Deporte Adaptado

Pedaleando, que es gerundio

Hugo, Juan Pablo y Marco escoltan a su 'profe' Carolina en la salida de la marcha./C. GUISADO
Hugo, Juan Pablo y Marco escoltan a su 'profe' Carolina en la salida de la marcha. / C. GUISADO

El proyecto de la profesora Carolina Velasco continúa dando a conocer las capacidades de las personas con autismo, con una marcha desde Granada a Moraleda de Zafayona

CÉSAR GUISADOGRANADA

Cuentan que cuando Zenón de Elea le negó la ontología del movimiento al filósofo griego Diógenes, este se levantó y marchándose le dijo: «el movimiento se demuestra andando». Que aquello pasara tal cual a día de hoy no está muy claro, pero que la sentencia haya cobrado fuerza en nuestros días sí que es cierto. Porque o caminas o te haces invisible.

Y transparentes es precisamente lo que no quieren ser las personas diagnosticadas con Trastorno del Espectro Autista. Ni ellos, ni sus familias. Carolina Velasco lo sabe muy bien, porque es 'profe' de niños y niñas diagnosticados con TEA. Así pues, hace cinco años pensó en cómo unir dos caminos: su pasión por la bicicleta de montaña y sus inquietudes como maestra. Y de ahí nació la iniciativa 'Pedaleando por Ti', que a grandes rasgos tomaba forma en sus comienzos con ella subida a una bici con un maillot azul y sus compañeros de pelotón recogiendo ayudas para la Asociación Mírame de Granada.

Poco a poco, el proyecto fue cogiendo fuerza, pero ni ella misma podía imaginar hasta dónde podía llegar. Quizá el mayor impulso llegó desde donde menos se lo esperaba. No fue una institución, ni una gran marca deportiva. El empujón más grande a 'Pedaleando por ti' se lo han dado sus alumnos. Hugo, Marco, Juan Pablo, Héctor y Hugo Burgos y, por supuesto, todos los que la acompañaron durante este Puente del Pilar en su nueva aventura. Amigos de la asociación como Antonio, Jesús, Susana, Elena, Gloria, Ana, Mario y Juanfran.

Alforjas Azules. Así bautizaron estos aventureros a su nuevo proyecto. El jueves pasado desayunaron en El Mentidero del Edificio Fórum y desde el mismo Parque Tico Medina salieron en dirección Santa Fe hasta llegar a Fuente Vaqueros, donde visitaron el museo y el centro del pueblo, con una visita cultural y educativa. El viernes partieron desde allí hasta Moraleda de Zafayona. Llegaron sobre el mediodía, terminando la ruta en una subida muy dura para estos peques, así que lo primero que había que hacer nada más llegar era preparar la comida con el hornillo, descansar y con las piernas más tranquilas realizar las actividades programadas a la tarde.

«Si tuviera que destacar algo sería el esfuerzo de cada uno de los que participaron. El viernes hicimos una ruta de Granada a Fuente Vaqueros de veinte kilómetros que hizo que los más peques acabaran reventados. El segundo día salimos desde allí hasta Moraleda de Zafayona y se portaron genial. El lunes, en clase, Marco fue capaz de contar cómo había hecho los 41 kilómetros totales sin bajarse en las cuestas. Iba sudando, muy cansado, pero decía que era capaz, y ver ese pundonor fue impresionante. Aprendimos mucho de la capacidad de superación de este niño, pero la verdad es que todos han sido unos campeones», explica la profesora.

«Creo que estas locuras merecen la pena, porque nos llenan a todos y nos hacen ver que no hay nada imposible, sólo que hay cosas que no se intentan», dice Carolina Velasco. Durante el Puente del Pilar, tan rojo y gualda por coincidir con los días de la Fiesta Nacional, los chicos de 'Pedaleando por Ti' consiguieron colocarle un lazo azul a la bandera.

«Queremos romper los falsos mitos del autismo, inculcar en los pequeños el respeto y el placer por una vida saludable y el ingrediente de que nunca queremos que falte es el de la risa y la alegría», desea, con la siguiente aventura ya rondándole en la cabeza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos