Atletismo

Manuel Santiago gana el Gran Premio de Fondo por tercer año consecutivo

Manuel Santiago alza la cinta de ganador en la prueba de este año en Loja. /RAMÓN L. PÉREZ
Manuel Santiago alza la cinta de ganador en la prueba de este año en Loja. / RAMÓN L. PÉREZ

El atleta paduleño del Olimpo se hizo con el título del circuito un año más tras imponerse en la prueba del Melocotón celebrada en Guadix

José Ignacio Cejudo
JOSÉ IGNACIO CEJUDOGranada

Manuel Santiago, atleta paduleño del Olimpo, se hizo el pasado domingo con su victoria en la prueba del Melocotón de Guadix con su tercer título consecutivo en el Gran Premio de Fondo Diputación de Granada. Fue su décima carrera y su sexta victoria, tras las de Loja, Alhama, Dúrcal, Huéscar y Baza. Fue segundo en Huétor Tájar tras Cristóbal Valenzuela y en Albolote tras Abdelfattah, y obtuvo el tercer puesto en Armilla. En Salobreña, con motivo del Campeonato de Andalucía, acabó octavo, muy mermado por sus problemas de salud. «La verdad es que estoy muy contento, porque esto es muy exigente. Tienes que estar en forma todo el año para ganarlo, no es fácil. De quince pruebas te pide acabar diez. Son diez domingos al año», subraya Santiago.

El de Padul lo pasó mal, muy mal, este verano. Padeció una tiroiditis vírica que no le dejaba correr. «Alcanzaba las 160 pulsaciones. Hasta el 19 de agosto no pude volver a entrenar en serio, y con nueve carreras temí perder el circuito, pero pude llegar bien», refleja Manuel Santiago. «Conseguí mantenerme más o menos en mi nivel todo el año y por ahora nadie amenaza con quitarme el circuito. Siempre hay gente buena y muchos podrían ganarme, pero son diez pruebas y muchos no se dedican. Esto no se gana con la boca sino con las piernas», remarca.

«La clave está en la regularidad. En las primeras pruebas siempre parece que hay más rivales por el triunfo pero luego todo se aclara más porque esto es muy exigente, te obliga a prescindir de otras pruebas entre otras cosas», expone el ganador del circuito por tercer año consecutivo. «Muchas carreras son más psicológicas que de piernas porque o bien hace calor, hay cuestas o vienes de hacer alguna otra como la Media Maratón de Granada o la Padre Marcelino», ejemplifica Manuel Santiago, que ya se enfoca en la preparación de la Media Maratón de Valencia «aunque quizás haga un 10.000 de nivel como en la Carrera Internacional del Mamut».

Afinar objetivos

Manuel Santiago tiene 38 años: «Sé que cada año estoy más viejo (risas)». De cara al próximo curso se obliga a «afinar objetivos». «Si sale bien lo de Valencia tengo muchas ganas puestas en el Campeonato de España de Maratón de Sevilla. Quiero verme rápido y competitivo, acercarme a mi marca de 2h 20:47», apunta el paduleño, que en principio seguirá peleando por su cuarto Gran Premio. «Me sigo poniendo nervioso antes de las carreras, como en los exámenes de la Facultad tras veinte años corriendo. Las disfruto entre comillas, no tanto como mi cuñado que se toma una tostada media hora antes», bromea Santiago.