Derbi provincial

El Trofeo del Olivo viaja a Linares

Jugadores del Linares corren a celebrar junto a los aficionados azulillos uno de los goles marcados ayer en La Victoria. /JUAN DE DIOS ORTIZ
Jugadores del Linares corren a celebrar junto a los aficionados azulillos uno de los goles marcados ayer en La Victoria. / JUAN DE DIOS ORTIZ

El Real Jaén destiló algo más de fútbol ante un Linares muy efectivo y que aprovechó los errores en defensa

JOSÉ ANTONIO GUTIÉRREZJAÉN

Un Real Jaén-Linares Deportivo no entiende de treguas amistosas ni trofeos veraniegos. Es un clásico con suficiente vida propia como para irradiar pasión un 8 de agosto y convertir una pachanga de fogueo en un duelo apasionante. Y los peloteros no fueron ajenos a esta rivalidad provincial. Aportaron su compromiso y estímulo para brindar un duelo intenso y fajado en ambas áreas. Con fases de buen fútbol y goles, muchos goles. La XXXVI edición del Trofeo del Olivo viaja a tierras linarenses porque los pupilos dirigidos por Juan Arsenal se mostraron más contundentes arriba y cometieron menos errores atrás. Fueron más prácticos.

2 Real Jaén CF

De la Calzada, Choco, Rentero, Ramón, Javi Pérez, Cervera, Jorge Vela, Juanma, Antonio López, Juan Carlos y Juanca. También jugaron en el segundo periodo Juskevicius, Fragoso, Manu Alemán, Higinio, Fran Hernández, Heras, Armero, Raúl García y Migue Montes.

4 Linares Deportivo

Lopito, Miguelito, Dani Espejo, Rosales, Josema, Fran Lara, Rodri, Jorge Barba, Pablo Ortiz, Iván Bazán y Pedro Beda. También jugaron Anaba, Chinchilla, Juanfran, Chendo, Iván, Pedro León, Tello, Isra y Samu.

Goles
0-1, min. 4: Jorge Barba; 1-1, min. 26: Juanma Espinosa; 2-1, min. 37: Antonio López, 2-2, min. 55: Juanfran; 2-3, min. 56: Juanfran; 2-4, min. 91: Chendo.
Árbitro
Alfredo Guzmán (Colegio jienense). Amonestó a los locales Ramón y Juanca y a los linarenses Josema y Pablo Ortiz.
Incidencias
Algo más de 2.300 espectadores en las gradas del Nuevo La Victoria, con cerca de 200 linarenses.

De un amistoso dicen los catedráticos de este deporte que se pueden extraer escasas conclusiones. Pero con los ingredientes de rivalidad y con un choque entre ambos equipos en el inicio liguero previsto para el próximo 26 de agosto el partido tenía un regusto especial.

El conjunto azulillo golpeó primero. Un error a la hora de sacar la pelota jugada desde atrás en un mal pase de Cervera buscando a Ramón, lo aprovechó el Linares Deportivo para abrir la lata a los cuatro minutos de partido por mediación de Jorge Barba, que superó a De la Calzada con un disparo al palo corto.

Es el momento de depurar esos fallos porque en el curso liguero penalizarán con puntos. Hay que dar pases, pero con sentido y para llegar a algún sitio. En este Real Jaén el estilo no se negocia, ni se pone en cuestión. Hay una filosofía definida de juego que pasa por mimar el esférico e intentar agradar al espectador. Habrá goles en sus partidos.

Llegó el minuto 8 y no faltó el imborrable recuerdo a un futbolista, Fran Carles, eterno.

El tanto afectó a la moral y el fútbol de los locales que se vieron diluidos en manos de un Linares muy serio y que mordía en cada ocasión que se le presentaba.

Juanma Espinosa está llamado a ser el director de esta orquesta. Pero ayer su batuta mágica tardó en aparecer porque no le llegaba el balón. Este Real Jaén, sin el esférico, es un rival menor, zarandeado por el Linares Deportivo en varias fases del encuentro. A los 20 minutos un centro de Jorge Barba lo cabecea al palo Josema. Primeros tímidos silbidos de una afición siempre exigente que quería su cuota de diversión.

Pero el niño enfadado porque le habían quitado su juguete dio un golpe encima de la mesa. Los locales destilaron por vez primera dosis de su estilo en el minuto 26, en una acción que inició Choco y cuyo centro raso lo culminó Espinosa. El de Arbuniel destapaba su tarro de las esencias futboleras.

Iván Bazán y Pedro Beda se asociaron a la media hora de juego con muy malas intenciones. Pudo ser el segundo tanto linarense pero el ex delantero blanco no llegó al balón.

Choco es un lateral que tiene la meta siempre en el horizonte. Subir la banda convertido en un puñal como religión. Y en el 37 se fusionó con Juanca para poner un centro medido a la testa de Antonio López. Su segunda asistencia. El delantero granadino no marró y alojó el esférico en la red. Los silbidos se transformaban en música celestial en la parroquia local. La fuerza del gol.

De la Calzada sacó a relucir su 'ángel' bajo palos al adivinar un intento de vaselina del brasileño Pedro Beda. Y a renglón seguido era Lopito el que evitaba el tercero ante Jorge Vela. El duelo, desprovisto de su rigor táctico inicial, se desmelenaba en la recta final del primer round.

Con nuevos protagonistas, casi todos en las filas locales, y cinco en las azulillas, arrancó el segundo tiempo. Y los locales acusaron el relevo masivo que se tradujo en una falta de intensidad. En el 55 Juanfran aprovechó un nuevo error defensivo para igualar el duelo. Y a renglón seguido se calcó el fallo atrás para que Juanfran remontara ganando el mano a mano a Ernestas.

Los dos mazazos no evitaron que el Real Jaén siguiera llevando la iniciativa. No se tomaron ni un respiro en su intento de dejar el Olivo en casa. Los de la capital jienense corrieron y lo dieron todo como si no estuviéramos a principios del mes de agosto. Como si no hubiera mañana sometieron a los azulillos a un acoso que no tuvo premio.

En la recta final del partido Crespo volvió a dar entrada al goleador Antonio López por Juanca. Y Lopito, justo antes de marcharse, evitó el tanto del empate en una acción en la que repelió el disparo desde la frontal de Fran Hernández y el posterior de Antonio López.

En el minuto 90 se rindió un homenaje al periodista de Onda Jaén RTV Manolo García que se está recuperando de un problema de salud.

Sentencia

Chendo redondeó el buen trabajo visitante con el cuarto tanto, ya en el descuento, culminando una contra de manual.

El Real Jaén de Germán Crespo está demostrando pegada y oficio, con algunas sombras. Pero todavía le falta para poder disfrutar con un grupo coordinado con la belleza plástica de un ballet. También tendrá que seguir mejorando el tapete verde. Y el Linares demostró ayer que es un serio candidato a disputar a los blancos la primera plaza.

Ambas entidades tienen en el horizonte un objetivo mucho más ambicioso: encontrar, sin más demora, la salida del túnel de Tercera División. Dentro de 18 días volverán a medirse, en el mismo escenario, pero con tres puntos en juego.

Fotos

Vídeos