Fútbol modesto

El Guadix juega esta tarde un partido marcado como trascendental

Los blancos serán de Honor matemáticamente si no ganan a El Palo, perdiendo la categoría que se recuperó en la temporada 2013-14

CÉSAR GUISADO GRANADA

Una derrota ante El Palo que todavía no ha cerrado la tercera posición, significaría el descenso del Guadix, que ha adelantado su partido, el penúltimo en casa de una temporada que huele a despedida de la categoría. Los blancos conquistaron con ambición la Tercera para ser uno de los conjuntos más ilusionantes del grupo IX en la temporada 2014-15. Sin embargo, los condicionantes económicos y la inestabilidad del vestuario han marcado un devenir paupérrimo en cuanto a resultados que abocan al desastre. La categoría de Honor servirá para redimir penas, como le está sucediendo al Maracena. Y las motivaciones para adelantar el horario de este encuentro atienden a varios factores. A una petición de El Palo, a la romería del Zalabí –que tendrá lugar mañana y que arrastra a un considerable número no ya de aficionados sino de miembros del cuerpo directivo y técnico–, y que además es día también de las elecciones. Pepe Capitán y Álex Barrera, dos hombres muy importantes en el conjunto paleño, no se vestirán de corto por acumulación de tarjetas amarillas.

En el resto de partidos, destaca el derbi de Las Viñas. Aquí se enfrentan Huétor Vega y Huétor Tájar, y sólo cabe recordar los acontecimientos de la pasada temporada, con lío de declaraciones al entender los amarillos que sus rivales no habían hecho todo lo posible por ganar al Real Jaén, para entender que el encuentro, aún sin los mismos objetivos para unos y otros, seguirá siendo especial. Ni los metropolitanos ni los del Poniente tienen abrochada la salvación porque ambos suman cincuenta puntos que debieran ser suficientes, pero mucho se está hablando de restructuración y con el Malagueño y Almería B caídos ya a la categoría. Pueden ser hasta nueve los arrastres de Tercera a Honor, por lo que Huétor Vega y Huétor Tájar están en la cuerda floja. Está todo por jugarse. En cuanto a las sanciones, Mario Fernández no estará en los visitantes por acumulación de tarjetas y Espínola no será de la partida de Morente al tener que cumplir un encuentro de castigo por expulsión.

El Motril, sin Adri Muñoz, visita a un Rincón que necesita ganar ante un equipo que no se juega nada. Los costasoleños están inmersos en plena lucha por la salvación, por lo que los de José Manuel García pueden echar una mano con su victoria a los implicados. Entre ellos también al Atarfe, que quema uno de sus últimos cartuchos, una final más, ante el Torredonjimeno. Los jaeneros ocupan el ecuador de la tabla, pero necesitan la tranquilidad de los tres puntos. El Atarfe tiene que ganar para recortar los seis puntos que tiene con el Torremolinos, equipo que marca la línea de los salvados.

División de Honor

Regreso de la División de Honor después de veintiún días de parón por descanso de Semana Santa y exigencias de un calendario diáfano con 34 jornadas a disputarse hasta el 26 de mayo. O veinte, mejor dicho, para un Maracena que vuele hoy a su hierba natural para recibir al colista y de paso reafirmar su candidatura al ascenso, avalada por ocho puntos de ventaja sobre el Berja.

La primera plaza está a cuatro, por lo que, de ganar ante el Adra Milenaria, los de Milla no dormirán como líderes, pero si conseguirán imprimir algo de presión al Atlético de Porcuna, que verían a los azulones a un punto. Eso sí, no estarán ni Rubén Martínez ni Migue Peinado disponibles en el bando local, ya que ambos se encuentran sancionados esta jornada.

Por arrastre, si finalmente descendieran nueve equipos de Tercera, esta División de Honor se vería abocada a dejar caer a varios de sus comparecientes esta temporada. Además de los cuatro últimos, varios equipos más podrían verse en las provinciales. Por eso Céltic y Arenas saben que, pese a estar en puestos de salvación, nada tienen firmado aún. Los de Pulianas reciben a un Atlético Monachil que continúa remando, consciente de sus opciones a ocho puntos de la salvación y con quince en juego.

Mientras, los armilleros reciben al líder, el Atlético Porcuna, que, sin presión por mantener el liderato, sí llega al Municipal con la intención de llevarse los tres puntos y celebrar esta campaña lo que se escapó la anterior a estas alturas. Por último, el Cúllar Vega recibe en San Miguel al Athletic Coín, rival que todavía se ilusiona con la tercera plaza de promoción, sabiendo los rojillos que una victoria puede significar salir de la zona roja.