La baja inflación mejora la competitividad española en el cuarto trimestre de 2014

Operarios trabajan en la fábrica Ford de Almussafes (Valencia). /
Operarios trabajan en la fábrica Ford de Almussafes (Valencia).

Acumula cinco trimestres consecutivos de ganancias respecto al conjunto de los países de la UE

EUROPA PRESSMADRID

La competitividad exterior de la economía española en el cuarto trimestre de 2014 avanzó frente a la UE tomando como referencia los Indices de Precios al Consumo, debido a la baja inflación española respecto al promedio europeo y a la depreciación del euro frente a las monedas de estos países, según el Indice de Tendencia de Competitividad (TIC) elaborado por el Ministerio de Economía y Competitividad.

Concretamente, la competitividad-precio de España calculada frente a los países de la UE (UE-28) mejoró un 1,2% interanual en el cuarto trimestre de 2014 y acumula cinco trimestres consecutivos de ganancias de competitividad frente a esta zona. Esta mejora fue consecuencia del descenso tanto del índice de precios relativos de consumo en el 0,9%, como del índice del tipo de cambio en un 0,2%.

La competitividad española calculada frente a la zona euro (UEM-18) también presentó una mejora interanual del 0,9% en el cuatro trimestre del pasado año, mientras que calculada en relación a los países de la UE que no pertenecen al euro creció un 2% en el mismo periodo por la caída simultánea del índice de precios relativos de consumo en un 1% y del índice de tipo de cambio en la misma cuantía.

Mejoría frente a la OCDE

España ganó también competitividad frente a la OCDE en el cuarto trimestre, muy favorecida por la importante depreciación del euro en este periodo y por una mayor contracción de los precios españoles en relación con la variación interanual media de los precios del resto de países de la OCDE. Se trata del segundo trimestre en el que la economía española gana competitividad respecto a estos países desde finales de 2012.

Así, la ganancia de competitividad de España frente a la OCDE creció un 3,1% interanual en el cuarto trimestre de 2014, como resultado del descenso del 1,7% en el índice de precios relativos, acrecentado por el retroceso del 1,5% en el índice de tipo de cambio.

Frente a los países de la OCDE que no pertenecen a la eurozona, la competitividad-precio de España mejoró un 4,7% en este mismo periodo, mientras que respecto a los Estados de la OCDE que no están en la UE-28 mejoró un 5,45 interanual en el cuarto trimestre de 2014.

Economía destaca que el "freno" en la apreciación del euro en el tercer y cuarto trimestre de 2014 permitió ganar competitividad en estas zonas, en las que España llevaba siendo competitiva vía precios en los últimos cinco trimestres.

Por último, la competitividad-precio de España frente a los países BRICS mostró una mejora del 5,2% interanual el pasado trimestre, la segunda ganancia desde el tercer trimestre de 2013, debido a la caída del índice de precios relativos en un 4,1%, incrementada por el descenso del índice de tipo de cambio un 1,1%.