Pádel

Javi Ruiz pasa a octavos y Teresa Navarro gana el duelo granadino

Javi Ruiz, dispuesto a devolver una bola algo baja./RAMÓN L. PÉREZ
Javi Ruiz, dispuesto a devolver una bola algo baja. / RAMÓN L. PÉREZ

La antigua pareja de Lucía Martínez, nacida en la capital antes de marcharse a Canarias con cinco años, remonta un partido muy disputado

José Ignacio Cejudo
JOSÉ IGNACIO CEJUDOGRANADA

El World Padel Tour tomó ayer el Palacio de Deportes y no lo soltará hasta este domingo, cuando se disputen las finales femenina y masculina por la mañana. La jornada de ayer no fue la primera pero sí en la que ya compitieron los cabezas de serie y también los palistas granadinos.

Javi Ruiz se metió en octavos junto a su pareja Uri Botello y Teresa Navarro ganó a Lucía Martínez el duelo entre granadinas, aunque la vencedora ayer se marchase a Gran Canaria con apenas cinco años. Los tres sudaron sangre para lograr el pase. También sufrieron sus familiares y amigos, que se comieron las uñas en las gradas, sobre todo en el primer set de las nacidas en Granada. Una de las grandes sorpresas del día fue la eliminación del nuevo tándem argentino de Maxi Grabiel y Federico Quiles, candidatos a la victoria ante las bajas de la mejor pareja del circuito que conforman Bela y Lima, así como de Paquito Navarro.

Los partidos comenzaron por la mañana tanto en el Palacio de Deportes como en el Padel Sport Granada Indoor de Armilla. Fue allí donde se produjo el atropello de Christian Fuster y Raúl Marcos a Maxi Grabiel y Federico Quiles, que se estrenaron como dupla de la peor manera posible con un resultado final adverso de 6-4 y 7-5. En un Open de Granada sin un favorito claro por sus ausencias, la caída de los argentinos abre todavía más el abanico de posibilidades.

Fue en Armilla donde se disputó uno de los partidos más igualados a nivel de ránking de la jornada, el duelo granadino y de antiguas parejas entre Lucía Martínez, más que conocida en su ciudad y compañera de Carla Mesa, y Teresa Navarro, nacida en esta tierra hasta que cumplió los cinco años y se marchó con su familia a Gran Canaria, compañera de Victoria Iglesias. La modesta instalación se quedó pequeña para un partido de nivel que además no quisieron perderse las familias de las palistas.

Lucía Martínez y Carla Mesa se llevaron el primer punto. Se movían con agilidad, muy fina y rápida la granadina, superiores a unas rivales algo desconcertadas. Martínez, muy vinculada a esas pistas, donde ha aprendido y ha enseñado, arriesgaba con valentía. Le salía todo. Los golpes sofisticados de la pareja más menuda les permitían ganar los puntos para impaciencia de sus contrincantes. Y pese a todo, incluido el 3-0 en el marcador, todo cambió.

Navarro e Iglesias debieron convencerse de que aquello no podía ir a peor. Con mucha más autoestima, precisión y fortuna lograron igualar con tres juegos seguidos. A Teresa le iba luciendo en la boca una sonrisa tranquila, como si lo tuviera todo bajo control. El rostro de Lucía Martínez, en cambio, mostraba preocupación. Navarro e Iglesias forzaron el tie-break y allí, con máxima igualdad y tras discutir un saque, se llevaron el gato al agua contra todo pronóstico. El golpe fue duro para Mesa y Martínez, muy responsabilizada. La granadina-canaria se llevó el partido tras ganar el segundo set 6-3 y su familia aplaudió desde lo más alto de la instalación.

Alegría en el Palacio

Con algo de intriga pero con contundencia final logró el pase a octavos Javi Ruiz, que junto a Uri Botello superó 6-4, 3-6 y 6-2 a José A. García Diestro y Martín S. Piñeiro en el Palacio. Ambas parejas arrancaron ganando sus servicios hasta un 'break' 3-2 a favor del granadino que ya mantuvo la autoridad hasta llevarse el primer set con un juego en blanco gracias a su poderoso saque.

La contienda se retomó con un inicio calcado hasta que Diestro y Piñeiro rompieron un servicio en blanco. Se les veía mucho más comunicativos ante un Javi Ruiz cargado de responsabilidad, con viejos fantasmas en la cabeza, y un Uri Botello algo nervioso. Se llevaron el set pero el palista granadino supo mantenerse firme luego. Peleó con garra la victoria y, tras ceder dos juegos, la dejó en casa. Tanto él como Teresa Navarro volverán a jugar esta tarde en el Palacio de Deportes y en Armilla con coincidencia horaria.

Temas

Pádel

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos