TERCERA

El Real Jaén endosa media docena de goles al Huétor Vega para cerrar la temporada, 1-6

Gueye lucha por un balón en un lance del encuentro ayer, en Las Viñas./:: RAMÓN L. PÉREZ
Gueye lucha por un balón en un lance del encuentro ayer, en Las Viñas. / :: RAMÓN L. PÉREZ

Los jiennenses barrieron a los metropolitanos en Las Viñas tras varias ocasiones marradas por los locales y demostraron su enorme efectividad para afrontar con garantías la fase de ascenso

FRAN ESPIGARES

Último partido de la temporada regular para el Huétor Vega que tras amarrar la permanencia y dejar un buen colchón para evitar posibles descensos por arrastre, quería cuajar un buen final ante un Real Jaén con el liderato también en su poder. Sin embargo, fueron los blancos los que quisieron continuar batiendo récords e infringir miedo a su posible rival en el play off y con una efectividad pasmosa y una gran solvencia defensiva evitaron que el Huétor Vega, a pesar de jugar un buen primer tiempo y disponer de buenas ocasiones, pudiera sacar algo positivo en su último choque de la temporada, llevándose una contundente derrota ante un rival que ha anotado noventa y nueve goles a favor y que se ha ido por encima del centenar de puntos en un año que todo el mundo espera en la capital del Santo Reino que se convierta en el del retorno a Segunda B. Sólo dos semanas podrían restar para ello.

El Huétor Vega, fiel a su estilo y sin la presión añadida de tener que sumar el triunfo, salió muy enchufado al terreno de juego. Los pupilos de Jaime Morente querían brindar a su afición un buen sabor de boca para cerrar la temporada ante un rival de renombre y muy pronto gozaron de la primera aproximación de auténtico peligro. Jorge Molina recuperaba la bola junto al balcón del área y encaraba la portería blanca para toparse finalmente con la enorme de intervención de Ernestas Juskevicius. Segundos después sería de nuevo el propio centrocampista verdiblanco el que soltaría un potente latigazo dentro del área para estrellar el esférico sobre la escuadra. Los locales acumulaban en los primeros instantes dos ocasiones flagrantes de gol pero no ajusticiaban al bando jiennense. Poco a poco comenzó a llegar la normalidad y el juego se fue relajando, dando paso a un periodo del partido en el que era el cuadro entrenado por Germán Crespo quién acaparaba el dominio de la pelota. Esta posesión se tradujo en menores llegadas de los metropolitanos, pero tampoco su rival disponía de importantes acercamientos. Pero como a todos los grandes les ocurre, no es necesario un dominio aplastante para doblegar a su rival y hacerlos incluso con cierta sencillez. Cuando aún no se había rebasado la primera media hora de juego, una falta botada al área la cabeceó a gol el killer del grupo noveno haciendo imposible la estirada de Miguel García. Antonio López adelantada al Real Jaén y abría la veda para unos 'lagartos' que se desbocaron. No sin que antes Adri Butzke copara una de las grandes jugadas personales del partido al librarse de dos zagueros en el área pero no gozar de la precisión y potencia suficiente para igualar la contienda. Las oportunidades marradas por los hueteños fueron un revulsivo para el Real Jaén, que cada llegada la transformada en gol. El granadino Cervera, que este año no ha tenido mucha fortuna los goles, oteo la portería en la corona del área para afinar su puntería y mandar el balón pegado al poste para hacer inevitable el segundo tanto de los blancos que, con máxima efectividad, ya se distanciaban en el marcador. Pero la enorme campaña de Miguel García bajo los palos hueteños no podía quedar tan deslucida ante el líder y al menos tuvo lugar de lucirse con un fuerte lanzamiento que sacó en última instancia para evitar un tercer gol que, a pesar de todo, no se hizo esperar. En la transición de éste, Butzke tuvo de nuevo en sus botas otra gran ocasión para recortar distancias, pero Juskevicius demostró estar en una forma excepcional aun actuando en contadas ocasiones esta campaña y volvió a evitar el gol del ariete hueteño con una excepcional intervención. Los locales eran incapaces de anotar y el Real Jaén demostraba una vez más por qué ha sido el conjunto más realizador del campeonato. Fran Hernández enviaba el balón al travesaño y acto seguido un balón colgado al interior del área lo ganó por alto Antonio López para ponerlo ajustado sobre la meta local y hacer el tercero cuando el partido ya encaraba el final del primer tiempo.

La reanudación se cobró más goles encajados para el bando verdiblanco. El Huétor Vega salió con la intención de maquillar el resultado pero el esfuerzo de la primera mitad pasó mucha factura. Tanto que, sin apenas despeinarse, los jiennenses endosaron una soberbia goleada a su oponente, que poco podía hacer ante la gran pegada mostrada por el líder. Mario Martos con un zapatazo preciso en el área transformaba el cuarto tanto y minutos después se deshacía de Migue García para hacer la 'manita' en pleno vendaval de los blancos, que no tenían piedad de los hueteños y mandaban un recado al que sea su rival en suerte para disputar la eliminatoria por el ascenso a la división de bronce. A balón parado Moha también se unió a la fiesta goleadora de los suyos y estuvo hábil para erguirse ante la zaga en un saque de esquina y perforar con la testa la meta de un Migue García que vivía uno de los peores partidos de la temporada. Los locales no merecían después de la gran segunda vuelta realizada cerrar con tan mal sabor de boca la temporada y David Romero pudo maquillar el resultado y brindar un tanto a la parroquia local tras cazar un balón colgado en el área a quince minutos del final. Sin embargo el tramo final del encuentro fue un pacto de no agresión mutua que permitió a ambos conjuntos relajarse y no acumular aún más desgaste, sobre todo de cara a unos visitantes para los que ahora comienza el verdadero punto importante y decisivo de una temporada marcada para dar el salto de categoría.