Fútbol

La picaresca de la cantera granadina al servicio del VAR de la Primera saudí

El equipo del VAR observa los monitores desde una sala./PEPE MARÍN
El equipo del VAR observa los monitores desde una sala. / PEPE MARÍN

Dieciséis árbitros de la liga árabe se examinan durante estos días en el Núñez Blanca sobre las reglas del vídeoarbitraje con la ayuda de cadetes y juveniles del Arenas, Estrellas Chanas y Zaidín

CÉSAR GUISADOGRANADA

Con todo el respeto al enorme fútbol desplegado por las selecciones revelación de este Mundial de Rusia, como lo fue el exhibido por la campeona Francia, pero también por Bélgica o Croacia, sin menospreciar a combinados que ilusionaron como México o Japón, y gracias también a la ausencia de los 'hooligans', el otro gran protagonista de esta Copa del Mundo fue el VAR. Se le llama así al sistema asistente de vídeo arbitraje (Video Assistant Referee, por sus siglas en inglés) y en España se implantará para la inminente temporada toda vez que el nuevo presidente del Comité Técnico de Árbitros, Velasco Carballo, haya desbloqueado el camino que obstaculizó Sánchez Arminio en el pasado.

La Liga Profesional Saudí, que es un campeonato joven, con cuarenta y tres ediciones disputadas, implantó este sistema durante la pasada campaña. Así, sus árbitros, además de formarse en el reglamento inherente al propio fútbol, deben hacerlo también en la aplicación de este novedoso sistema y para eso realizan durante la pretemporada una concentración muy parecida a los equipos profesionales.

Durante estos días, dieciséis árbitros de la Liga de Arabia Saudí están en España. Concretamente en Granada -sí, eligieron esta ubicación por la fuerte conexión que tiene este país con la ciudad de la Alhambra-. Ya quisieron realizar este 'stage' aquí el año pasado, pero un problema con la conexión de vuelos los llevó finalmente a Valencia.

Pero vaya por delante que para los colegiados no se trata de unas vacaciones. Aquí no sólo han venido a formarse, sino que también deben pasar un examen de aptitud, y si no lo aprueban, el VAR los mandará a casa. No podrán pitar en la Primera división de su país y, ni mucho menos, en las competiciones internacionales. De ahí la importancia que tienen estos nueve días de formación, que llegarán a su fin el próximo viernes.

La cuestión es, ¿por qué estos árbitros salen a formarse lejos de país, con las comodidades que ofrecen las instalaciones saudíes? Uno de los motivos más importantes es porque así se pretende aislar a estos colegiados, no sólo de la presión mediática, sino también de agentes externos que pueden buscar corromper su formación en beneficio de particulares. Además, y aunque económicamente esta Federación es una potencia, técnicamente adolece de la desorganización de las europeas, así que saliendo se encuentra el grado de concentración y compromiso que se busca. Aunque esto pasa en la mayoría de las federaciones nacionales del mundo, según apuntan desde la propia organización de este 'stage'.

De esta forma, en el complejo deportivo de Núñez Blanca se han instalado nueve cámaras alrededor del campo de fútbol y en una sala adyacente se ha ubicado el centro de monitorización desde donde se llevan a cabo las pruebas. Otras dos salas están en el antiguo Hotel Nazaríes, donde se alojan estos árbitros, y desde donde se realizan el resto de las pruebas. Porque el VAR no se ubica en los estadios, sino en un centro común al que llegan las imágenes. El de LaLiga estará situado en las instalaciones de la RFEF, en Las Rozas, por ejemplo.

Sólo falta lo más importante, un balón y jugadores. Para esto está siendo imprescindible la colaboración de futbolistas en edad cadete y juvenil del Zaidín, Estrellas Chana y Arenas de Armilla. Ellos juegan y los árbitros se examinan dirigiendo los partidos.

Las pruebas son totalmente reales. Están supervisadas por la FIFA y requieren de cierto nivel de exigencia. Aquí viene lo curioso. Sin que los árbitros a prueba lo sepan, los organizadores les pidieron a varios jugadores de estos equipos que simularan caídas, faltas e incluso algún penalti y como aliciente, si consiguen engañar al árbitro y al VAR, sumarían un gol en el resultado final. La picaresca del fútbol granadino al servicio del video arbitraje FIFA. Y ojo, porque el árbitro que caiga en la 'trampa', podría no pitar este año si su error ha sido muy grave.

Mark Clattenburg

En la vigilancia de todo está el árbitro inglés Mark Clattenburg. Considerado como uno de los mejores 'trencillas' de Europa, desarrolló la mayor parte de su carrera dirigiendo partidos de la Premier League, de la Liga de Campeones y llegando a pitar la final de la Eurocopa que jugaron Francia y Portugal y que ganaron los lusos. Hoy arbitra en la Liga Profesional Saudí en un intento de esta competición por ganar el nivel que acerque este fútbol exótico al europeo.

Por las instalaciones del Núñez Blanca también pasó ayer el alcalde, Francisco Cuenca, quien se mostró satisfecho porque «durante estos días Granada está siendo sede de un espacio formativo para árbitros de Arabia Saudí, que vienen a formarse con el mejor árbitro de Europa en las técnicas de uso del VAR», afirmó el edil.

Fotos

Vídeos