Más deportes

La tercera Copa Subdelegada consecutiva lleva la alegría al CD Navas

Los jugadores del Navas celebran su tercera Copa./J. A. G. M.
Los jugadores del Navas celebran su tercera Copa. / J. A. G. M.

El cancerbero Valero, de 44 años, detuvo el lanzamiento final en la tanda de penaltis que dio el triunfo a los suyos

JOSÉ A. GARCÍA-MÁRQUEZNavas de San Juan

No por repetida la historia pierde intensidad. El CD Navas conquistó el pasado domingo en el estadio Ramón Díaz López, de Mengíbar, la LXXIII edición de la Copa Subdelegada de Gobierno de Jaén. Se trata de la tercera Copa consecutiva que entra en las vitrinas de un equipo que ha tenido que sufrir para mantener la categoría en División de Honor Andaluza. Finalmente los objetivos se han cumplido y el CD Navas firma otra página brillante en la historia del club, gran mérito para un pueblo que apenas supera los 5.000 habitantes.

Si hace un par de años las calles de Navas de San Juan se desbordaron de júbilo por la conquista de la 'Primera' y la temporada anterior el pueblo volvió a inundarse de alegría con la llegada de la 'Segunda', ahora, doce meses después, los aficionados se frotan los ojos porque ha caído la 'Tercera'. Una narración consecutiva de éxitos que en la competición futbolística más popular de la provincia sólo tenía por precedente el trío de copas ganadas por el CD Vilches en las temporadas 85, 86 y 87.

No le fue fácil al Navas doblegar al Baeza CF, más bien todo lo contrario. Ante el millar de aficionados que contemplaron el partido, el equipo de La Loma que dirige Gabi Cañete empezó dominando y muy pronto se adelantó en el marcador con un tanto de su hombre gol Jacob. Los de Ángel Gálvez buscaron con ahínco el empate y lo lograron por medio de un gran disparo de Chus.

A partir de ahí el equipo condatense se convirtió en claro dominador, pero tuvo que esperar a la tanda de penaltis para imponer su jerarquía. En ese cara o cruz desde los once metros resultó clave en los amarillos el veteranísimo meta Valero, 44 años, que detuvo el lanzamiento final que dio el triunfo a los suyos.

Celebración

Los futbolistas del Navas alzaron la Copa de campeón sobre el magnífico césped sintético del Mengíbar, acompañados por los directivos, el alcalde en funciones Joaquín Requena, buena parte de los 400 aficionados que se desplazaron y por los futbolistas del Baeza, gran rival, equipo deportivo que volvía a un final de la Copa Subdelegada tras la que jugó la temporada 1988-89 en la que también perdió ante el UD Cazorla.

La expedición navera regresó a la localidad condatense bien entrada la noche para unirse con los aficionados que esperaban a los futbolistas y brindar por la victoria. En los próximos días alcalde y directivos se reunirán para organizar un acto de homenaje, que posiblemente llegará durante la verbena del primer día de la feria de San Juan que empezará en poco más de una semana.