Tenis

Londres teme la marcha del torneo de Maestros

Zverez logró el título este año. /Afp
Zverez logró el título este año. / Afp

Mánchester, Singapur, Tokio y Turín optan a suceder a Londres como organizador de las Finales ATP

ENRIC GARDINERMadrid

La majestuosidad y espectacularidad del pabellón O2 de Londres, que ha albergado las últimas diez ediciones de la antiguamente llamada Copa de Maestros, puede tocar a su fin. Este viernes, la ATP ha anunciado las cinco ciudades que optan a organizar el torneo que reúne a los ocho mejores tenistas del mundo a final de año. Mánchester, Singapur, Tokio y Turín son las candidatas a suceder a Londres, en tanto que la capital británica también se presenta para extender su legado hasta 2025.

Más de cuarenta ciudades presentaron sus proyectos para albergar tal evento a partir de la temporada 2021, cuando el actual contrato que la ciudad inglesa tiene con la ATP acabe.

El O2 ha cumplido con las expectativas desde que comenzase a dar cabida al campeonato en 2009. En las diez ediciones ha recibido a 2,5 millones de personas, con más de 240.000 espectadores esta temporada, en el torneo celebrado en diciembre, con victoria para el alemán Alexander Zverev.

Un torneo viajero

Antes de Londres, el torneo de Maestros viajó por Shanghai (en 2002 y desde 2005 hasta 2008); Houston (1976, 2003 y 2004); Sídney (2001); Lisboa (2000); Hannover (1996-1999); Fráncfort (1900-1995); Nueva York (1977-1989); Estocolmo (1975); Melbourne (1974), Boston (1973); Barcelona (1972); París (1971) y Tokio (1970).

En mayo de 2017, Londres alcanzó un acuerdo para extender el contrato con la ATP hasta 2020, pero esta vez, la subasta iniciada en agosto de este año, amenaza con acabar con su reinado.

Mánchester ya intentó albergar las Finales de la WTA, pero la elegida fue Shenzhen (China), que sucedió a Singapur, quien organizó el torneo de chicas desde 2014 hasta 2018.

Por su parte, Tokio ya organiza un torneo masculino y uno femenino, mientras que Turín es la única que no cuenta con un gran campeonato, mientras que en Roma, por ejemplo, se disputa un Masters 1.000 y en Milán las Next Gen Finals.

Roger Federer, durante el torneo de este año, fue uno de los que no se opuso a que el último torneo del año se siguiese disputando en Londres, aduciendo a la cercanía a otras competiciones cercanas en el tiempo como el Masters 1.000 de París. Sin embargo, Novak Djokovic resaltó el carácter del torneo para dar a conocer el tenis y se mostró abierto a un cambio de ubicación en el futuro.

El presidente de la ATP, Chris Kermode, dijo en un comunicado que ha sido un «proceso competitivo alto» y que las ciudades candidatas se merecen «crédito por la pasión y la visión creativa que han mostrado». Se estima que la ciudad elegida se anuncie, como pronto, en marzo de 2019.