Larga vida al Acróbatos

El club de la Facultad de Ciencias del Deporte cumple veinte años allí donde se formó Diego Martínez o dio sus primeros raquetazos la olímpica Carolina Marín

Larga vida al Acróbatos
Ramón L. Pérez
CÉSAR GUISADOGranada

La Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Granada y otrora INEF es sin lugar a dudas el pulmón polideportivo granadino. Que el entrenador que ha llevado al Granada CF a Primera división, se criara aquí académicamente lo sabe todo fiel aficionado rojiblanco, pero que además de Diego Martínez, por aquí pasara una tierna Carolina Marín para que sus primeros raquetazos fueran desmenuzados y perfilados por David Cabello, no es tan de dominio público. Tampoco es común encontrar a quienes sepan la historia de un deporte nacido en estas aulas y que hoy practican decenas de miles de gimnastas en toda España.

Dicen que las fórmulas del éxito se hayan en las páginas de aquellos libros que albergan las vías de la investigación como principal método para evolucionar. Porque es con esa intención, con la del estudio constante para el descubrimiento de un físico cada día más portentoso, como cruzaron sinergias dos estudiantes que ya se habían conocido en Madrid debido a su pasión por la gimnasia artística, que llegaban a Granada para impartir clases y que sin saberlo iban a alumbrar el camino de un nuevo deporte.

A mediados de los ochenta nada se sabía de la gimnasia acrobática porque de hecho no existía como tal, aunque en el extranjero comenzaba a practicarse algo llamado acrosport. Por eso, a los profesores Jesús López Bedoya y Mercedes Vernetta, esta última venía de ser Olímpica en Montreal '76, se les ocurrió poner en marcha una escuela deportiva, una actividad docente e investigadora que empezó por el '83 y que terminaría por ser el germen de un equipo que al comienzo se le bautizó con el nombre que hoy desecharía cualquier experto en marketing: Club de Actividades Gimnásticas de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

Imágenes 1 y 3: primeros entrenamientos de gimnasia en INEF (año 1987). Imagen 2: el equipo de la Universidad que ganó el Nacional de Aeróbica en 1998. / Ideal

Curiosidades aparte, hoy son cerca de cuatrocientos gimnastas con grupos formados por niños y niñas desde tres años de edad hasta que son adultos, los que cuentan con un extraordinario material práctico en las instalaciones de la Facultad para entrenar cada tarde. Pero quizá sea aún mejor el material humano. Porque pueden existir pocos clubes en Granada capaces de presumir de la formación tan excelsa de sus entrenadores, entre los que se cuentan dos coreógrafos, tres de trampolín, otras tres de rítmica y trece para la gimnasia acrobática. La aguja la enhebran cada tarde a pie de tapiz Nico Fresneda, que es el presidente y también entrenador, junto con Elena Fomina, vicepresidenta y también entrenadora de este club.

Pero cuando esta aventura comenzó, en el '99, en el equipo no eran más de veinte gimnastas los que se animaban a probar con una modalidad de pirámides, saltos y caídas poco conocida hasta el momento. Poco a poco salvan trámites burocráticos dentro de la Real Federación Española de Gimnasia y el tándem López Bedoya-Vernetta, consigue que Granada organice el primer Campeonato de Andalucía de gimnasia acrobática a nivel federativo. Ponen así otra piedra en el 2.000 y se marchan a Polonia para presenciar en la ciudad de Wroclaw el Campeonato del Mundo para dibujar mejor en sus cabezas lo que terminaría siendo el Club Acróbatos de Granada, nombrado por fin tal y como lo conocemos hoy, desde el año 2.001.

Una evolución gimnástica

Desde entonces, la actividad competitiva se canaliza entre las modalidades de 'gimnasia para todos', aeróbica, trampolín o tumbling y la acrobática, con la mirilla puesta siempre en los eventos más importantes del planeta, como las copas del mundo, los europeos o la Gymnaestrada Mundial, a la que se consigue llevar representación. De hecho, a nivel internacional, España hace su primera aparición en el cincuenta aniversario del encuentro Internacional de Gimnasia Acrobática en Swidnica (Polonia), en abril del 2004 con un cuarteto del Club Acróbatos compuesto por Jesús Jiménez, Arturo Gómez-Landero, Marcos García y Alejandro Centeno entrenado por Jesús López Bedoya y Mercedes Vernetta, obteniendo la medalla de plata.

Los grandes éxitos deportivos no se hacen esperar y comienzan a llegar en gran número medallas a nivel autonómico y nacional en diferentes disciplinas gimnásticas, así como internacionales, siendo los granadinos habituales miembros de los equipos nacionales en campeonatos de Europa, copas y campeonatos del Mundo. Tanto así, que la actividad generada se puede considerar como la de mayor éxito y resultados competitivos de Andalucía y de España, motivo por el cual, la Asociación Española de la Prensa Deportiva en Granada, reconoce al Club Acróbatos como el más distinguido del panorama del 2.009.

Jesús López Bedoya recuerda su periplo desde su aterrizaje en la Facultad en 1.983 hasta el día de hoy, como si realmente hubieran pasado dos días. Lo tiene todo bien documentado, su archivo fotográfico da fe de éxitos y entre sus papeles, letras que reflejan días de gloria que fueron la base de lo que tantos disfrutan hoy. «Desde el INEF fuimos los pioneros del acrosport en España y hoy en día este deporte se práctica como una unidad didáctica en Educación Física en la mayoría de institutos y escuelas de todo el país. Aquí, en Granada, construimos la base de la que iba a ser la gimnasia acrobática española», pondera.

El último gran reto del Acróbatos tuvo lugar hace unos días. Granada ya no sólo participa si no que organizó el primer fin de semana de junio el Open Internacional de gimnasia acrobática. Fueron más de setecientos gimnastas llegados desde todos los rincones del país e incluso desde fuera de las fronteras los que llegaron hasta los pies de la Alhambra, al Palacio de los Deportes del Zaidín, para participar en una auténtica cita de primer nivel y que de paso sirvió para abrochar la temporada.

Open internacional celebrado paralelamente con el Campeonato de España, donde los resultados de los granadinos se cuentan con catorce medallas, entre ellas tres oros. Ismael Medina y Luz Lupiañez como pareja mixta sénior; Iris Robles, María Castañeda y Sara Jiménez en trío senior y Eva García, Pilar Rodela y Luz Fernández en trío júnior 2. Fue una cita del más alto nivel, que viene a reivindicar a la ciudad como cuna de este deporte, a la Universidad de Granada y en especial a su Facultad de Ciencias del Deporte como auténtico motor y pulmón del polideportivo granadino y a sus gimnastas, como unos auténticos pioneros. Abrieron camino, y hoy lo continúan señalando para que sean los 'peques', quienes lo discurran a volteretas.

R.L.P

Efemérides

1999

Se crea el Club de Actividades Gimnásticas Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de Granada que más tarde pasaría a llamarse, Club Acróbatos

2006

Primera medalla internacional a nivel federado, con un bronce en el Campeonato del Mundo celebrado en Bruselas

2009

La Asociación Española de la Prensa Deportiva en Granada distingue a Acróbatos como el club más destacado del panorama actual

2019

Acróbatos cumple veinte años celebrando el Open Internacional Ciudad de Granada con la participación de más de 700 gimnastas