FÚTBOL SALA

El sueño sin fin del Jaén FS

La ambición de avanzar hacia la portería contraria fue una constante en el partido./PEDRO JESÚS CHAVES
La ambición de avanzar hacia la portería contraria fue una constante en el partido. / PEDRO JESÚS CHAVES

El Paraíso Interior está en semifinales del play off para el título de liga tras vencer en el tercer partido al Osasuna

JOSÉ A. GUTIÉRREZ JAÉN

A este equipo le va la épica y la marcha también. Nunca había estado el Jaén FS en una semifinales por el título liguero. Y en la mejor temporada de su historia, con segundo título de Copa de España, subcampeón de Copa del Rey y registro histórico de puntuación en la competición doméstica, los amarillos se medirán al Movistar Inter. Porque este sueño no ha acabado todavía.

2 Jaén Paraíso Interior FS

Dídac, Boys, Alan Brandi, Mauricio y Carlitos. También jugaron Chino, Dani Martín, Giasson, Burrito, Campoy y Bingyoba..

1 Osasuna Magna

Asier, Araça, Eseverri, Rafa Usín y Rafa Usín. También jugaron Bynho, Eric Martel, Arévalo y Alvarito..

Goles
11-0, min. 6: Mauricio; 1-1, min. 18: Araça; 2-1, min. 40: Carlitos. .
Árbitros
Alonso Montesinos y Santander Falmarique. Amonestaron a Imanol, Bingyoba, Alan Brandi, Chino y Mauricio. Expulsaron al delegado del Jaén FS, Jesús Chanivet. Por parte visitante fue amonestado Usín.
Incidencias
Lleno en el pabellón de La Salobreja para asistir al tercer partido de los cuartos de final por el título liguero.

Habrá que empezar a cuantificar cuando lo que ya es cotidiano, por la fuerza del buen trabajo, deja de ser considerado como algo extraordinario. Y ahí hay que poner el foco de atención en el arquitecto de este paraíso jienense, su técnico Dani Rodríguez. También habrá algún día que tasar la cantidad de vida que se están dejando los integrantes de la marea amarilla con los finales agónicos a los que les está acostumbrando este equipo para firmar sus gestas. Las suturas de la Copa de España eran aún frescas. El de ayer era un partido sin red. Ganar o coger las vacaciones.

Los navarros recuperaban a uno de sus referentes, el internacional Rafa Usín, una vez cumplida su sanción, pero perdían a Álex Llamas por una contractura en el abductor sufrida el pasado miércoles. Y en las filas jienenses Chino entró en la convocatoria. El técnico Dani Rodríguez cumplía su segundo partido de sanción.

Ya la temporada pasada los verdes doblegaron a los amarillos en el tercer duelo de cuartos de final disputado en La Salobreja. Pero la historia está para cambiarla.

El Osasuna Magna Navarra es el mejor equipo en el rol de visitante del campeonato liguero. Solo perdió un partido y fue precisamente en el vetusto pabellón jienense.

Recibimiento

El todo o nada empezó con una lluvia de papel para recibir a ambas escuadras. Lleno en La Salobreja, era difícil no pensar cómo sería todo esto en el futuro Olivo Arena.

El duelo arrancó con la igualdad que caracteriza a estos bloques en sus enfrentamientos. Rigor táctico y pocas alegrías ofensivas. El pase a semifinales se iba a decidir por detalles. A los cuatro minutos apareció Chino en el partido. Forzó para no perderse el partido más importante.

Mauricio firmó el primero a los cinco minutos con la testa. Pero la acción hay que apuntársela al salmantino Dani Martín que destiló su clase en un caño magistral en el segundo balón que tocaba. Curiosamente en los dos enfrentamientos anteriores el que había empezado golpeando primero acabó perdiendo.

El tanto no alteró el guión inicial de un Xota que seguía apostando por un partido de largo recorrido. Un ritmo lento y pausado buscando su oportunidad. Cuatro faltas habían cometido los navarros a falta de ocho para el descanso.

La conexión de Burrito con Carlitos estuvo cerca de acabar en el segundo tanto amarillo. El encuentro dejaba pocas ocasiones de peligro pero sí detalles en los que poner la atención. Y uno de ellos está en la clase y elegancia a la hora de resolver las acciones de juego por parte del campeón del Mundo, el argentino Alan Brandi. Un lujo que se disfruta en el paraíso jienense. Sumado a un Boyis imperial e infranqueable en tareas defensivas.

Escaso peligro

La velocidad de Dani Martín volvió a poner a prueba a Asier. Y Dídac estaba resolviendo el escaso peligro que llegaba a su portería. Nakata lo intentó pero se encontró con un muro. Brandi logró que los visitantes entraran en el bonus fatídico de faltas con 3.16 para forzar un doble penalti, pero no hubo fortuna. Los errores penalizan y por ahí encontró el Magna su posibilidad de igualar el partido. Una pérdida en ataque de Burrito la alojó Araça en la red.

Y así se llegó al descanso. Todo por decidir en 20 minutos.

Los lagartos afilaron sus garras desde la reanudación. Alan contactó con Mauricio que picó el esférico ante la salida de Asier, pero en boca de gol el argentino no logró ganar la pelea por la bola.

Los de Dani Rodríguez acumulaban tres faltas en cinco minutos y la afición jienense empezaba a desesperarse con la fórmula de repartir justicia de los colegiados. La tensión se respiraba en la cancha por lo mucho que había en juego y los errores y las imprecisiones estaban cobrando cada vez mayor protagonismo. Dídac Plana, en una acción muy parecida a la del tanto del empate, se lució para evitar el segundo navarro.

La apuesta de Osasuna Magna Navarra seguía siendo no arriesgar y esperar el error del rival. En ningún momento propusieron algo que no fuera estar bien armados atrás.

La marea amarilla, consciente de que se entraba en la fase decisiva, arropaba a los suyos.

Pero el balón parecía incrementar su peso. Boyis intentó desequilibrar la balanza con uno de sus zapatazos lejanos. La Salobreja se puso en pie para cantar lo que parecía un gol, pero el balón había golpeado el lateral de la red. Un espejismo cruel.

La afición empezaba a mascullar un atraco con la cuarta falta de Alan Brandi. El argentino había recibido dos faltas previamente que los colegiados no quisieron señalar.

El partido entraba en sus últimos cinco minutos con un lanzamiento de Eseverri, cargado de suspense, que se paseó por la portería de Dídac.

Para colmo de males en una misma acción, en la que pasó de todo, los colegiados señalaron dos faltas, lo que acabó en un doble penalti. Dídac paró con el rostro el disparo de Rafa Usín. Y en la contra Bingyoba fue placado y derribado al suelo sin que a los colegiados pareciera importarles.

Respondió el Jaén FS con una oportunidad que salvó, pleno de reflejos, Asier. Los lagartos habían sobrevivido, por ahora, al intento de exterminio colegial.

La eliminatoria encaraba sus dos últimos minutos y algún aficionado preguntaba en voz alta si había cerca algún desfibrilador. Burrito estrelló las esperanzas locales en el palo. Y en la siguiente acción fue Bynho el que la mandó al larguero de la portería local.

En el último minuto se igualaron las faltas, cinco para cada bloque. Y Campoy se fabricó una cuando solo quedaban dos segundos. La cometió Eseverri, triste acción para su último partido. El gaditano Carlitos asumió la responsabilidad. ¿Alguien podía imaginar un final más emocionante? Y el especialista del Jaén FS puso el balón en la escuadra, allí donde es imposible para los porteros.

Imanol Arregui pidió un tiempo muerto. Rugía la Salobreja y Martel salía como quinto jugador. Pero no hubo milagro verde y el Jaén FS jugará, por primera vez en su historia, las semifinales por el título de la LNFS.

 

Fotos

Vídeos