VOLEIBOL

Un paseo por las nubes

El ahorrador Fran Ruiz supera el bloqueo de Hiago Garchel y Ángel Jiménez. :: /Moisés Martínez
El ahorrador Fran Ruiz supera el bloqueo de Hiago Garchel y Ángel Jiménez. :: / Moisés Martínez

Unicaja Almería deja en stand-by la progresión de CV Melilla, al que deja sin ningún tipo de opciones en un buen partido de los de Manolo Berenguel

JUANJO AGUILER

Unicaja Almería no tuvo problemas para superar a un CV Melilla que peleó todo lo que pudo, pero que no fue suficiente para disputarle la hegemonía en el juego propuesta por los blanquiverdes. Estos, muy superiores, apenas encontraron problemas para manejar el partido en cualquiera de los tres sets, en una demostración de ir de menos a más en sus prestaciones.

Lo cierto es que los de Manolo Berenguel hicieron un partido notable y consiguieron dejar en intentos las pretensiones de un conjunto melillense que el primer partido lo ganó remontando y el segundo lo perdió, pero vendiendo cara la piel en Los Planos. Ayer, Unicaja Almería se valió de un magnífico rendimiento en ataque, con un 69% de efectividad en ataque –gran trabajo en la colocación de Rubén Lorente–, con lucimiento, sobre todo, de Javi Monfort y un espectacular Ronald Fayola, que rompió sets también con su saque para acabar con 82% de acierto en ataque y un total de 11 puntos –el que más hizo durante el partido–.

Además, Manolo Berenguel continuó con lo de repartir minutos y jugaron todos sus jugadores, salvo Víctor Viciana, que continúa su recuperación, con las 'espaldas cubiertas' por el rendimiento que está llevando a cabo su 'sustituto', el joven Rubén Lorente.

Un paseo

Comenzó bien Unicaja Almería, basando su poderío anotador en la aportación de un Jorge Almansa inmenso por punta, que consiguió los tres primeros puntos del equipo blanquiverde, permitiendo la ventaja en el marcador. Además, el buen trabajo en la red, con un bloqueo de Borja Ruiz, puso el tanteo en un claro 6-2.

Los blanquiverdes, con un gran trabajo en el saque –el opuesto venezolano Ronald Fayola puso la firma a dos directos–, se aprovisionaron de una buena ventaja ante un CV Melilla atrancado con la defensa de la que hicieron gala los de Manolo Berenguel, que incluso aumentaron la ventaja para llegar al tiempo técnico con siete de diferencia, después de dos errores consecutivos del opuesto marroquí del CV Melilla, Ouafi Hamza (12-5).

Por contra, el opuesto de Unicaja Almería, Ronald Fayola, no tuvo error, no se descentró tras esa parada y fue haciendo cada vez más amplia la herida que se reflejaba en el marcador del Moisés Ruiz, con exhibición de buen juego repartida, tanto por las puntas, por donde también apareció Javi Monfort, o por el centro, con Borja Ruiz y un Manu Parres muy seguro –acabó con un 100% de acierto en ataque–. Ni los tiempos muertos, el primero con 6-2 y el segundo en el 15-7, ni los cambios realizados le dieron la profundidad en el juego que esperaba el técnico del cuadro melillense David Sánchez Flor.

Un misil

El segundo set comenzó equilibrado hasta que Unicaja Almería comenzó a poner las cosas en su sitio, en base a un mejor juego. CV Melilla dio paso al frente, pero sin la suficiente fortaleza como para evitar la escapada del cuadro blanquiverde. Este vivía de la bondad en el saque del que hacían gala los jugadores. Uno directo de Borja Ruiz puso la ventaja en cuatro puntos para los almerienses (9-5).

Tras llegar con tres al tiempo técnico (12-9), el saque de Ronald Fayola se centró en el líbero Kefrén Bravo, lo que hizo daño a la recepción y dificultó la construcción por parte de Juan Escalona, lo que propició opciones de contraataque que las hizo punto el conjunto rojiblanco, con balones a las puntas para Ronald Fayola y Jorge Almansa, al margen de que CV Melilla jugó con mucho error, propiciado por los 'laberintos' en los que se vio metido como consecuencia del buen juego efectuado por los de Manolo Berenguel, más precisos, dando un paso al frente en sus prestaciones para poner el 19-14 en el marcador.

Reaccionó Melilla, con un parcial 3-0 en el que influyó un bloqueo de Ouafi para poner el 19-16, pero la reacción de los almerienses fue tan contundente que no dejó ni un resquicio para ver las diferencias entre los dos contendientes. El trabajo de Rubén Lorente, administrando los lugares de acceso, fue volviendo loco al bloqueo del conjunto norteafricano, fundamentado en el saque de Ronald Fayola y el provecho sacado por Borja Ruiz, Jorge Almansa y un cada vez más grande Javi Monfort que cerró el set con un saque que no pudieron devolver los melillenses.

Exhibición

En el inicio del tercer set, el error fue lo que permitió que los puntos subieran al marcador. Falló más Melilla, que permitió que Unicaja Almería mandara con solvencia sobre la pista para pronto hacerse con cuatro puntos de ventaja, los mismos con los que se llegó al tiempo técnico (12-8). En un juego en el que Manolo Berenguel empezó a dar entrada a nuevos jugadores para la causa como Fran Iribarne, Fran Ruiz, Chema Castellano o Antonio Casimiro Artés.

El manejo en el marcador lo tuvo siempre el equipo almeriense, que administró la ventaja con dos ataques consecutivos de un potente Fran Ruiz, cogiendo la forma poco a poco y haciéndose importante en esta fase de la competición. El cordobés siguió haciendo daño también con el saque. Con un punto directo (16-11) llevó al partido al tiempo muerto solicitado por David Sánchez Flor, ante la poca capacidad de Melilla para defenderse.

No encontró la fórmula porque Unicaja Almería hizo gala de su gran poderío en saque. Con Fran Iribarne, el tercer set se fue al 22-14 para el conjunto almeriense, cada vez más cerca de la ansiada victoria, en un set muy parecido al primero. Chema Castellano acercó, con un potente ataque por 2, al equipo al triunfo, firmado por un gran Fran Ruiz para, por zona 4, sentenciar la cómoda contienda para los almerienses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos