Deporte inclusivo

Puro fútbol en Aynadamar

Lance de uno de los encuentros disputados en la final./RAMÓN L. PÉREZ
Lance de uno de los encuentros disputados en la final. / RAMÓN L. PÉREZ

Empresa y Juventud ha salido campeón de la sexta edición de esta competición organizada por la oficina de deporte adaptado del Ayuntamiento de Granada

CÉSAR GUISADOGRANADA

Las instalaciones municipales granadinas se han repartido este año la ocasión de albergar la sexta edición de la liga de fútbol que se disputa dentro de los Juegos Municipales Adaptados. Se trata de una competición organizada y puesta al servicio de las asociaciones, centros ocupacionales y también residencias que trabajan para dar actividad deportiva y formativa a personas con discapacidad intelectual. El fútbol se erige aquí como un caudal excelso de trabajo precisamente en ámbitos tan importantes como la autonomía, la interacción con elementos externos; reglas, árbitros, o el trabajo en equipo sin ir más lejos. Y a buen seguro que tras el paso de esta campaña, muchos técnicos se dan por satisfechos a tenor de lo conseguido dentro y fuera del verde.

Aynadamar fue la sede de la última de las nueve jornadas jugadas. Ocho citas para nueve equipos; Asprogrades, Purísima Concepción, Docete Omnes, Sierra de Loja-Alfaguara, Vale, La Pirámide, San José, Empresa y Juventud, y Ali Up. Y en esta última, celebrada este fin de semana se unificó escenario y horario para favorecer ese clima de deportividad e intercambio de ideas y relaciones que al final es el objetivo de tal. Docete Omnes se impuso a Vale, lo mismo que Asprogrades a San José y Ali Up a Purísima. E idéntico también al resultado del Empresa y Juventud para ganar a Sierra de Loja-Alfaguara y proclamarse así como campeón.

Empresa y Juventud no han perdido ni un solo partido. Uno empató Ali Up de Bailén siendo segundos y con seis victorias y dos empates terminó la Fundación Purísima Concepción, que acabó tercera en la tabla. Aquí, los resultados son tan importantes como en cualquier competencia, pero de una liga así se extraen ciertos valores que no dejan ligas paralelas.

Mercedes Sánchez es responsable del programa deportivo de Empresa y Juventud. Y cuenta que en el tercer año de participación, lo «último que buscamos aquí es la competitividad», dice. «Nuestros jugadores saben que ganan porque han competido a un nivel más alto que sus rivales, pero también que aquí lo importante ha sido nuestro compromiso a la hora de ir a cada partido, o de estar en cada entrenamiento porque hemos tenido un entrenador que ha sido voluntario de nuestro centro, así que la mejor forma de agradecerle su trabajo ha sido nuestro compromiso con él». Además, si con algo se debe quedar la formadora, «es con el trabajo de juego limpio que hemos realizado. Siempre hemos sido lo más deportivos posible, si ganábamos bien y si no también», abrocha.

Para Sánchez, además del merecido trofeo que recogieron como símbolo a una temporada cargada de victorias, este equipo y por extensión seguro el resto, se lleva «los valores intrínsecos de formar parte de un grupo, el respeto a los compañeros, a los chicos de otros equipos y al árbitro». Y aquí enfatiza. «Porque a veces cuando uno está jugando, está muy activado y se enfada con el árbitro, con el jugador o con el entrenador rival. Y esto también lo hemos trabajado. Nuestros jugadores han ganado en autocontrol y en entender las decisiones que se toman a nivel de arbitraje», explica.

El centro ocupacional Empresa y Juventud está compuesto por tres centros especiales de empleo para personas con discapacidad intelectual. Aquí trabajan en manipulado de productos alimenticios, en el manufacturado de cajas de cartón y también tienen una finca de agricultura ecológica. Así, formar un equipo entre estos tres puntos de trabajo, ha servido también como nexo más allá de la jornada laboral.

«Si me tengo que quedar con un momento, sería instante en el que han pasado de centrarse sólo en ganar, de incluso obsesionarse con la victoria y el primer puesto, a simplemente querer jugar, estar con sus compañeros y disfrutar del deporte. Han aprendido a estar contentos dentro de un equipo, a aceptar decisiones que no les gusta, como las del árbitro. Pienso que cuando disfrutas así, es cuando realmente ganas», dice Mercedes Sánchez.

Así tocó su final la Liga Provincial de fútbol para deportistas con discapacidad intelectual. Por su parte, el concejal de Deportes de la capital, Eduardo Castillo, señaló que «esta Liga se inserta dentro del programa de deporte adaptado que oferta 2.776 plazas repartidas en cuatro periodos bimensuales. En cada uno de estos periodos bimensuales contamos con 694 plazas». Castillo aseguró que «esta competición es ya un referente en toda Andalucía» y añadió que «la apuesta del Ayuntamiento de Granada por el deporte para personas con distintas capacidades ha sido evidente en estos tres últimos años en los que hemos duplicado la inversión en este programa». Sin ir más lejos, han sido cien futbolistas los que han participado de la presente cita esta temporada.