Mundial de rugby

Repóquer de favoritos en Japón

Balón oficial del Mundial de rugby de Japón./Gabriel Bouys (AFP)
Balón oficial del Mundial de rugby de Japón. / Gabriel Bouys (AFP)

Nueva Zelanda parte como principal candidata a ganar el Mundial de rugby, aunque el título parece más abierto que en ediciones anteriores

VÍCTOR BORDAValladolid

La danza ritual llama al combate. La haka neozelandesa, esa tradición de la cultura maorí, pretende acrecentar los miedos al poderío de los 'All Blacks'. Pero esta vez, parece que hay rivales que temen menos el rugby físico y letal de la selección que ha ganado las dos últimas Copas del Mundo. Junto a los 'todo negro' hay otros cuatro candidatos a disputar el trono al vigente campeón. Tres viajan desde el Viejo Continente: Gales, Inglaterra e Irlanda. Otro proviene del hemisferio austral, Sudáfrica. Forman todas el repóquer de principales candidatas a levantar el trofeo más ansiado del planeta oval. El Mundial de Japón, la primera vez que esta competición se celebra en Asia, comienza este viernes y durará hasta el 2 de noviembre, fecha en la que se celebrará la gran final.

Nueva Zelanda busca su tercer título mundial de manera consecutiva. Ha dado la sensación de ser más asequible. Sirva de ejemplo que ha perdido el Rugby Championship, la competición de las principales selecciones del oval en el hemisferio sur, y que ha cedido su primer puesto en el ranking de World Rugby.

Mantiene un bloque de jugadores que se proclamó ganador hace cuatro años y las últimas derrotas, alguna de mucho calado ante los 'Aussies', les valieron calificativos como 'Old Blacks' (viejos negros). Pero que nadie se confíe. Sus tres mundiales dicen mucho de su hegemonía en el oval planetario.

Sobre el papel, Inglaterra es la principal candidata a poner fin al imperio de color negro y conseguir su segundo cetro mundialista. Junto a Nueva Zelanda, cuenta con el plantel con más fondo para afrontar una competición tan larga, dura y exigente como el Mundial. El técnico Eddie Jones ha formado un grupo muy competitivo. Su rugby se basa en la velocidad y en el tremendo físico de sus jugadores. Para muchos expertos, se trata del principal candidato a poner fin a la hegemonía de los neozelandeses. Ocupan la tercer posición en el ranking mundial y tendrán en su grupo, el C, a Francia y Argentina como principales rivales.

Sudáfrica ha subido hasta la cuarta plaza en el ranking mundial después de sus buenos resultados. Los 'Springboks' han añadido, a su habitual poderío físico, un juego mucho más técnico que les ha permitido hacerse con el triunfo en la pasada edición del Rugby Championship, donde se impusieron a Argentina y Australia e igualaron con los 'All Blacks'. El próximo sábado, precisamente, se estrenan con el quince neozelandés en lo que se presupone será un partidazo.

Gales es otro de los serios candidatos al triunfo final. El XV del Dragón se impuso en la última edición del Seis Naciones. Lo hizo a lo grande, acabando invicto. Su sólida y aguerrida defensa es su mejor arma. En su grupo estarán presentes selecciones como Fiyi, Australia, Georgia y Uruguay.

El último integrantes de ese repóquer de candidatos al triunfo final lo integra la selección irlandesa, combinado nacional que ocupa la primera plaza del ranking mundial tras derrotar a Gales. Un estilo de juego complicado de afrontar por selecciones a las que les gusta atacar con el balón y buscar el contacto como Nueva Zelanda. Y es que los 'All Blacks' han perdido en sus tres últimos enfrentamientos con el XV del Trébol. Si su medio melé, Conor Murray, y su sensacional apertura, Jonathan Sexton, son capaces de brindar su mejor versión, Irlanda puede dar buena cuenta de cualquier rival.

Tampoco hay que olvidarse de Australia, una selección siempre competitiva, ni de Francia y Argentina, dos equipos que se crecen en las grandes citas y que pueden dar más de una campanada.

El partido inaugural en el que pudo estar España

El Mundial de Japón arranca este viernes con la disputa del partido entre la selección anfitriona y Rusia. Se da la circunstancia de que España podía haber sido el rival del quince nipón en el choque inaugural, pero la derrota en Bruselas en un partido manipulado por un colegiado rumano que impidió el triunfo hispano y la posterior sanción al equipo nacional por la alineación indebida de los jugadores Mathieu Belie y Bastien Fuster impidió la presencia del XV del León en Japón. Rumanía, federación que estuvo detrás de la mascarada vivida en el Bélgica-España, también fue sancionada por alineación indebida. Rusia, que había acabado cuarta, acompañó finalmente a Georgia al Mundial. España se quedaba sin la que hubiera sido su segunda cita mundialista.

Temas

Rugby