Atletismo

Las claves en la nutrición de los atletas granadinos de élite

La atleta Laura Bueno se somete a un examen en la clínica de Nutritrain. / PEPE MARIN

Roberto Oliver, gerente de la empresa Nutritrain Clinic, supervisa las dietas de la mayor parte de los que viven en la capital

JOSÉ I. CEJUDO

Cuando atletas como Laura Bueno o Ignacio Fontes visitan a Roberto Oliver en su clínica Nutritrain, lo primero que este hace es preguntarles cómo están. Con un tono más cercano al del amigo que al del psicólogo. Confía en ellos porque, además de respetarles, les admira. Tras el intercambio de sensaciones llega el turno de la valoración antropométrica y el 'picotazo' del plicómetro que medirá sus niveles de grasa corporales. «Estáis muy finos», les destaca. Más que nunca. Ignacio Fontes, por ejemplo, llega al 5%. De Laura Bueno, Oliver resalta que «es lo más parecido a una atleta negra que se puede ver entre las mujeres blancas». Ya saben que están finos y como motos para el Campeonato de España de este fin de semana de Antequera. Ahora quieren saber qué pueden comer estos días.

«La dieta de un súper deportista como ellos no dista mucho realmente de la de un deportista aficionado, entre comillas», resalta el nutricionista Roberto Oliver. «Aunque existen pequeñas pautas que sí varían, al final son comidas que conocemos todos como hidratos de carbono, proteínas, huevos, carne o legumbres… una dieta variada», simplifica. «Luego existen dos tipos de dietas: la del día a día y la de la semana de competición, en la que jugamos con varias cosas», deja entrever. El 'mago' no desvelará sus trucos, o al menos no todos.

«A cada atleta le va mejor una cosa, y por ejemplo con Ignacio cuando alargamos distancias usamos un hidrato de carbono rico en proteína como la quinoa para recuperar el desgaste de la prueba conforme se va alargando. Insistimos en el hidrato de carbono pero siempre en una dieta rica en aminoácidos y proteínas para tratar de mejorar el daño muscular de las competiciones», destaca Roberto Oliver. «Cada uno tiene sus pequeñas cositas, como Laura que toma más patata. Agradecen que cambiemos los ingredientes si no les gustan, les damos alternativas y no se quejan, son muy disciplinados y humildes», valora el nutricionista.

¿Qué puede tomar un deportista de élite si, por ejemplo, apenas dispone de unas horas entre semifinal y final? Roberto Oliver, que ya se ha visto en más de una situación similar, resalta alimentos como el dátil o las almendras porque «apenas tienen digestión». «En los días de competición intentamos evitar la verdura, sobre todo si compiten por la tarde, porque el exceso de fibra puede retrasar el vaciamiento gástrico y puede que lleguen a la prueba con algo del proceso digestivo en el cuerpo, y no es lo más adecuado», explica. Al terminar, el responsable de Nutritrain Clinic recomienda un hidrato de carbono simple como la fruta y una bebida hipotónica –más baja en sales que la isotónica, seguido luego en el hotel o en casa de algún hidrato de carbono complejo como el arroz, la pasta o la patata, «con algo de proteína limpita como huevo cocido, pollo o algún pescado blanco menos graso que el azul».

Roberto Oliver comenta a Laura Bueno aspectos sobre una nutrición adecuada a su entrenamiento.
Roberto Oliver comenta a Laura Bueno aspectos sobre una nutrición adecuada a su entrenamiento. / PEPE MARIN

Satisfacción y progreso

Ellos, los atletas, están encantados. Llevan más de un año confiando en Roberto Oliver y cada día atraen a más compañeros, algunos a distancia como Lucas Búa, Manuel Guijarro, David Palacios o Javier Troyano. «Me va bastante bien con ellos», reconoce Laura Bueno. «Esta semana estamos afinando la alimentación en busca de un mejor rendimiento, con un poco más de hidratos de carbono y proteínas para renovar la fuerza después de las series en las que el cuerpo se va desgastando. Tomo sobre todo pasta sin gluten, huevo y algunas verduras entre comidas, más otros que son secretos», comenta divertida. «Mis progresos están a la vista», expone.

«Nunca había cuidado la alimentación pero sabía de su importancia. Es clave para encontrar el peso ideal en nuestro deporte, me siento mejor conmigo mismo», admite Ignacio Fontes. «En los días previos suelo tomar muchos hidratos de carbono para cargar energías y luego está la fórmula secreta de Roberto, por la que me baja la carga para luego aumentarla notando un 'subidón'. Ni paso hambre ni como demasiado, es sano y me gusta», la describe. Arián Téllez, David Jiménez y Dani Rodríguez, que también se dejan aconsejar por Oliver y su equipo, les agradecen su cercanía, generosidad y flexibilidad. «Él y su equipo se dejan la vida por nosotros», resalta Téllez.

«Trabajar con ellos supone quitarnos años de vida», admite Roberto Oliver. «Es un reto y también un estrés muy grande. Me hacen partícipe y me emocionan, son como mis niños. De alguna forma es como conseguir pequeños sueños que no pude lograr por mí mismo», se sincera el nutricionista. «Ellos buscan algo difícil, que es mejorar algo que ya está bien. Sin embargo, cuando entré al mundillo me sorprendió que casi ningún atleta comía bien, tomaban mantequilla o Chocapic, yo me llevaba las manos a la cabeza. Solamente mejorando lo que pasa por nuestro organismo, el rendimiento ya progresa», asegura el responsable de Nutritrain Clinic.