Fútbol sala

El Sima Peligros cae ante un rival que muestra más eficacia

Un jugador del Sima disputa el balón en un duelo anterior. /P. D.
Un jugador del Sima disputa el balón en un duelo anterior. / P. D.

El equipo granadino llegó a empatar tras irse con dos goles de desventaja al descanso, pero le faltó mayor acierto para remontar

J. PIÑEROGranada

Derrota del Sima Peligros Fútbol Sala en el Ruiz Mateos ante un formidable Xerez Toyota Nimauto. Los de Ricardo Villaça aprovecharon su salida en tromba para situarse dos a cero y obligar al cuadro rojiblanco a forzar las marchas para igualar el electrónico en el segundo tiempo. Tras ello, en una dinámica de ida y vuelta, el acierto xerecista terminó por ser diferencial para que los puntos se quedaran en feudo azulón.

El encuentro comenzó con un gran empuje por parte de los xerecistas, acumulando numerosas ocasiones que obligaron a Germán a emplearse a fondo para desbaratar las envestidas. Con todo, los de Villaça encontraron el camino hacia el gol por partida doble cuando Germán encontró puerta tras cazar un rechace desde la frontal, batiendo al meta rojiblanco. Poco después Paquito y Christian concatenaron dos paredes para que el propio Paquito materializara el segundo, con algo de fortuna, pues acertó aun con la oposición de tres zagueros bajo palos. Un imperial Juanlu le apagó las luces a los de Balboa atajando hasta cinco ocasiones clarísimas, abocando el choque al descanso con dos a cero en el luminoso.

Tras la reanudación, los de Balboa salieron con otra marcha superior, permitiendo que el balón fluyera más y con más efectividad. Mediada la segunda mitad Ismael encontraría puerta al anotar, de vaselina, el dos a uno tras una soberbia asistencia de Rafi. Acto seguido Motos cazó un balón llovido en el costado zurdo y, desde línea de fondo, disparó a portería, sin ángulo, con la fortuna de que Juanlu terminó desviando su disparo hacia sus propias mallas.

Cuando los de Balboa acariciaban la remontada con varias ocasiones clarísimas para culminarla, apareció Paquito, en la frontal, para, a la media vuelta, sellar el definitivo tres a dos para los de Villaça, pese a que en los últimos instantes los rojiblancos disfrutaron de tres opciones para restablecer las tablas.