MotoGP

Márquez sigue buscando rival

Marc Márquez, tras una carrera del Mundial de MotoGP. /Reuters
Marc Márquez, tras una carrera del Mundial de MotoGP. / Reuters

El del Repsol Honda lidera la general con 27 puntos sobre Rossi y 38 sobre Viñales, con Lorenzo, ganador de las dos últimas carreras, a 49, misma distancia a la que está Dovizioso

BORJA GONZÁLEZAssen

«Es que no lo sé, porque si digo un nombre luego...», comentaba en Assen Marc Márquez acerca de quién cree que terminará siendo su rival por el título, una vez que se han completado siete de las diecinueve carreras del campeonato. «Dije Zarco y mira (sonríe). Por lógica, Valentino estará ahí hasta el final porque la experiencia es importante y lo gestiona todo de tal manera que los domingos saca el ciento por ciento; las dos Ducati estarán ahí, aunque estén a 49 puntos estarán ahí; van bien en agua y en seco y en todos los circuitos, tanto Dovizioso como Lorenzo. Y luego yo pondría también a Maverick, que tiene la velocidad y lo que le falta es cuadrar mejor las cosas».

Eso, entender cómo va a discurrir MotoGP, es uno de los puntos de interés del Gran Premio de Holanda, una vez que el que debía ser el principal, la definición del futuro de Dani Pedrosa, volvió a quedar en fuegos de artificio. Se esperaba que el piloto de Honda aclarase qué va a hacer a partir de 2019 en Montmeló, algo que no hizo ante una presencia masiva de periodistas, y después este jueves en Assen, algo que terminó de nuevo en noticia frustrada, aunque todo apunta a esa segunda estructura de Yamaha con Morbidelli como compañero de equipo, esto último casi confirmado por Valentino Rossi, 'padrino' de su compatriota.

«Si por lo que fuera consiguiésemos la victoria y Marc fuera segundo, todavía estaríamos a más de 40 puntos», comentó Lorenzo, que tras ganar en Mugello y Montmeló ha recuperado enteros hasta el punto de no estar descartado en la pelea por el título (está a 49 puntos). «El gran favorito sigue siendo Márquez, es el que más tranquilidad tiene que tener aunque por otro lado también tiene más presión, porque tiene más que perder que nosotros. Pero yo voy carrera a carrera. Tenemos que tener los pies en el suelo, porque sólo hemos ganado dos carreras y tenemos que ver el nivel en otros circuitos. Y Assen es una oportunidad de demostrarlo porque es un circuito con menos rectas, más curvas enlazadas», añadió el balear.

Una oportunidad para el mallorquín, y para las Yamaha, tanto la de Rossi como la de Viñales. Y es que Assen es el último escenario de una victoria de la moto japonesa, la lograda por el italiano en 2017. Diecisiete grandes premios, a uno del récord negativo en MotoGP, el que fue de la victoria de Max Biaggi en Malasia 2002 a la primera de Rossi con la marca en Sudáfrica 2004.

Fotos

Vídeos