Fútbol Sala

El Sima Peligros recibe un duro varapalo en su pista ante el favorito al ascenso

El CD El Ejido fue muy efectivo en sus acciones de ataque ante el Sima Peligros./P. D.
El CD El Ejido fue muy efectivo en sus acciones de ataque ante el Sima Peligros. / P. D.

El CD El Ejido, con una defensa implacable, anuló todos los intentos ofensivos del equipo de Ramón Balboa

Julio Piñero
JULIO PIÑEROGRANADA

Durísimo revés para inaugurar la liga. El Sima Peligros se vio superado en eficiencia por el CD El Ejido. Con una defensa implacable, el conjunto nazarí acabó claudicando y viendo frustradas todas sus intentonas, malogrando infinidad de ocasiones y viendo cómo volaban tres puntos. El marcador no fue, ni mucho menos, reflejo de todo lo que se vio en pista, aunque el triunfo visitante hace justicia a lo sucedido, dado que los celestes estuvieron acertados en todo, mientras que a los granadinos no les salió absolutamente nada.

El partido comenzó con un voluntarioso Sima Peligros, empujando con energía al CD El Ejido hacia su área. Tuvo, nada más comenzar, la primera fruto de una ruptura y potente disparo de Heredia, desde el costado diestro, al ángulo superior del palo largo. Poco después, en acción a balón parado, se adelantaron los celestes por medio de Cortés, cuando logró culminar en la frontal en acción de pizarra para colocar el cero a uno. El encuentro cayó en un quiero y no puedo del conjunto nazarí, acumulando llegadas y timoratas ocasiones, ante un Jesús tremendamente seguro bajo el marco almeriense. A un segundo del descanso el propio Cortés estrellaría el cuero en la base del palo, con un plantel nazarí atenazado.

Tras la reanudación los celestes mantuvieron la solidez defensiva, pese al empuje local. Hubo multitud de alternativas para colocar el empate, pero tras perdonar hasta tres ocasiones muy claras, fue el CD El Ejido el que encontró premio, cuando Germán salió de meta para facilitar la salida ante la presión celeste y Heredia tropezó dejando el balón franco para que Migo anotara a placer, justo a falta de cinco minutos.

Ramón Balboa dispuso el juego de cinco pero tampoco salió nada. Heredia cometió mano que, al no haber portero y ser ocasión manifiesta de gol, le supuso la roja directa. Cortés a falta de tres minutos y Migo en el último segundo colocaron un tan abultado como excesivo castigo para el conjunto nazarí. El técnico granadino señaló al final del partido que «ha sido uno de los días en los que no sale nada, pero hicimos un buen partido».

Fotos

Vídeos