Olimpismo

España, obligada a abrir la puerta a Kosovo tras la amenaza del COI

Alejandro Blanco, con Juan Antonio Samaranch a su derecha, corta la cinta de la exposición inaugurada este martes en Madrid. /EFE
Alejandro Blanco, con Juan Antonio Samaranch a su derecha, corta la cinta de la exposición inaugurada este martes en Madrid. / EFE

Samaranch está convencido de que habrá solución «muy rápidamente» y Blanco aboga «por un punto medio, como en los Juegos Mediterráneos de Tarragona»

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

España está obligada a abrir la puerta a Kosovo tras la amenaza del COI de no permitir que se celebren competiciones internacionales en el país mientras no se reconozca a los deportistas del Estado que se independizó de Serbia en 2008. Las conversaciones entre el Gobierno español y el COI ya se han iniciado para llegar a un acuerdo satisfactorio sobre Kosovo, para que los deportistas del país balcánico puedan competir en España bajo la bandera de su comité olímpico, y el vicepresidente del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samarach, está convencido de que el caso «se solucionará muy rápidamente».

«Es importante que el deporte y la política se respeten, pero bastante han pasado los deportistas de Kosovo como para que el deporte les diga que no pueden competir en España o en otro sitio», proclamó este martes Samaranch en la presentación de la Oficina de Estrategia Internacional del Deporte Español, órgano precisamente creado con el objetivo de atraer grandes competiciones.

«Se puede reconocer o no a un país, pero hay que aplicar soluciones para que los atletas puedan competir», insistió Samaranch, después de que el subdirector general del COI, Pere Miró, advirtiese de que «si el Gobierno español no está en condiciones de garantizar la presencia de Kosovo, ni los kosovares ni ningún otro deportista competirán en España hasta que ese asunto se haya resuelto». El Comité Olímpico Español (COE) aboga «por un punto medio, como el que ya se encontró en los Juegos Mediterráneos de Tarragona», donde se permitió a los deportistas kosovares entrar en España con sus pasaportes y desfilar bajo la bandera del comité olímpico de la república balcánica.

«Si se veta a los deportistas kosovares, España tendrá a todo el movimiento olímpico encima. El Comité Olímpico de Kosovo está reconocido por los Comités Olímpicos Europeos, el Comité de los Juegos Mediterráneos y el COI, y estamos intentando luchar para que esos deportistas puedan participar porque están reconocidos en todos los sitios», añadió Alejandro Blanco. Con la amenaza constante del separatismo catalán España es sin embargo uno de los grandes países europeos, junto a Rusia y Grecia, que no reconoce a Kososo, y durante el reciente Mundial de kárate en Madrid, aunque pudieron participar los deportistas kosovares, se les prohibió utilizar su bandera y su himno, además de que el nombre de su país no podía aparecer en los uniformes ni en los marcadores.

Respeto a decisiones políticas

También el Gobierno, a través de la secretaria de Estado para el Deporte, María José Rienda, recordó este martes que «en los Juegos Mediterráneos estuvo Kosovo y no hubo ningún problema» y confirmó que el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez «está trabajando ya con el Ministerio de Exteriores», con el objetivo de que los atletas kosovares puedan competir con plenos derechos, sin vetos de visados, como ocurrió antes del Mundial de kárate, entre otras cortapisas.

Antes de que Juan Antonio Samaranch y Alejandro Blanco participasen precisamente en la capital en la inauguración de la exposición 'JJ OO: Detrás de las cámaras' en la sede de los Servicios de Radiodifusión Olímpicos (OBS) y de Olympic Channel, el alto dirigente del COI y el presidente del COE dejaron por la mañana muy claras sus posturas tras las presiones a España

«Si no es bajo la bandera de su país, porque lo comprendemos (recordando las reivindicaciones independentistas de Cataluña), a lo mejor los deportistas kosovares deberían poder hacerlo bajo la bandera del comité olímpico de su país. Nosotros respetamos que cualquier país es soberano de reconocer a los países que tiene que reconocer y no tenemos ni derecho a opinar sobre ello», apuntó Samaranch, para quien «si los atletas kosovares pueden competir en España dependiendo del comité olímpico de su país no hay motivo para vetar, porque el COI no tiene ninguna potestad, ni voluntad, ni interés en influir en las decisiones políticas de un país como España».

«No podemos llevar al mundo del deporte a situaciones políticas que respetamos y aplaudimos en cualquier caso, pero que al mundo del deporte nos perjudica. Creo que lo podremos solucionar, por el bien del deporte español y la imagen de España», reconoció Blanco.

El Govern reclama «respetar la Carta Olímpica»

El Govern, a través de la consellera de la Presidencia y portavoz, Elsa Artadi, emplazó este martes al Gobierno español a «respetar la Carta Olímpica» y a resolver el reconocimiento de los deportistas de Kosovo.

La «alerta» del COI, según Artadi, «puede afectar a todas las competiciones europeas e internacionales, no sólo a unos hipotéticos Juegos Olímpicos». «Aunque por decisión política deciden no reconocer Kosovo», el Gobierno «no puede poner en peligro las competiciones deportivas que se puedan realizar en el actual territorio español», señaló.

«La anomalía es España, no Kosovo», afirmó Artadi, que destacó que España «es el único país que no ha resuelto la situación de los deportistas de Kosovo». Artadi también recordó que en los Juegos Mediterráneos disputados hace unos meses en Tarragona «se resolvió» este asunto y los deportistas kosovares «pudieron desfilar y participar con normalidad».

 

Fotos

Vídeos