Fútbol sala

El Sima, pendiente del Melistar para entrar en la Copa del Rey

Lucha por un balón dividido. /P. D.
Lucha por un balón dividido. / P. D.

El equipo de Peligros necesita ganar en la última jornada y que su rival directo pierda ante el Unión África Ceutí

JULIO PIÑERO Granada

Última estación de la temporada para el Sima Peligros, que buscará obrar un milagro este sábado (18.00 horas) ante el Sporting Constitución en el pabellón municipal de deportes de Peligros. Tras caer en Ceuta ante el vigente campeón mientras que el Melistar vencía en Sevilla, los de Balboa necesitan ganar y esperar que su rival no sume ningún punto ante el vigente campeón de la categoría: la Unión África Ceutí. Presumiblemente el cuadro caballa está obligado a mantener un elevado nivel de intensidad para afrontar el 'play off' de ascenso con máximas garantías.

Ramón Balboa analiza la situación que espera en la última jornada y ante todo cree que «lo más importante es cerrar la temporada con un buen sabor de boca, indistintamente de lo que ocurra, por nosotros mismos. Hemos hecho una temporada de notable con un grupo prácticamente nuevo de un año para otro. Es muy difícil empastar a toda la plantilla para que ofrezca su mejor nivel cuando hay tantas caras nuevas; pese a todo llegamos a la última jornada con opciones de alcanzar el objetivo, aunque ya no dependa de nosotros».

El entrenador del Sima Peligros estima que «no creo que sea imposible la carambola puesto que la Unión África Ceutí tiene un 'play off' de ascenso a Segunda División de la Liga Nacional de Fútbol Sala y ello le obliga a mantener una alta intensidad competitiva. Dicho esto, lo normal es que el Melistar consiga puntuar y cerrar definitivamente su pase a la Copa del Rey de la próxima temporada. Si finalmente es así, les felicitaremos por su reacción tras caer ante nosotros en su feudo. Pero antes queda un partido y hay que lucharlo».

El técnico granadino considera que «tenemos que ganar al Sporting Constitución, punto que tampoco va a ser ni mucho menos fácil porque ellos llegan en una dinámica muy positiva y jugarán sin presión, simplemente para disfrutar. Esto para nosotros puede suponer un arma de doble filo porque en este contexto ellos son muy peligrosos. A nosotros nos toca jugar con mucha cabeza e intentar sumar un triunfo y esperar a ver qué ocurre en Melilla. Aunque, insisto, lo más importante es ganar nuestro partido por nosotros, por despedir la temporada con un buen sabor de boca».