Ciclismo

Torredonjimeno, ciudad de ciclismo

Público asistente a la llegada./César Carcelén
Público asistente a la llegada. / César Carcelén

Sin duda, este deporte ha logrado formar un cóctel que da forma a un espectáculo que, difícilmente se puede ver en otros lugares

JOSÉ A. GUTIÉRREZ

El ciclismo despide adrenalina por las piernas de los esforzados de la ruta y también por los poros de los aficionados que disfrutan con sus gestas. Y ayer en Torredonjimeno pudieron vivir un apasionante sprint, en el que no se decidió el ganador de la segunda etapa de la Vuelta Ciclista a Andalucía hasta la última pedalada.

Torredonjimeno es una localidad vinculada al ciclismo. Presume cada año de celebrar la clásica fiesta del ciclismo provincial, una cita en la que se pueden contemplar las evoluciones de los jóvenes aprendices de ciclistas con clase que vienen a la localidad tosiriana a participar en la única cita de su categoría en Andalucía y que les sirve para dar el salto al mundo profesional.

Además, la localidad cuenta con un club señero, el Club Ciclista Tosiria, una entidad que puede presumir, con orgullo, de ser el club con más socios de toda Andalucía, con un papel protagonista de la sección femenina.

Y no podía faltar la referencia al mejor ciclista jienense del momento, un Javi Moreno que desde hace unos años se ha afincado en Torredonjimeno.

Por todo esto, en sus calles se respira ciclismo en cada esquina. Una fiesta que trasciende del ámbito deportivo y que se convierte en un acontecimiento social con repercusiones positivas en lo referente a la promoción turística y a los beneficios económicos que supone para el sector hostelero, de restauración y de servicios acoger una cita de este calibre.

Las conversaciones giraban alrededor de las dos ruedas. «Es increíble que los chavales puedan ver tan cerca a las grandes figuras del ciclismo profesional. Les hace mucha ilusión y, en ese sentido, es bueno para nuestro ciclismo que una etapa pase por nuestras carreteras», comentaba un padre rodeado de pequeños vestidos con uniformes de ciclistas profesionales y equipados con su casco. Otro progenitor le replicaba: «La Vuelta a Andalucía es buena para nosotros porque la gente se interesa más por nuestro deporte».

Porque tras las vallas que delimitaban la zona de meta había mucho aspirante a ciclista con su bicicleta. Casi todos consiguieron el preciado objeto de deseo, los botes que portan sus héroes e incluso pudieron inmortalizar el momento junto a ellos. Cercanía y naturalidad.

Sin duda, este deporte ha logrado formar un cóctel que da forma a un espectáculo que, difícilmente se puede ver en otros lugares.

En este caso la Vuelta a Andalucía hizo de telonera de lujo de la próxima edición de la Clásica Ciclista Ciudad de Torredonjimeno que cumplirá su XXXV edición y volverá a ser puntuable para la Copa de España de Ciclismo en las categorías élite y sub 23.