Fútbol

El Torredonjimeno destapa su magia

Celebración en el vestuario de la UD Ciudad de Torredonjimeno tras su victoria ante el CP Almería./UDC TORREDONJIMENO
Celebración en el vestuario de la UD Ciudad de Torredonjimeno tras su victoria ante el CP Almería. / UDC TORREDONJIMENO

El bloque tosiriano golea a un CP Almería valiente al que le penalizaron los errores defensivos cometidos en el primer round

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

El conjunto dirigido por Manuel Chumilla destapó ayer el tarro de sus esencias futbolísticas. El Torredonjimeno se impuso con claridad (4-1) a un CP Almería, recién ascendido a la categoría, que tuvo la osadía de dibujar un planteamiento valiente y vertical al que le sobró bisoñez.

Los visitantes salieron con descaro y vocación ofensiva. Disfrutaron de la primera ocasión en una falta directa de Rubén que se perdió rozando el palo. Pero acusaron el golpe que supuso el tanto de Adri, minuto 8, al transformar una pena máxima. Dani Garzón, aunque protestó alegando que tenía las manos pegadas al cuerpo, desvió un centro de Joselillo y el colegiado no dudó. Adri celebró el tanto abrazándose con el que fuera la pasada temporada compañero y ahora en las filas del Real Jaén, Juan Carlos, que no quiso perderse el duelo al tener el conjunto blanco su encuentro aplazado por no poder viajar a Melilla.

Los pupilos dirigidos por Jorge Garcés se tambaleaban sobre el césped natural del Matías Prats. Y a los pocos minutos el colegiado granadino anulaba un tanto a Joselillo por fuera de juego. Los tosirianos estaban destilando gotas de su mejor fútbol, el mismo que les llevó la pasada campaña a ser el equipo revelación del Grupo IX. El dos a cero, obra de Javi Quesada, fue un buen ejemplo. En el minuto 17 culminó una jugada para mostrar en las escuelas de fútbol de los jóvenes aprendices de peloteros con clase. Fútbol en estado puro.

El Almería tenía una brecha de agua en su zaga y el Torredonjimeno siguió hurgando en la herida. A los 24 minutos Javi Quesada manda el esférico al larguero en el lanzamiento de una falta y el rechazo lo aloja en la red Montiel.

Al Torredonjimeno las tostadas de Murphy no le caían ayer por el lado de la mantequilla. José Enrique se plantó libre de marca en los dominios de Juanma Olivares, pero el cancerbero rojiblanco le ganó la mano. Incluso el rechazo, que le cayó a un compañero, lo acabó sacando la defensa local desde la misma línea de gol. Cuando no puede ser no se puede y además es imposible.

El encuentro fue perdiendo algo de ritmo e intensidad y al descanso se llegó con una expulsión de Rubén por agredir a Lara, que tuvo que ser atendido por una brecha. Al Torredonjimeno le costó imprimir una marcha más en el segundo round. Le faltó velocidad en su juego para aprovechar los huecos que dejaba su rival, en inferioridad numérica. Destacar el tremendo derroche físico de los jóvenes jugadores almerienses que, con el marcador adverso, siguieron ofreciendo batalla.

Gol de Chaquetas

Pero los tosirianos estaban madurando un nuevo golpe mortal. Chaquetas firmó el cuarto, desde fuera del área, en el minuto 65 con un derechazo, después de asociarse con Montiel y dejar dos recortes que levantaron de sus asientos a los aficionados.

El CP Almería no merecía irse del municipal tosiriano de vacío. Y en el minuto 67 José Enrique, que lo había intentado con mucha fe durante todo el partido, lograba acortas distancias en el luminoso. De ahí hasta el final el marcador no se movió. Ambos equipos ofrecieron un espectáculo vistoso, alejado del rigor táctico que suele estilarse en esta categoría.

El Torredonjimeno termina la segunda jornada como el conjunto más goleador del Grupo IX con cinco dianas y la próxima jornada rinde visita al CF Motril.

Los almerienses, por su parte, recibirán en su estadio a un Atlético Mancha Real que lidera la tabla clasificatoria con seis puntos.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos