Hípica

Eve Jobs: «Trato de no pensar en el futuro, es un poco agobiante»

Eve Jobs, durante la Longines FEI Jumping World Cup celebrada en Gotemburgo./Liz Cregg (FEI)
Eve Jobs, durante la Longines FEI Jumping World Cup celebrada en Gotemburgo. / Liz Cregg (FEI)

La hija del famoso emprendedor informático y prometedora jinete de saltos asume su responsabilidad con la sociedad: «Quiero hacer algo que ayude a los demás»

JESÚS BALLESTEROSBarcelona

Eve Jobs no necesita presentación ni hace falta decir de quién es hija. A sus 21 años ha logrado meterse entre los mejores saltadores del circuito internacional de hípica. En la última cita de la Longines FEI Jumping World Cup celebrada en Gotermburgo alcanzó la final. Pese a su juventud, muestra una insultante madurez en sus respuestas. Aspira a ser de las mejores en la hípica, pero tiene muy claro que su responsabilidad con la sociedad es mayor. Y asume el reto con mucha elegancia.

-Pese a su edad, está compitiendo ya a un altísimo nivel, llegando a la final de Gotemburgo, ¿cómo ha sido la experiencia?

Fue muy bien. Ha sido una experiencia muy educativa y formativa para mí. He aprovechado el día a día y estoy muy feliz de haber estado allí. Estoy emocionada por haber estado en la final. Las carreras están saliendo muy bien. Creo que van siendo cada vez más técnicas, y todo ello suma. Creo que éste es el nivel más alto en este deporte. Y, por supuesto, estamos viendo carreras que lo demuestran.

-Es muy joven, pero parece que llevas compitiendo toda tu vida.

Sí, sí, totalmente. (Risas). Empecé con ponis cuando tenía 6 años y luego empecé a escalar dentro del sistema americano hasta hoy.

-Pero el mundo de los saltos ha dejado de ser ya un hobby para usted.

Sí, bueno podría decirse que lo considero como un deporte. Estoy dedicada a ello pero también tengo que asistir a clases, con lo cual no me entrego a ello a tiempo completo.

-Es cierto, usted salta profesionalmente, pero también ha retomado sus estudios para seguir formándose. ¿De dónde saca el tiempo para todo?

(Risas) Creo que es muy importante tenerlo todo planeado de antes. Hablar con tus profesores, tener una buena planificación de tus programas. De ese modo es más fácil tener claros tus objetivos y saber qué es lo que quieres hacer. Aún así, en ocasiones hay cosas que se solapan y es duro. Por supuesto que hay veces donde tengo que hacer sacrificios por ambas partes.

-Cada día sin parar, corriendo de aquí para allá.

Sí, totalmente. Y hasta me echo siestas (Risas). Creo que son parte fundamental en todo esto (Risas). En resumen, trato de ir paso a paso y no pensar mucho en el futuro porque es un poco agobiante. Día a día y así funciona todo.

-Pero, ¿es feliz en este mundo?

¡Por supuesto! Me encanta montar a caballo cada día, es algo de lo que nunca me aburro. Siempre cuento las horas para volver a montar y competir. Estoy muy feliz en este deporte.

-¿Cree que puede llegar lejos? Me refiero a ser una de las mejores.

Eso espero. Voy a trabajar en ello, por supuesto. Creo que ahora mismo simplemente estoy interiorizando este nivel de competición. No tengo el mismo nivel de experiencia que muchos de estos jinetes pero para eso estoy aquí, para aprender y mejorar.

«Quiero llegar lo más lejos posible compitiendo al máximo nivel en este deporte»

-¿Cuáles son sus objetivos?

Mi objetivo principal es estar cómoda compitiendo al máximo nivel en este deporte. Quiero llegar lo más lejos posible. Soy muy afortunada de tener un apoyo increíble tanto de mi equipo como de mi familia. Quiero intentar crecer lo máximo posible.

-¿Por qué decidió montar a caballo?

Porque amo los animales. Creo que es un deporte muy interesante y especial por la forma en la que trabajas con un animal. Siempre estás aprendiendo, es un deporte muy impredecible. Creo que el hecho de que cada día aprendas algo es lo que más me atrae y me intriga de este deporte.

Eve Jobs, durante la Longines FEI Jumping World Cup celebrada en Gotemburgo.
Eve Jobs, durante la Longines FEI Jumping World Cup celebrada en Gotemburgo. / Liz Cregg (FEI)

-¿Es amante de los caballos o también de los animales en general?

No, me encantan todos los animales. Tengo perros y dos cerdos, incluso un caballo miniatura (risas).

-¿Qué destacaría del mundo que rodea al caballo?

El mundo del caballo es muy especial porque es muy competitivo pero, al mismo tiempo, puedes hacer grandes amigos y conocer gente estupenda. Creo que el poder conocer gente de diferentes países, culturas. y que lo que te una a ellos sea el amor a los caballos, es algo único. Es muy especial.

-¿Es muy difícil combinar tu familia, amigos, estudios con las competiciones, viajes, eventos?

Es difícil, pero tampoco lo veo como un aspecto negativo. Creo que soy muy afortunada de poder hacer todas las cosas que me encantan: adoro ir a clases, adoro estar con mis amigos, adoro estar con mi familia y me encanta competir. Con lo cual, es genial ser capaz de disfrutar de todo. Por supuesto, siempre hay problemas y conlleva a trabajar muy duro y administrar mi tiempo al límite, pero merece la pena sin dudarlo.

-Mucho viaje pero poco turismo. ¿llega a conocer las ciudades donde compite?

Sí, siempre intento visitar la ciudad en la que estoy, especialmente si es un lugar en el que nunca he estado. Pero este deporte te quita mucho tiempo y te agota tanto física como mentalmente. Es muy difícil sacar tiempo para explorar pero siempre lo intento. (Risas).

«Acabo de empezar con la primera temporada de 'Juego de Tronos'»

-¿Qué suele hacer cuando no monta a caballo?

Oh, hobbies. Bueno, acabo de empezar a ver 'Juego de Tronos'. Acabo de empezar la primera temporada. La semana pasada disfruté de mi Spring Break (vacaciones de primavera) y no tenía trabajo con lo cual ahora estoy en la segunda temporada. Así que diría que si no estoy montando a caballo y tampoco tengo trabajo, estaré viendo Juego de Tronos. (Risas)

-¿Qué siente cuando monta a caballo?

Depende de dónde esté. Si monto a caballo en mi casa, me siento relajada y me lo paso genial. De hecho me divierto muchísimo cuando monto a mis caballos en casa, tenemos unas colinas geniales y es muy divertido. Pero si estoy montando a caballo en las competiciones, me siento más concentrada en los objetivos que quiero hacer.

-Muchos jinetes reconocen que la relación entre ellos y su caballo es psicológica. ¿Usted qué cree?

Creo que la relación entre jinete y caballo es lo más importante en este deporte. Tener una alianza con ellos, es decir, los caballos deben querer hacerlo e intentarlo. Entender a tu caballo es esencial.

-¿Cuántos caballos tiene?

Compitiendo ahora mismo tengo dos caballos. De hecho tengo uno que tuvo una pequeña lesión, pero ya está listo para volver a la pista y estoy muy emocionada.

-¿Cuál es su favorito?

Oh no, esta pregunta es muy difícil. No puedo. (Risas). Amo a cada uno de ellos por razones diferentes. No podría elegir.

-¿Cuáles son sus sueños?

Seguir haciendo todo lo que me apasiona y mediante esto poder crear o hacer algo bueno a este mundo. Quiero hacer algo que ayude a los demás pero también quiero perseguir lo que me apasiona. Con lo cual, creo que seguiré montando a caballo ya que adoro a los animales pero, al mismo tiempo, pienso que necesito hacer algo más en mi vida. Si me centro demasiado en los caballos tiendo a sobreanalizarlo demasiado. Me gusta tener un equilibrio en las cosas que son importantes para mí e intentaré seguir pensando así incluso después de graduarme.

«Aún intento averiguar qué quiero hacer»

-Pero ha vuelto a los estudios. ¿qué quiere hacer en un futuro?

No tengo ni idea (risas). Para serte sincera, no lo sé. Ahora mismo estoy en la escuela intentado aprender todo lo que puedo. De hecho, aún estoy intentando averiguar qué es lo que quiero hacer. Estoy interesada en mucho campos y aún no estoy segura de qué es lo que voy a elegir como carrera.

-¿Qué está estudiando ahora mismo?

Estoy estudiando Ciencia, Tecnología y Sociedad en Política, con lo cual no tengo muy claro qué dirección tomar. Tengo aún 2 años para averiguar qué hacer así que. (risas).

Temas

Hípica