Dopaje

Levantada la suspensión a la agencia antidopaje rusa después de tres años

Yury Ganus, director de la Rusada./REUTERS
Yury Ganus, director de la Rusada. / REUTERS

La Rusada estaba suspendida desde 2015 por la AMA debido a un sistema de dopaje institucional que existía en el país desde 2011

RAFA MAÑUECOMoscú

Pese al aluvión de opiniones en contra, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) ha decidido levantar la sanción de suspensión que pesaba desde 2015 sobre la Agencia Antidopaje de Rusia (Rusada). El deporte ruso en su conjunto fue acusado de «dopaje de Estado». Este paso de acercamiento a Rusia ha sido acordado en el seno del Comité Ejecutivo de la AMA, reunido en las Islas Seychelles. Pero, como ha advertido el presidente de la agencia, el británico Craig Reedie, la Rusada tendrá que cumplir la condición de permitir el pleno acceso a la base de datos y muestras del laboratorio antidopaje de Moscú en un plazo que, según la agencia rusa TASS, no irá más allá de final de año. Todo ese material será después analizado por la AMA. Si la Rusada no se aviene a estas exigencias, será de nuevo suspendida.

Según TASS, la votación en el Comité Ejecutivo de la AMA sobre la rehabilitación de la Rusada ha arrojado un resultado de nueve votos a favor, dos en contra y una abstención. Su suspensión se produjo en noviembre de 2015, cuando Rusia fue acusada de haber organizado una trama de dopaje masivo en connivencia con la cúpula del Estado y los servicios secretos. Al año siguiente, Rusia fue suspendida también por la Federación Internacional de Atletismo. La viceprimera ministra rusa encargada de Deportes, Olga Golodets, se ha congratulado este jueves de la decisión tomada en las Islas Seychelles.

«Celebramos la decisión de la AMA. Rusia confirma su apego a los principios de un deporte limpio. En estos últimos años, se ha realizado un enorme trabajo para crear condiciones transparentes y claras» de lucha contra el dopaje, ha asegurado Golodets. Por su parte, el director general de la Rusada, Yuri Ganús, cree que esta «decisión nos permite mirar hacia el futuro con optimismo. Hemos dado un primer paso para pasar página en este penoso capítulo de la historia de nuestro glorioso deporte». «Pero hay que señalar que esto solo el principio, solo el primer paso», añadió.

Satisfacción en las autoridades rusas

El jurista deportivo ruso, Serguéi Alekséyev, asegura que «nuestros atletas podrán otra vez pasar los controles antidopaje en Rusia y competir con los símbolos nacionales». En los Juegos Olímpicos de Pyeongchang de este año, por decisión del Comité Olímpico Internacional (COI), los deportistas rusos participaron con bandera neutral y sin utilizar el himno oficial, algo que fue calificado de «humillación» por las autoridades rusas.

Sin embargo, la postura indulgente de la AMA no ha sido bien acogida por todos. El exjefe de laboratorio de Moscú, Grigori Rodchenkov, que destapó la trama de dopaje y por ello tuvo que huir del país y exiliarse en Estados Unidos, dijo el martes que levantar la suspensión a la Rusada «puede ser una catástrofe para el deporte limpio». A su juicio, Rusia «debe reconocer antes el papel del Gobierno en el escándalo», recogido en el informe del abogado Richard McLaren.

La Agencia Antidopaje de los Estados Unidos también ha criticado la laxitud de la AMA. La ampliación del informe McLaren, dado a conocer en diciembre de 2016, incidía en la responsabilidad del Estado en lo sistemático del dopaje y constataba que los servicios secretos rusos (el FSB), el Ministerio de Deportes y otras instituciones como laboratorios y la Rusada manipularon las pruebas de orina de los deportistas para ocultar positivos en la mayor trama de dopaje a gran escala conocida hasta la fecha. Fueron más de 1.000 atletas rusos de 30 disciplinas los que se beneficiaron del «dopaje de Estado» organizado entre 2011 y 2015, en especial durante los Mundiales de Atletismo de Moscú en 2013, los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y los de invierno de Sochi 2014.

Fotos

Vídeos