más de un millar de escolares

Visita a una de las cooperativas punteras de la provincia. /IDEAL
Visita a una de las cooperativas punteras de la provincia. / IDEAL

Durante un trimestre la entidad enseña a los alumnos los valores de la empresa cooperativa y nociones de educación financiera

IDEAL

Durante los últimos 31 años unos 41.000 escolares de quinto curso, que sería prácticamente el doble de toda la población de municipios como Armilla o Maracena, han podido conocer en profundidad la filosofía y los valores de la empresa cooperativa, visitando algunas de las más punteras de la provincia y de Andalucía.

Esta es una de las actividades organizadas por Caja Rural Granada para difundir los valores del cooperativismo, la educación financiera y la importancia de consumir alimentos saludables como el aceite de oliva y las frutas y hortalizas.

Este año la Entidad celebra la 31 edición en la que participan 22 colegios de Granada y municipios del área metropolitana, con un total de 1046 escolares y colaboran diez empresas de economía social.

Los alumnos se sorprenden de la avanzada tecnología y la capacidad productiva de las empresas cooperativas que colaboran en estas jornadas con Caja Rural, como es el caso de Eurocastell, Granada-La Palma y El Grupo de Castell de Ferro entre las productoras de hortícolas y entre las almazaras San Sebastián de Benalúa de las Villas, San Isidro de Loja, Los Tajos de Alhama de Granada, San Francisco de Asís de Montefrío, Santa Ana de Salar, Santa Mónica de Píñar y Templeoliva de Ventas de Huelma.

Antes de llegar a la cooperativa donde se seleccionan y envasan las hortalizas, los pequeños visitan un invernadero, donde les explican todo el proceso productivo de la planta, desde la siembra hasta la recogida pasando por la fase de polinización con abejorros, que les sorprende sobremanera.

Los grupos que visitan almazaras pueden ver todo el proceso de extracción del aceite, desde que la aceituna llega en remolques, hasta que el aceite se envasa en la botella. Y en algunos casos como en San Isidro de Loja ven cómo se aprovechan los subproductos en la nueva planta de compostaje, usando el alpechín y los restos de hojas para elaborar un abono orgánico de primera calidad. También aprenden las diferencias entre los distintos tipos de aceites de oliva y acaban la visita con una siempre exitosa degustación de pan y aceite recién hecho.

Con estas experiencias Caja Rural pretende grabar en la mente y en el corazón de estos pequeños de diez años, el funcionamiento y la esencia del cooperativismo, como una fórmula empresarial rentable, representativa, solidaria y responsable con el medio ambiente, dentro de nuestro sistema económico.

Sorprende a los pequeños que empresas implantadas fuera de España como los supermercados Covirán, sea una cooperativa, incluso que una entidad financiera como Caja Rural pueda serlo y otras grandes sociedades como Hefagra también.

Las visitas a empresas están precedidas por una clase teórica y didáctica en la que personal de Caja Rural se desplaza a los distintos colegios donde explican los valores y los orígenes del cooperativismo, en el año 1844 en Inglaterra donde 27 hombres y una mujer despedidos de sus fábricas se unieron y crearon lo que ha pasado a la historia como la primera cooperativa fundada por los 'Pioneros de Rochdale'.

Se explica la importancia de la unión y el trabajo en equipo en este modelo empresarial, en el que los propios socios se convierten en trabajadores de la empresa y otros valores cooperativos como la solidaridad, el compromiso y la democracia en la toma de decisiones, responsabilidad, igualdad, equidad, así como el conocimiento del medio rural y el desarrollo sostenible.

Teoría

El personal de la Entidad explica sencillas nociones de educación financiera a los escolares, como la necesidad y la importancia de ahorrar para poder atender gastos imprevistos, la conveniencia de diseñar un presupuesto, separando los gastos necesarios de los prescindibles, las nuevas formas de pago a través de tarjetas y aplicaciones en el móvil, o las medidas de seguridad que llevan los billetes.

Tras el periodo de aprendizaje cada alumno realiza un cómic sobre cooperativismo, y un jurado independiente formado por profesionales de la enseñanza elige los cuatro mejores trabajos para premiar tanto al colegio, como a los autores con un acto solemne y una excursión didáctica durante todo un día para las clases ganadoras.

La entrega de premios se celebra en el auditorio de Caja Rural Granada con la participación de los alumnos de los centros premiados con presencia de autoridades del Consejo Escolar de Andalucía y representantes de la cooperativa de crédito granadina.