CD Torreperogil

El CD Torreperogil cierra heridas en el Abdón Martínez venciendo al Vélez

Once inicial del conjunto dirigido por Antonio Torres en el partido de ayer./CD TORREPEROGIL
Once inicial del conjunto dirigido por Antonio Torres en el partido de ayer. / CD TORREPEROGIL

El cancerbero Pozo aborta la reacción malagueña y hace buenos los goles de Sabaca y Virgilio, uno en cada tiempo

DIEGO J. GONZÁLEZTORREPEROGIL

Lo de Alhaurín el Grande fue un accidente. El Sporting suma y sigue en el Abdón, su fortín, donde suele ser superior a sus adversarios. Este jueves volvió a evidenciarlo y a lograr tres nuevos puntos que lo distancian más de la zona de peligro.

Con el doloroso set encajado en Alhaurín el Grande cuatro días atrás muy fresco en el ambiente, el Sporting arrancó mordiendo el encuentro, ávido de ahuyentar posibles fantasmas y demostrar en su feudo el verdadero status que posee en este Grupo IX.

Como principal novedad, Torres alineó a Pozo bajo palos, en un equipo que repetía tridente ofensivo con Pocho, Montes y Virgilio, con el búfalo Ángel en el banquillo. El Vélez, por contra, llegaba a tierras torreñas con las bajas del central sancionado Goffin y, sobre todo, de su hombre franquicia, el lesionado veterano ariete Emilio Guerra.

Que el Sporting comenzara el choque llevando la batuta del mismo no era de extrañar: es la tónica habitual en el Abdón, exceptuando el duelo contra el Real Jaén. Así fue como el local Sabaca, al cuarto de hora, adelantó a los suyos con una soberbia volea desde fuera del área que alojó en la escuadra del cancerbero Cuenca.

No se conformaron los rojillos con preservar el resultado desde entonces, otra de las señas de identidad de los de Torres. Mantuvieron el dominio territorial, presionando arriba la salida de balón veleña. Los blancos tocaban bien el esférico pero se veían superados por la intensidad local. Montes pudo ampliar distancias tras una jugada por banda, pero con el 1-0 finalizaría el primer acto.

Aún no se habían acomodado los más rezagados tras el descanso en sus asientos cuando un contragolpe lanzado por Borja fue aprovechado por Pocho para centrar desde su banda y habilitar a Virgilio, quien ante la salida de Cuenca lo batió con disparo cruzado para establecer el 2-0 en el marcador.

Reacción veleña

La felicidad parecía ser completa en el Abdón, con un amplio resultado y un Sporting muy superior. Sin embargo, el Vélez reaccionó. El camerunés Ebwelle ingresó en el césped y su velocidad fue un quebradero de cabeza para los de Torres. De hecho, a los cinco minutos de pisar el terreno de juego pudo acortar distancias en un mano a mano que Pozo abortó magistralmente.

Los de la Axarquía se vinieron arriba y fruto de su dominio lograron reducir distancias con un zurdazo del veterano Vergara. Restaba un último cuarto de hora de nervios en el Abdón, con un Vélez in crescendo ante un Sporting con la gasolina justa. Y se pasó mal.

El cancerbero Pozo volvió a vestirse de superhéroe cuando rozando el 90' de juego repelió un remate a quemarropa. El descuento se antojó eterno para la parroquia torreña y tras mucho sufrimiento, el pitido final sonó a descanso y gloria. El Sporting suma y sigue en el Abdón.

Temas

Fútbol
 

Fotos

Vídeos