Fútbol provincial

El Sporting se abona al empate en el Abdón

Alineación ayer del CD Torreperogil en su partido ante la UD San Pedro./CD TORREPEROGIL
Alineación ayer del CD Torreperogil en su partido ante la UD San Pedro. / CD TORREPEROGIL

Los pupilos dirigidos por Antonio Torres firmaron tablas ante una UD San Pedro llamada a pelear por la permanencia en el Grupo IX. Tercera igualada para los torreños como locales en lo que va de campaña

DIEGO J. GONZÁLEZTORREPEROGIL

Nuevo empate del CD Torreperogil en su feudo y ante un nuevo rival directo. Este domingo no se pasó del resultado gafas frente a la UD San Pedro, en lo que constituyó el tercer reparto de puntos (en cinco choques como anfitriones hasta la fecha) contra un conjunto llamado a luchar por la permanencia.

Volvía el Sporting al Abdón Martínez tras la doble jornada del fin de semana pasado, en la que sólo obtuvo uno de los seis puntos en liza y para más inri encajó una estrepitosa goleada en Antequera tras sufrir en sus carnes los dislates del calendario, disputando dos encuentros en cuarenta y ocho horas.

Torres volvía a sentarse en el banquillo torreño y a guiar a ras de césped a los rojos («tú nos enseñarás el camino», reza la pancarta en la grada situada tras él) en un nuevo combate frente a un rival directo por la salvación como la UD San Pedro. Devolvió la titularidad a Ángel en el ataque, dejando en la reserva al tocado Virgilio, y reunió de nuevo en el once titular a la dupla de jugones jaenera: Borja y David Romero.

Una auténtica demostración de intereses esto último, pues fue el CD Torreperogil quien comenzó el choque adueñándose del esférico, como suele ser habitual cuando juega de local. Juan Carlos Camacho, entrenador costasoleño, decía en la previa que su escuadra «debería de contrarrestar las acciones a balón parado, lo chico que era el campo y el ambiente». No le faltaba razón al preparador malagueño en sus afirmaciones, pues la fuerza del Abdón, pese a haber perdido recientemente la condición de invicto, es innegable, con una afición que se desvive por el sueño de lograr mantenerse en categoría nacional; mas el Sporting es mucho más que un bloque sólido y rocoso: sabe circular el balón, triangular, generar fútbol en definitiva.

No obstante, la posesión del balón y el dominio territorial no iban a traducirse esta vez en acercamientos peligrosos al área defendida por el cancerbero Joki. Sólo a balón parado (otra de las armas fundamentales en el esquema torreño, como bien advertía Camacho) pudo desnivelarse la balanza, luego de un cabezazo junto al palo de Ángel a la salida de un córner.

Pocho, voluntarioso como siempre por banda, probó suerte con un chut que salió por alto: ahí pararían de contarse las opciones rojas en el primer acto. La UD San Pedro ni mucho menos se mostraba ambiciosa y parecía contentarse con la igualada, que suele ser bienvenida si eres visitante y te enfrentas a un rival directo, máxime si lo haces hallado en la zona baja de la tabla. Sin embargo, Ayman dispuso de la mejor ocasión para romper el cerocerismo merced a un desajuste en la zaga local tras la que, para fortuna de los de Torres, el ariete visitante no logró superar a Pozo.

Máxima igualdad

El guión del duelo no varió ni un ápice al regreso desde vestuarios. Continuaban los rojos más ambiciosos, con David Romero moviéndose a lo ancho de la mediapunta buscando algún resquicio para desarbolar a la expeditiva zaga sampedreña. Los perogilenses lo intentaban también con saques de banda de Padilla y con subidas de Bauti por banda, pero flotaba en el ambiente la sensación de que sería muy complicado profanar el arco visitante.

Por contra, los hombres de Camacho se movían como pez en el agua con un 0-0 que se agrandaba con el paso de los minutos. No le hacían ascos al correr de las manecillas del reloj, preservando un marcador inicial que parecían dar por bueno desde que cogieron el autobús, desafiando a las devastadoras lluvias que tristemente han asolado la provincia de Málaga para arribar en Torreperogil.

El renqueante Virgilio, Montes y Sergy habían ingresado en el verde y Torres y la grada insuflaban ánimos a los suyos en pos de un gol postrero que supiera a gloria y rompiera una mala racha en el Municipal perogilense. Y pudo llegar, cuando en los estertores del choque, con un Sporting volcado hacia el tanto del triunfo, una acción embarullada con un rechace de un defensor sampedreño se chocara con el palo del arco de Joki.

A diferencia con otros desenlaces recientes, no llegaría un póstumo gol salvador o fulminante. Esta vez no, esta vez el empate inicial sería el empate final. Un empate que vuelve a saber a poco a la parroquia torreña, que ve cómo pueden estar volando demasiados puntos de su estadio. Puntos que se espera no tener que echar de menos a final de temporada.

El Torreperogil se sitúa con 10 puntos, uno más que la UD San Pedro, quien marca los puestos de descenso. La próxima jornada los de Torres visitarán Loja, para a continuación someterse ya en noviembre al 'Tourmalet jienense' en sólo tres días: Real Jaén y Linares Deportivo.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos