Pádel

El mejor momento del palista Javi Ruiz

El granadino Javi Ruiz, un gran tenista que se ha consolidado en el WPT profesional./ALFREDO AGUILAR
El granadino Javi Ruiz, un gran tenista que se ha consolidado en el WPT profesional. / ALFREDO AGUILAR

El granadino ha formado con Uri Botello la pareja revelación del circuito World Pádel Tour en 2018 | Ganador de dos torneos Challenger en lo que va de temporada, ha sido convocado por méritos propios para el Mundial de pádel con la selección

José Ignacio Cejudo
JOSÉ IGNACIO CEJUDOGRANADA

Tras muchos años de tenis y otros tantos de pádel, a Javi Ruiz le ha llegado su momento en la élite. El palista granadino ha formado la pareja revelación de lo que va de temporada en el World Padel Tour junto al melillense Uri Botello y ha sido convocado con la selección española para el Mundial de Paraguay, la primera llamada tras dos preselecciones. «Está siendo el premio a todos mis años deportivos, no lo imaginaba al empezar la temporada y ahora queremos disfrutar y aprovecharlo al máximo», asegura.

En lo que va de 2018, Javi Ruiz y Uri Botello han sido campeones de los Challenger de Melilla y Lisboa, finalistas en Madrid y semifinalistas en Mijas. También se clasificaron para cuartos de final en Andorra y Badalona. Eso les ha llevado a consolidarse como la octava mejor pareja del ránking mundial y la mejor formada íntegramente por jugadores nacidos en España. Un salto considerable en comparación con los puestos que ocupaban cuando comenzaron a jugar hace un año, fuera de los quince mejores. «Sumar una posición es muy difícil y nosotros hemos cumplido el que era nuestro objetivo a muy largo plazo. Vamos a seguir intentando meter la cabeza y escalando más puestos si podemos», promete el granadino.

La unión con Uri Botello se produjo porque ambos sintieron que no terminaban de alcanzar los objetivos que se habían marcado con sus anteriores parejas. «Lo conocía del circuito, habíamos hablado muchas veces y me parecía que su derecha se podía complementar bien con mi juego. Fue él quien me lo planteó, aunque surgió de los dos. Al principio nos costó integrarnos pero sabíamos que si seguíamos así seríamos bastante rocosos y ha sido este año cuando nos hemos entendido y hemos tenido la confianza para creernos que podemos estar entre los mejores», argumenta Javi Ruiz.

Fue esa derecha «bastante ofensiva y regular, con quizás la mejor bandeja del WPT» la que convenció al granadino de que debía apostar por el melillense. Luego, con la convivencia, le ganó su profesionalidad. «Se deja los cuernos entrenando y se agradece mucho, me ha contagiado su ambición», admite. «Uri maneja muy bien la bola desde atrás y la velocidad del juego, y eso me beneficia porque mi papel es el de acabar la jugada. También hemos tirado mucho psicológicamente el uno del otro, que es algo que nos hecho ganar muchos partidos», cuenta.

Ha escuchado lo de 'pareja revelación', y le gusta. «No hemos perdido casi ningún partido de los que no debemos perder por ránking y sí hemos vencido a parejas superiores. Nos va bien ese título con el nivelazo que hay en el World Pádel Tour. En todos los torneos hemos sumado sensaciones y resultados», razona el palista, feliz por la «sincronía y capacidad de sufrimiento» que han conquistado como pareja. «Nuestro juego no se basa en ganar todas las bolas sino en acabar con los rivales poco a poco, buscando el punto débil. Para eso debemos ser fuertes de cabeza porque no siempre vamos a tener el dominio de la situación, hay que motivar al compañero y luchar hasta la última bola», expone.

El gran rendimiento que están mostrando en lo que va de temporada les hace trabajar sobre todo para mantener alejadas a las novena y décima mejores parejas y conservar un estatus que les beneficia en los cuadros para esquivar cabezas de serie. Así esperan llegar al paso del WPT por Granada en octubre. También tienen al alcance, por sus números, un torneo Máster. «Nos haría mucha ilusión, sería el premio a una temporada excelente», resuelve Javi Ruiz, quien también agradece su mejora personal en lo físico y en lo técnico a Francis Molina y Sebas Alférez o a sus fisios Isaac y Javi.

Paraguay

Estos meses de crecimiento le han aupado hasta la convocatoria con la selección española para el Mundial de Paraguay. «Es un sueño desde pequeño. Me tocaba estar. Es un orgullo y una responsabilidad muy grande, te vienes arriba con los 'jugadorazos' de la lista», sonríe Javi Ruiz, quien no ignora sus pocas posibilidades de jugar en el revés que comparte con Paquito Navarro, Alejandro Galán y Juan Lebrón. «Estaré dispuesto si el seleccionador quiere que juegue y ayudaré en lo que haga falta», se entrega.

Fue hace dos años y con Gonzalo Rubio, con quien fue campeón nacional, cuando este diestro comenzó a jugar en el revés. «Me vi potencial y este año ha sido mi explosión, puedo disfrutar y tocar todas las bolas que quiero. Creo que disfruto algo más ahí pero que en la derecha podría dar más nivel», se sincera. «Me siento muy cómodo de tres cuartas partes de pista para arriba, sufro algo más atrás aguantando. Soy ofensivo y me encuentro cómodo cerca de la red para finalizar, el haber jugado a tenis me da un plus ahí», se define Javi Ruiz.

Conocedor y amante tanto del tenis como del pádel, el palista granadino tiene claro qué es lo que más le gusta del deporte que le ha permitido instalarse en la élite. «Aquí prima el compañerismo y la predisposición a sacar lo mejor de tu pareja. Es muy bonito trabajar y dejarnos los cuernos juntos por una victoria», resume quien quizás acabó demasiado fatigado del individualismo del tenis. Javi Ruiz sigue entrenando en Ilusión Sport, donde también enseña a otros apasionados. «El pádel granadino siempre ha dado un nivel muy bueno y los jóvenes como Miguel Yanguas vienen muy fuertes, seguro que dentro de unos años van a pelear por ganar en el WPT», augura el palista. Javi Ruiz, el referente, allana el camino.

Temas

Pádel

Fotos

Vídeos