Xevi Pons vuelve a saborear la victoria en en el rallye de Granada

Los ganadores del rally granadino festejan el triunfo en el podio. /RAMÓN L. PÉREZ
Los ganadores del rally granadino festejan el triunfo en el podio. / RAMÓN L. PÉREZ

El catalán se proclama tetracampeón nacional cinco años después de su último titulo con mucha expectación local

JOSÉ IGNACIO CEJUDO GRANADA

La vuelta del rallye de tierra a los senderos granadinos ha dejado toda una victoria en el campeonato nacional. El catalán Xevi Pons, una referencia del mundo del motor en el país, se proclamó ayer tetracampeón cinco años después de su último título tras ser el más rápido en los Montes Orientales de la provincia. Al volante de su nuevo Skoda Fabia R5 y junto a su copiloto Rodrigo Sanjuán completó el V Rallye Ciudad de Granada en un tiempo total de 57:39.900, a casi un minuto del británico Osian Pryce y su Toyota Etios R4. Sólo estos tres pilotos fueron capaces de bajar de la hora en sus tiempos en un rallye que apenas pudieron completar 21 vehículos, con quince abandonos. Entre ellos, desgraciadamente, el de la dupla granadina que conforman Juande Gómez y Raúl Burgos, sextos tras el tramo espectáculo del viernes.

Los competidores tuvieron ayer la oportunidad de retarse por los tramos de los Montes Orientales, complicados pero atractivos como pudieron deducir de los reconocimientos que sólo pudieron realizar en la mañana del viernes. Partieron temprano, antes de las ocho de la mañana, desde el Paseo Rector Antonio Gallego de la Chana, donde durmieron los coches tras la ceremonia de salida de la noche anterior en el Palacio de Congresos. Xevi Pons y Rodrigo Sanjuán marcaron la referencia con la excepción del tramo C, donde apostaron por el control con la victoria y por tanto el campeonato en el bolsillo. Antes tuvieron que sortear barro y también niebla. Los aficionados granadinos pudieron disfrutar del espectáculo en las ubicaciones establecidas por la organización.

Tuvieron mala suerte los granadinos Juande Gómez y Raúl Burgos, ilusionados con el sexto mejor tiempo logrado el viernes. Fue a mitad de jornada, en la segunda pasada del tramo B camino de Guadahortuna, cuando reventaron la transfer.

«Ha sido una lástima porque íbamos muy bien, cumpliendo con nuestros objetivos», se resignó Gómez. Le acompañó en el sentimiento su copiloto Burgos: «El coche se quedó sin tracción, la mecánica no nos ha acompañado y te vas con la pena del agravante de ser en casa, pero igualmente ha sido divertido». Más gloria tuvo el granadino Manuel Sánchez junto a su copiloto Ignacio Ramírez, terceros en el podio andaluz y 18º en la general en su Toyota Aygo N3.

Más satisfecho quedó el campeón Xevi Pons, quien ya ganó en Granada el Mundial por equipos de enduro en moto. «Esta ciudad me trae buenos recuerdos», se sonrió. Hubo fuegos artificiales en su honor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos